Skip to Content

El Citomegalovirus Y El Embarazo

CUIDADO AMBULATORIO:

El citomegalovirus (CMV)

afecta tanto a adultos como a niños. La mayoría de las personas sanas no presentan síntomas y se recuperan sin saber que están infectadas. Es importante saber que si usted se infecta durante el embarazo, el virus puede infectar y perjudicar al feto. El citomegalovirus puede conllevar a problemas de la audición o de la vista después que su bebé haya nacido. La infección del virus durante el embarazo puede conllevar a que su bebe presente problemas con el en el desarrollo y aprendizaje.

Llame a su médico u obstetra si:

  • Usted cree haber estado en contacto con alguien infectado con el citomegalovirus (CMV).
  • Usted tiene fiebre, dolor de garganta, glándulas inflamadas o sarpullido.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Tratamiento

incluye medicamentos para respaldar su sistema inmunitario o tratar la infección viral. El medicamento también puede ayudar a prevenir que su bebé no nacido se contagie del citomegalovirus.

El citomegalovirus se propaga

por medio del contacto con líquidos corporales, como la saliva, orina, lágrimas o semen de una persona infectada. Las mujeres embarazadas están expuestas al virus con más frecuencia al estar en contacto con niños pequeños, sobre todo si los niños están en una guardería. Las mujeres también pueden entrar en contacto con el CMV a través del contacto sexual. El CMV puede propagase por meses a años después de que alguien es infectado. Con el tiempo el virus se convierte en inactivo y ya no puede contagiarse. En algunos casos, los cambios hormonales durante el embarazo o lactancia pueden llegar a causar que el virus se active de nuevo. El CMV también puede hacerse activo otra vez cuando el sistema inmunológico de una persona se debilita, como con una infección del VIH o un trasplante de órgano o médula ósea.

Evite la infección del citomegalovirus durante el embarazo:

  • Lávese las manos frecuentemente. Lávese las manos después de darle de comer a un niño, lavarle la cara, tocar juguetes o cambiarle el pañal. Use siempre agua y jabón. Frótese las manos enjabonadas, entrelazando los dedos. Lávese el frente y el dorso de las manos, y entre los dedos. Use los dedos de una mano para restregar debajo de las uñas de la otra mano. Lávese durante al menos 20 segundos. Enjuague con agua corriente caliente durante varios segundos. Luego séquese las manos con una toalla limpia o una toalla de papel. Puede usar un desinfectante para manos que contenga alcohol, si no hay agua y jabón disponibles. No se toque los ojos, la nariz o la boca sin antes lavarse las manos.
    Lavado de manos
  • Limpie los artículos que pueden estar infectados. Limpie las perillas de las puertas, los muebles de la cocina, teléfonos celulares y otras superficies que la gente toca con frecuencia. Use una toallita desinfectante, una esponja de un solo uso o un paño que pueda lavar y reutilizar. Use limpiadores desinfectantes si no tiene toallitas. Usted también puede elaborar un limpiador desinfectante mezclando 1 parte de blanqueador con 10 partes de agua.
  • Evite el contacto con fluidos corporales. No comparta alimentos, bebidas o utensilios con los niños. Lave los cubiertos y platos con agua y jabón. Evite el contacto con la saliva o drenaje nasal cuando usted besa o cuida de un niño.

Acuda a sus consultas de control con su médico u obstetra según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about El Citomegalovirus Y El Embarazo (Ambulatory Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.