Skip to Content

Difteria En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la difteria?

La difteria es una enfermedad provocada por una infección bacteriana. La infección se propaga rápidamente de persona a persona a través de estornudos o tos. También puede contagiarse si una persona usa un vaso de agua u otro elemento usado por una persona infectada. Las bacterias que causan la difteria entran en la nariz, la garganta y las vías respiratorias de su hijo y producen una toxina. La toxina puede bloquear estos pasajes o causar neumonía. La toxina también puede diseminarse a través del torrente sanguíneo de su hijo y causar daños mortales al corazón o a los riñones. También puede provocar daño en los nervios que conduce a la parálisis.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la difteria?

Cualquiera de los siguientes puede desarrollarse de 2 a 5 días después de que su hijo se infecta:

  • Dolor de garganta, inflamación de los ganglios del cuello, tos o ronquera
  • Una membrana gruesa, gris o negra en la nariz, la garganta y las vías respiratorias de su hijo
  • Dificultad para respirar o tragar debido a la membrana que se forma en las vías respiratorias de su hijo
  • Debilidad, fatiga o fiebre
  • Secreción de la nariz que puede ser con sangre o que huele mal
  • Una úlcera en la piel cubierta con una membrana gris que no sana
  • Náuseas y vómitos

¿Cómo se diagnostica y se trata la difteria?

El médico examinará la nariz y la garganta de su hijo. Puede ser que vea la membrana de la difteria, pero puede ser que no esté presente. El médico tomará muestras de la nariz y la garganta de su hijo para hacer pruebas. Una infección por difteria se trata en el hospital. Su hijo recibirá medicamentos para detener la toxina de la difteria. Se recetan antibióticos para matar la bacteria que causa la difteria. El médico de su hijo también podría darle una dosis de la vacuna contra la difteria.

¿Qué puedo hacer para ayudar a prevenir la propagación de la difteria?


  • Ayude a su hijo a proteger a otros de la difteria. Si su hijo está infectado, puede infectar a otras personas hasta por 4 semanas. Tome precauciones, incluso si su hijo no tiene síntomas de difteria. Mantenga a su hijo en la casa y no lo lleve a la escuela o a la guardería hasta que su médico le indique que puede regresar. No permita que nadie utilice el vaso de su hijo. Todos los que vivan con su hijo deberán ver a su médico. El médico hará un exudado faríngeo para verificar si hay infección. El médico indagará también sobre el historial de vacunación de la persona. Podría administrarse un refuerzo de la vacuna. También puede administrar antibióticos, incluso si la persona no tiene síntomas.
  • Indique a su hijo que se lave las manos con frecuencia. Debe lavarse después de usar el baño y antes de preparar o comer alimentos. Indíquele que use agua y jabón. Muéstrele cómo frotarse las manos enjabonadas, entrelazando los dedos. Lávese el frente y el dorso de las manos, y entre los dedos. Los dedos de una mano pueden restregar debajo de las uñas de la otra mano. Enséñele a su hijo a lavarse durante al menos 20 segundos. Use un temporizador, o cante una canción que dure al menos 20 segundos. Por ejemplo, la canción del feliz cumpleaños en inglés 2 veces. Haga que su hijo se enjuague con agua corriente caliente durante varios segundos. Luego que se seque con una toalla limpia o una toalla de papel. Su hijo mayor puede usar un desinfectante de manos que contiene alcohol si no hay agua y jabón disponibles.
    Lavado de manos
  • Recuérdele a su hijo que se cubra al toser o estornudar. Muéstrele a su hijo cómo usar un pañuelo para cubrirse la boca y la nariz. Haga que arroje el pañuelo a la basura de inmediato. Luego su hijo debe lavarse bien las manos o usar un desinfectante de manos. Muéstrele a su hijo cómo usar el ángulo del codo si no tiene un pañuelo de papel disponible.
  • Limpie las superficies con frecuencia. Limpie las perillas de las puertas, los muebles de la cocina, teléfonos celulares y otras superficies que la gente toca con frecuencia. Use una toallita desinfectante, una esponja de un solo uso o un paño que pueda lavar y reutilizar. Use limpiadores desinfectantes si no tiene toallitas. Usted también puede elaborar un limpiador desinfectante mezclando 1 parte de blanqueador con 10 partes de agua.
  • Consulte sobre las vacunas con el médico de su niño. Una infección por difteria podría no hacer que su niño sea inmune a otra infección. Las vacunas DTaP y Tdap ayudan a proteger contra la difteria. El médico de su niño puede ayudarle a crear un calendario para saber cuándo debe llevar a su hijo. Si su hija adolescente está embarazada, ella debe recibir una dosis de Tdap entre las semanas 27 y 36.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Su hijo tiene dificultad grave para respirar.

Llame al médico de su hijo si:

  • Su hijo tiene dificultad reciente o que empeora para respirar o tragar.
  • El latido cardíaco de su niño está muy acelerado o no es regular.
  • Su hijo necesita una vacuna de refuerzo contra la difteria.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.