Skip to Content

Enfermedad De Corazón Congénita En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la enfermedad de corazón congénita?

La enfermedad de corazón congénita es un término usado para describir defectos en la estructura del corazón. También podría ser llamado defecto cardíaco congénito. Congénito significa que su niño nació con el defecto cardíaco. El defecto puede afectar las válvulas, las paredes o los vasos sanguíneos del corazón. Es posible que su hijo tenga un agujero en una parte del corazón o un estrechamiento de las arterias conectadas al corazón. Es posible que la sangre no pueda fluir hacia o a través del corazón de su hijo correctamente. Es posible que el defecto sea leve o severo.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la cardiopatía congénita?

Es posible que su hijo no tenga signos o síntomas por algunos años. Es posible que nunca tenga signos o síntomas. Su hijo podría tener cualquiera de los siguientes:

  • Presión arterial alta
  • Dificultad para respirar, hiperventilación (respiración demasiado rápida)
  • Dolor de pecho o sudoración
  • Piel o uñas azules que empeora cuando el niño llora
  • Irritabilidad, dificultad para comer o falta de apetito
  • Crecimiento lento o tamaño pequeño y bajo de peso
  • Falta de aliento, especialmente después de moverse rápidamente
  • Fatiga o desmayos

¿Qué aumenta el riesgo de que mi hijo tenga enfermedad de corazón congénita?

  • Una condición como el síndrome de Down
  • Infección por rubéola en la madre durante el embarazo
  • Una afección como lupus o diabetes tipo 1 o tipo 2 en la madre
  • Ciertos medicamentos que la madre haya tomado durante el embarazo
  • Uso de alcohol por parte de la madre durante el embarazo

¿Cómo se diagnostica la cardiopatía congénita?

Es posible que un defecto cardíaco congénito sea encontrado antes de que el bebé nazca. El médico de su niño lo examinará y escuchará los latidos de su corazón y respiración. Infórmele acerca de los signos o síntomas si su niño es mayor. Infórmele al médico si su niño ha tenido los signos o síntomas antes y por cuanto tiempo han durado. Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Los análisis de sangre miden la cantidad de oxígeno en la sangre del niño. Un defecto cardíaco puede reducir el nivel de oxígeno en la sangre del niño.
  • Radiografía, tomografía computarizada (TAC) o imagen por resonancia magnética (RM) podría mostrar el tamaño y la forma del corazón de su niño. Su niño podría recibir un líquido de contraste para ayudar a que el corazón se visualice mejor en las imágenes. Informe al médico si su hijo alguna vez ha tenido una reacción alérgica al medio de contraste. No permita que su hijo entre a la sala de la resonancia magnética con ningún objeto de metal. El metal puede causar daños graves. Informe al médico si su hijo tiene cualquier metal en o sobre su cuerpo.
  • Una prueba de ultrasonido Doppler utiliza ondas sonoras para medir el flujo sanguíneo a través de las venas y arterias de su hijo.
  • Un electrocardiograma registra el ritmo cardíaco de su hijo y qué tan rápido late su corazón. Se usa para detectar el agrandamiento del corazón y el ritmo cardíaco anormal.
  • Un ecocardiograma es un tipo de ultrasonido. Se usan ondas sonoras para mostrar la estructura y funcionamiento del corazón de su niño.
  • Un monitor Holter también se llama monitor portátil de electrocardiografía (ECG). Muestra la actividad eléctrica del corazón de su hijo mientras realiza sus actividades habituales. El monitor es un aparato pequeño operado por baterías que su niño usa. Este aparato mostrará la velocidad con la que el corazón del niño palpita y si palpita con un patrón regular.
    Monitor Holter
  • Una prueba de esfuerzo ayuda a que su médico vea la eficacia con la que el corazón de su niño funciona cuando está bajo condiciones de estrés. Es posible que le examinen la función del corazón mientras camina en una cinta sin fin o mientras monta una bicicleta estática. Es posible que en cambio se usen medicamentos para poner el corazón de su niño bajo condiciones de estrés.
  • Cateterismo cardíaco es usada para mostrar los vasos sanguíneos en el corazón de su niño. Se coloca un catéter en el corazón del niño por medio de un vaso sanguíneo en su brazo, pierna o cuello. Un medio de contraste es inyectado dentro de una arteria. Entonces se toman radiografías del flujo sanguíneo del niño. Informe al médico si su hijo alguna vez ha tenido una reacción alérgica al medio de contraste.

