Skip to Content

Distensión Muscular

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es una distensión muscular?

Una distensión muscular es una torcedura, tirón o desgarre de un músculo o tendón. Un tendón es un tejido elástico fuerte que conecta un músculo al hueso.


¿Qué causa una distensión muscular?

El estirar un músculo demasiado podría provocar una distensión muscular. Una distensión también podría ocurrir cuando se usa un músculo demasiado y sin descanso. Las distensiones musculares en la pierna son más comunes en personas que practican deportes, que corren, bailan y practican esquí acuático. Las distensiones en los músculos del abdomen podrían ocurrir al jugar voleyball, tenis, golf, beísbol y al practicar buceo. Las distensiones en la parte inferior de las espalda podrían ocurrir cuando se levantan objetos pesados o al practicar lucha libre o gimnasia.

¿Cuáles son los tipos de distensiones musculares?

  • Una distensión leve también se le llama distensión de primer grado. Esto es un desgarre de unas cuantas fibras del músculo con un poco de inflamación. Usted podría tener muy poca o ninguna pérdida de fuerza muscular.
  • Una distensión moderada también se le llama distensión de segundo grado. Existe más daño en el músculo o en el tendón y está más débil de lo que estaba antes de la lesión.
  • Una distensión severa también se le llama distensión de tercer grado. Este desgarre corre por toda la longitud del músculo y lo incapacita para usarlo completamente.

¿Qué aumenta el riesgo de una distensión muscular?

  • Edad avanzada
  • Fatiga muscular (cansancio)
  • No hacer calentamiento antes del ejercicio
  • Lesiones musculares pasadas o regresar a las actividades usuales antes de que su lesión se ha curado
  • Músculos tiesos, tensos y débiles
  • Entrenar por más tiempo y mas lejos del tiempo o distancia usual
  • Dificultad con los pies o que las piernas sean de diferente longitud

¿Cuáles son los signos y síntomas de una distensión muscular?

Los signos y síntomas de una distensión muscular dependen de la severidad de la lesión en el músculo. Los signos y síntomas podrían o no aparecer rápidamente cuando ocurre la lesión. Usted podría tener uno o más de los siguientes:

  • Moretones en la piel en el área de la lesión muscular
  • Dolor muscular, calambres o espasmos
  • Poco movimiento muscular o músculo tieso, o pérdida de fuerza muscular
  • Inflamación en el área de la lesión
  • Dolor muscular que empeora con la actividad o dolor que se mueve o se extiende a otras áreas del cuerpo
  • Crepitación (sonido crujiente o sensación de rechinido) al mover su músculo.

¿Cómo se diagnostica una distensión muscular?

Su proveedor de salud le preguntará sobre enfermedades y lesiones que usted ha tenido en el pasado. Este podría tocar y poner presión en partes de sus músculos. Podría doblar, estirar o mover sus articulaciones de ciertas formas. Usted también podría tener cualquiera de las siguientes pruebas:

  • Radiografías: Esto es una imagen de los huesos y los tejidos del cuerpo. Las radiografías podrían ser realizadas para asegurarse de que usted no se quebró un hueso cuando ocurrió la distensión muscular.
  • Imagen de resonancia magnética: A esta prueba también se le llama IRM. Durante una IRM, se toman imágenes de sus músculos. Un IRM podría usarse para buscar desgarres u otras lesiones musculares. También podrían utilizarse para revisar las articulaciones, huesos o vasos sanguíneos. Es posible que le administren un colorante por la vena antes de que se tomen las imágenes. Esto ayuda a que las partes del cuerpo se van mejor. Consulte con su proveedor de salud si usted es alérgico a los mariscos (langosta, cangrejo, o camarones). La gente alérgica a los mariscos también podría ser alérgica a algunos colorantes.
  • Tomografía computarizada: También se le conoce como TC. Una máquina de rayos x utiliza una computadora para registrar imágenes de los brazos, piernas, espalda o abdomen. Esta se utiliza para revisar las lesiones musculares, huesos quebrados y vasos sanguíneos dañados.
  • Ultrasonido: El ultrasonido utiliza ondas sonoras para mostrar imágenes de los músculos y tejidos en un monitor.

¿Qué puedo hacer para ayudar a que la distensión muscular sane?

  • 3 a 7 días después de la lesión: Utilice Descanso, Hielo, Compresión y Elevación (DHCE) para ayudar a detener los moretones y disminuir el dolor y la inflamación.
    • Descanso: Descanse el músculo para permitir que la lesión sane. Cuando disminuya el dolor, comience a hacer movimientos normales y lentos. Para distensiones musculares leves y moderadas, usted debe descansar los músculos por lo menos 2 días. Sin embargo, si usted tiene una distensión muscular severa, el descanso debe ser de 10 a 14 días. Es posible que usted necesite muletas para caminar si la distensión muscular está en las piernas o en la parte inferior del cuerpo.
    • Hielo: Coloque una bolsa de hielo en el área lesionada. Coloque una toalla entre el paquete de hielo y su piel. No coloque la bolsa de hielo directamente a su piel. Usted puede usar un paquete de chícharos congelados en vez de usar una bolsa de hielo.
    • Compresión: Es posible que usted necesite envolver un vendaje elástico alrededor del área para reducir la inflamación. Este debe estar suficientemente ajustado para que usted sienta soporte. No lo apriete demasiado.
    • Elevación: Mantenga el músculo lesionado arriba del nivel del corazón si es posible. Por ejemplo, si usted tiene una distensión en la parte inferior de la pierna, acuéstese y apoye la pierna sobre almohadas. Esto ayuda a disminuir el dolor y la inflamación.
  • De 3 a 21 días después de la lesión: Comience lenta y regularmente a ejercitar el músculo con la distensión. Esto lo ayudará a sanar. Si siente dolor, disminuya la fuerza del ejercicio.
  • De 1 a 6 semanas después de la lesión: Estire el músculo lesionado. Estírelo alrededor de 30 segundos. Haga esto 4 veces al día. Usted puede estirar el músculo hasta que sienta un jalón pequeño. Suspenda el estiramiento del músculo si siente dolor.
  • De 2 semanas a 6 meses después de la lesión: La meta de esta fase es que usted regrese a la actividad que estaba haciendo antes que ocurriera la lesión sin lastimar el músculo.
  • De 3 semanas a 6 meses después de la lesión: Continúe estirando y fortaleciendo sus músculos para evitar una lesión. Aumente el tiempo y la distancia del ejercicio lentamente. Usted aún podría tener signos y síntomas de distensión muscular 6 meses después de la lesión, incluso si usted realiza actividades para ayudar a sanarla. En este caso, es posible que usted necesite cirugía en el músculo.

¿Cómo se trata una distensión muscular?

  • Medicamentos:
    • AINEs: Este medicamento es usado para disminuir el dolor y la inflamación. Este puede comprarse sin receta médica. AINEs pueden provocar sangrado estomacal o dificultades con el riñón si no son tomados correctamente. Lea siempre las etiquetas del medicamento y siga las instrucciones antes de que las utilice. Usted debería usar este medicamento solamente por 3 a 7 días después de que la lesión ocurrió.
    • Relajantes musculares ayudan a reducir dolor y espasmos musculares.
    • Medicamentos esteroideo: Su proveedor de salud podría recomendarle una inyección con esteroides para disminuir el dolor y la inflamación.
    • Anestesia local: Esta se puede usar para entumecer el área por un periodo de tiempo corto. Esto se usa a menudo si usted tiene una distensión muscular en la espalda.
  • Fisioterapia: Un terapeuta físico le enseña ejercicios para ayudar a mejorar el movimiento y la fuerza, y reducir el dolor.
  • Cirugía: Los proveedores de salud podrían recomendarle una cirugía si la distensión muscular no ha sanado después de 6 meses de tratamiento. Se puede hacer una cirugía para drenar la sangre que se ha acumulado en su músculo. Si su tendón fue arrancado del hueso, se puede regresar a su lugar con cirugía.

¿Cómo se puede evitar una distensión muscular?

  • Siempre use calzado apropiado cuando juegue algún deporte: Reemplace frecuentemente sus zapatos viejos de correr por unos nuevos si usted es un corredor. Use unas plantillas o soportes del arco para el calzado para corregir problemas con la pierna o el pie. Consulte con su proveedor de salud para más información sobre soportes de calzado.
  • Haga ejercicios de calentamiento y enfriamiento: Haga ejercicios de estiramiento antes de hacer ejercicio o actividades deportivas. Estos ejercicios ayudan a soltar y disminuir el estrés en sus músculos. Después de sus ejercicios, enfríe sus músculos y estírese. No suspenda el ejercicio y descanse después sin haberse enfriado antes.

  • Mantenga sus músculos fuertes al entrenar con ejercicios de fuerza: Ejercicios como levantar pesas y de estiramiento ayudan a mantener sus músculos flexibles y fuertes. Un fisioterapeuta o un entrenador podrían ayudarlo con estos ejercicios.
  • Comience un programa de entrenamiento de ejercicios o de deportes lentamente: Siga el consejo de su proveedor de salud de cuándo empezar a ejercitarse. Aumente el tiempo, la distancia y la frecuencia de su entrenamiento poco a poco. Aumentar la frecuencia del ejercicio repentinamente podría provocarle una lesión muscular nuevamente.

¿Cuándo debería comunicarme con mi proveedor de salud?

  • Su dolor o inflamación empeora o no desaparece.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su cuidado o tratamiento.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Usted repentinamente no siente o no puede mover el músculo lesionado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide