Skip to Content

Dolor De La Pared Torácica En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber sobre el dolor de la pared torácica en niños?

El dolor de la pared torácica puede ser causado por problemas con los músculos, cartílago o huesos de la pared torácica. El dolor puede ser persistente, severo, leve o agudo. Puede ser intermitente (va y viene) o puede ser persistente. El dolor puede empeorar cuando su niño se mueve de cierto modo, respira profundo o tose.

¿Qué causa el dolor de la pared torácica?

La causa puede que se desconozca, o puede ser causado por alguno de los siguientes:

  • Condiciones que afectan los huesos, articulaciones o el cartílago de la pared torácica, como son la artritis o costocondritis
  • Distensión o lesión de los músculos de la pared del tórax causado por una tos severa o intensa actividad física
  • Fractura de las costillas o el esternón

¿Cómo se diagnostica el dolor de la pared torácica?

Su médico le preguntará sobre el dolor de su niño. Le preguntará cuándo empezó, qué tipo de dolor es y hay situaciones que le empeoran o mejoran el dolor. También le preguntará si su niño tiene otros síntomas. El médico examinará el pecho de su niño. Es posible que le indique a su niño que mueva sus brazos en diferentes direcciones para observar cómo le afecta el dolor. Le pueden ordenar radiografías del pecho para determinar la causa del dolor en la pared torácica de su niño.

¿Cómo se trata el dolor de la pared torácica?

El tratamiento depende de la causa del dolor torácico de su niño. Su niño podría necesitar cualquiera de lo siguiente:

  • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoagulante, siempre pregunte si los AINE son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • Acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté tomando su hijo para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • La aplicación de calor en el pecho de su hijo de 20 a 30 minutos cada 2 horas por los días indicados. El calor ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares.
  • Aplique hielo en el pecho de su hijo de 15 a 20 minutos cada hora según las indicaciones. Use una compresa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi bebé?

  • Su hijo tiene un dolor intenso.
  • A su hijo le hace falta el aire.
  • Su hijo tiene palpitaciones (latidos cardíacos rápidos, forzados en un ritmo irregular).
  • Su hijo tiene fiebre.
  • Su niño tiene un dolor que no mejora incluso con el tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.