¿Cómo se trata la cardiopatía congénita?

Es posible que el defecto en el corazón de su niño no necesite ser tratado. Es posible que sea necesario tratar el defecto si es severo o si es un tipo de defecto que no desaparezca sin tratamiento. La edad y salud general de su niño también ayudará a los médicos a decidir si el defecto debería ser tratado. Es posible que no cause problemas de salud a medida que el niño crezca.

  • Los medicamentos podrían ser usados para ayudar a que el corazón de su niño palpite de manera más regular. Es posible que su niño necesite tomar medicamentos para el corazón durante varios años. También es posible que necesite medicamento para eliminar el exceso de líquido del cuerpo. Su hijo podría orinar más mientras esté tomando este medicamento.
  • Un procedimiento con catéter podría ser usado para reparar un defecto. Un catéter es un tubo largo y delgado. El médico de su niño moverá el catéter a través de una vena o arteria hasta que esté cerca al defecto. Es posible que coloque un parche o un tapón en un agujero en el corazón de su niño. Para ensanchar un área estrecha, se puede inflar un pequeño dispositivo con un globo adherido al catéter. Este también puede usarse para ensanchar una válvula estrecha en el corazón.
  • La cirugía podría ser necesaria para reparar el defecto. Es posible que su niño necesite cirugía para reparar o reemplazar una válvula del corazón. La cirugía también puede ayudar a reparar problemas con los vasos sanguíneos que no se formaron correctamente. Es posible que necesite un trasplante de corazón si el defecto es severo y otros tratamientos no funcionan. Es posible que su niño necesite más cirugías a lo largo del tiempo.

¿Qué puedo hacer para manejar la enfermedad de corazón congénita de mi hijo?

  • No fume alrededor de su niño. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden provocar daño al corazón y al pulmón. El riesgo de problemas de salud en su niño aumenta si respira humo de segunda mano. Hable con su hijo mayor acerca de no fumar. Pida más información a su médico si usted o su niño mayor fuman en la actualidad y necesitan ayuda para dejar de hacerlo. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Pregunte acerca de la actividad física. El ejercicio es importante para la salud del corazón. El médico de su niño puede decirle cuánto ejercicio necesita su niño cada día y cuáles son los mejores ejercicios para él. Es posible que su niño no pueda realizar algunas actividades físicas o deportes. La decisión podría depender de la clase de defecto que su niño tiene y si fue reparado. El médico de su niño puede darle instrucciones escritas de actividades que su niño puede hacer. Usted puede darle las instrucciones a los maestros de su niño.
  • De a su niño una variedad de alimentos saludables. Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, panes integrales, productos lácteos descremados, carnes y pescados magros y fríjoles. El médico de su niño o un dietista pueden ayudarlo a planear comidas y meriendas saludables para su niño.
  • Mantenga los dientes de su hijo limpios y saludables. Haga que su hijo se haga chequeos regulares en el dentista. Asegúrese de que su hijo se cepille los dientes como se le indica. Las caries aumentan el riesgo de su hijo de tener endocarditis (infección en el revestimiento alrededor del corazón). Es posible que se necesiten antibióticos antes de los procedimientos dentales. Los antibióticos pueden ayudar a prevenir una infección causada por bacterias.
  • Pregunte acerca de las vacunas que su niño necesita. Las vacunas pueden ayudar a proteger a su hijo contra las infecciones como la influenza (gripe). La gripe puede ser peligrosa para un niño con un defecto cardíaco. Pregunte cuáles vacunas necesita su niño y cuando recibirlas.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) en cualquiera de los siguientes casos:

  • Su hijo tiene cualquiera de los siguientes signos de un derrame cerebral:
    • Entumecimiento o caída en un lado del rostro
    • Debilidad en un brazo o una pierna
    • Confusión o debilidad para hablar
    • Mareos o dolor de cabeza intenso, o pérdida de la visión.
  • Su hijo sufre una convulsión.
  • Su hijo se desmaya o pierde el conocimiento.
  • Su hijo tiene falta de aliento repentina.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi hijo?

  • Su hijo tiene fiebre.
  • Su hijo tiene escalofríos, tos o se siente débil y adolorido.
  • Su hijo no aumenta de peso como debería.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Learn more about Enfermedad De Corazón Congénita En Niños

Associated drugs

Hide