Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

El Citomegalovirus Y El Embarazo

CUIDADO AMBULATORIO:

El citomegalovirus

es un virus que afecta tanto a los adultos como a los niños. La mayoría de la gente sana no tiene síntomas y se recupera sin saber que están infectados. Es importante saber que si usted se infecta durante el embarazo, el virus puede infectar y perjudicar a su bebé no nacido. El citomegalovirus puede conllevar a problemas de la audición o de la vista después que su bebé haya nacido. La infección del virus durante el embarazao puede conllevar a que su bebe presente problemas con el en el desarrollo y aprendizaje.

El citomegalovirus se propaga

por medio del contacto con líquidos corporales, como la saliva, orina, lágrimas o semen de una persona infectada. Las mujeres embarazadas son las que generalmente están más expuestas al virus por estar expuestas a niños pequeños, sobre todo si los niños van a una guardería. Las mujeres también pueden entrar en contacto con el virus a través del contacto sexual. El virus puede contagiarse por meses o años después que una persona haya sido infectada. Con el tiempo, el virus permanece inactivo y no puede contagiarse. En algunos casos, los cambios hormonales durante el embarazo o lactancia pueden llegar a causar que el virus se active de nuevo. El citomegalovirus también puede activarse otra vez cuando el sistema inmunológico de la persona se debilita, como por ejemplo cuando la persona tiene la infección del VIH o se somete a un trasplante de órgano o médula ósea.

Evite la infección del citomegalovirus durante el embarazo:

  • Lávese las manos con frecuencia. Esto ayudará a prevenir que usted se contagie del citomegalovirus. Lávese las manos después de alimentar a un niño, limpiarle la cara, tocar juguetes o cambiar un pañal.
  • Limpie artículos que puedan estar infectados. Use desinfectantes con cloro para limpiar juguetes, superficies, sanitarios y artículos compartidos en su casa.
  • Evite el contacto con líquidos corporales. No comparta alimentos, bebidas ni utensilios con los niños. Lave los cubiertos y vajillas con agua y jabón. Evite el contacto con la saliva o secreción nasal cuando besa o cuida a un niño.

Consulte con su proveedor de salud si:

  • Usted cree haber entrado en contacto con alguien infectado con el citomegalovirus.
  • Usted tiene fiebre, dolor de garganta, glándulas inflamadas o un sarpullido.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidados.

El tratamiento

para la infección del citomegalovirus durante el embarazo incluye medicamentos para ayudar a su sistema inmunológico o para tratar una infección viral. El medicamento también puede ayudar a prevenir que su bebé no nacido se contagie del citomegalovirus.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide