Skip to Content

Dolor De La Pared Torácica En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

El dolor de la pared torácica

puede ser causado por problemas con los músculos, cartílagos o huesos de la pared torácica. El dolor puede ser persistente, severo, leve o agudo. Puede ser intermitente (va y viene) o puede ser persistente. El dolor puede empeorar cuando su niño se mueve de cierto modo, respira profundo o tose.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo tiene un dolor intenso.
  • A su hijo le hace falta el aire.
  • Su hijo tiene palpitaciones (latidos cardíacos rápidos, forzados en un ritmo irregular).

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • Su niño tiene un dolor que no mejora incluso con el tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

El tratamiento para el dolor de la pared torácica

depende de la causa. Es probable que su niño necesite cualquiera de los siguientes:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • El acetaminofén alivia el dolor. Está disponible sin receta médica. Pregunte cuál es la cantidad que debe administrar a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • La aplicación de calor en el pecho de su hijo de 20 a 30 minutos cada 2 horas por los días indicados. El calor ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares.
  • Aplique hielo en el pecho de su hijo de 15 a 20 minutos cada hora según las indicaciones. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide