Skip to main content

Dolor Abdominal En Niños

Medically reviewed by Drugs.com. Last updated on Jul 4, 2022.

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber sobre el dolor abdominal en niños?

El dolor abdominal puede sentirse en cualquier lugar entre la parte inferior de las costillas y la ingle de su niño. El dolor agudo generalmente dura menos de 3 meses. El dolor crónico puede durar más de 3 meses. El dolor de su niño podría ser agudo o sordo. El dolor puede permanecer en el mismo lugar o moverse alrededor. Su niño podría tener dolor todo el tiempo, o aparecer y desaparecer. Dependiendo de la causa, también puede tener náuseas, vómitos, fiebre o diarrea.

Órganos abdominales

¿Qué causa el dolor abdominal en los niños?

Es probable que no se encuentre la causa. Las siguientes son causas comunes de dolor abdominal en los niños:

  • Comer en exceso, dolores por gases o intoxicación alimentaria
  • Estreñimiento o diarrea
  • Una lesión
  • Un problema de salud grave, como la apendicitis

¿Cómo puedo saber si mi niño tiene dolor abdominal?

Su bebé podría hacer cualquiera de los siguientes cuando sufre dolor:

  • Llorar con un llanto más alto.
  • También se podría quejar o hace gemidos
  • Moverse mucho para recostarse de forma que no le duela o mover los brazos
  • Fruncir el ceño o cerrar los ojos apretándolos
  • Jalarse las piernas hacia su abdomen
  • Alterarse cuando lo tocan
  • Tener escalofríos (temblor leve)
  • Dormir menos o más de lo usual
  • Tocarse, frotarse o hacerse masajes en el abdomen

¿Cómo puedo saber si mi niño pequeño tiene dolor abdominal?

Su niño pequeño o de edad preescolar podría hacer cualquiera de los siguientes cuando tiene dolor:

  • Mantener los brazos, las piernas o el cuerpo rígidos
  • Llorar, quejarse o gemir
  • Comportarse agitado o inquieto
  • Protegerse el área adolorida para que no roce con nada
  • Dar patadas cuando alguien se le acerca
  • Perder el control de sus intestinos y su vejiga después de haber aprendido a ir al baño solo
  • Parecer introvertido y no hacer sus actividades normales, como jugar
  • Tocarse, jalarse, frotarse o hacerse masajes en el abdomen

¿Cómo se diagnostica el dolor abdominal en su niño?

El médico de su niño le hará preguntas acerca de su niño y examinará su abdomen. Le pedirá a usted o a su niño que describan dónde le duele y cuándo comenzó. El médico puede preguntar si el dolor despierta al niño o le impide hacer sus actividades diarias. Describa las cosas que empeoran o alivian el dolor. Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Una escala con caritas sonrientes se puede mostrar a su niño. Una cara sonriente significa sin dolor y una cara triste con lágrimas significa un dolor muy fuerte. Se le pedirá a su hijo que señale la cara que coincide con lo que siente.
    Escala de dolor
  • Las muestras de sangre, orina o evacuaciones intestinales pueden ser analizadas para detectar signos de una infección, enfermedad o lesión.
  • Imágenes de las radiografías del abdomen de su hijo pueden mostrar una lesión u otra causa del dolor.

¿Cómo se trata el dolor abdominal en los niños?

  • Los medicamentos se podrían administrar para calmar el estómago de su niño o evitar el vómito.
  • Los analgésicos recetados podría ser necesario. Consulte con el médico de su niño sobre cuál es la forma segura de administrar este medicamento. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No le dé otros medicamentos al niño que contengan acetaminofeno sin consultar al médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte al médico de su niño cómo prevenir o tratar el estreñimiento.
  • No le dé aspirina a un niño menor de 18 años. Su niño podría desarrollar el síndrome de Reye si tiene gripe o fiebre y toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina o salicilato.
  • La terapia de relajación puede utilizarse junto con los analgésicos.
  • La cirugía puede ser necesaria, dependiendo de la causa.

¿Qué puedo hacer para controlar el dolor abdominal de mi hijo?

  • Tome la temperatura de su niño cada 4 horas, o según las indicaciones. La fiebre podría ser un signo de una condición que necesita recibir tratamiento.
  • Haga que su niño descanse hasta que se sienta mejor. Es posible que necesite hacer más siestas de lo habitual durante el día. No deje que su hijo juegue con otros niños si tiene una enfermedad contagiosa, como la gripe.
  • Pregunte cuándo su niño mayor puede volver a comer alimentos sólidos. Le pueden indicar que no le dé alimentos sólidos a su niño por 24 horas.
  • Dele a su hijo una solución de rehidratación oral (SRO), según las instrucciones. La solución es un líquido que contiene la cantidad adecuado de agua, sal y azúcar que sirven para prevenir una deshidratación. Pregunte qué tipo de solución de rehidratación oral debe usar, cuánta cantidad debería darle a su niño.
  • Aplique calor en el abdomen de su hijo para aliviar el dolor o los espasmos musculares. Usted puede aplicar calor con una almohadilla térmica eléctrica de baja temperatura, una botella con agua caliente o una compresa tibia. El calor debería aplicarse aproximadamente de 20 a 30 minutos o por el tiempo y la frecuencia que le indiquen. Siempre coloque una tela entre la piel de su niño y el paquete térmico para evitar quemaduras.
  • Mantenga un registro del dolor abdominal de su hijo. Esto puede ayudar al médico de su hijo a saber lo que está causando el dolor. Registre cuándo se produce el dolor, cuánto dura y cómo lo describe su hijo. Incluya cualquier otro síntoma que tenga además del dolor abdominal. También incluya lo que su hijo coma y beba, y cualquier síntoma que se desarrolle después de comer.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a prevenir el dolor abdominal?

El médico de su hijo puede darle instrucciones específicas en función de la edad de su hijo. Las siguientes son reglas generales al respecto:

  • Si es necesario, cambie la alimentación que le da a su hijo. No le dé a su hijo alimentos que causen dolor abdominal u otros síntomas. Trate de que coma cantidades pequeñas de alimentos con más frecuencia. Los siguientes cambios también pueden ayudar:
    • Dele más alimentos ricos en fibra si su hijo tiene estreñimiento. Los alimentos altos en fibra incluyen frutas, verduras, alimentos de grano integral y legumbres, como frijoles pintos.

    • No le dé alimentos que provoquen gases si su hijo tiene distensión abdominal. Por ejemplo, brócoli, repollo, frijoles y bebidas carbonatadas.
    • No le dé alimentos o bebidas que contengan sorbitol o fructosa si su hijo tiene diarrea. Algunos ejemplos son jugos de frutas, dulces, mermeladas y gomas de mascar sin azúcar.
    • No le dé alimentos altos en grasa. Por ejemplo, comidas fritas, hamburguesas con queso, perros calientes y postres.
  • Realice cambios en los líquidos que su hijo tome, de ser necesario. No le dé líquidos que le causen dolor o lo empeoren, como el jugo de naranja. Los siguientes cambios también pueden ayudar:
    • Dé a su niño más líquido, como se le haya indicado. Dé a su hijo líquidos a lo largo del día para ayudarle a mantenerse hidratado. Pregunte cuánto líquido debe tomar el niño a diario y qué líquidos le recomiendan. Dé a su bebé más leche materna o fórmula para prevenir la deshidratación. Si usted alimenta a su bebé con fórmula, dele una fórmula libre de lactosa.
    • No le dé a su niño ningún líquido que contenga cafeína. La cafeína puede empeorar los síntomas, como la acidez o las náuseas.
  • Ayude a su hijo a controlar el estrés. El estrés puede causar dolor abdominal. El médico del niño puede recomendarle técnicas de relajación y ejercicios de respiración profunda para ayudar a disminuir el estrés. El médico puede recomendarle a su hijo que hable con alguien sobre su estrés o ansiedad, como un consejero o un amigo de confianza. Ayude a su hijo a dormir lo suficiente y a realizar actividad física.
    FAMILIA ASIÁTICA CAMINANDO COMO EJERCICIO

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • El dolor abdominal de su niño se empeora.
  • Su niño vomita sangre, o usted nota sangre en las evacuaciones intestinales de su niño.
  • Su niño tiene dolor que empeora al moverse o al caminar.
  • Su hijo no ha parado de vomitar.
  • Es posible que el dolor se extienda al área genital de su hijo.
  • El abdomen de su niño está inflamado o sensible al tacto.
  • Su hijo tiene dificultad para orinar.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi hijo?

  • El dolor abdominal de su niño no ha mejorado después de varias horas.
  • Su hijo tiene fiebre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.