Skip to Content

Depresión Posparto

CUIDADO AMBULATORIO:

La depresión posparto

es un trastorno del estado de ánimo que se produce después del nacimiento del bebé. Los síntomas pueden durar hasta 12 meses después del parto. Los síntomas pueden ser graves y afectar sus actividades diarias y relaciones. La causa exacta se desconoce. Los niveles hormonales que aumentaron durante el embarazo de repente caen después de que nace el bebé. Esto puede causar los síntomas. Es posible que corra un mayor riesgo de tener depresión posparto si ha tenido un episodio en el pasado o si hay un historial de depresión en su familia. También se puede hacer una cesárea si está embarazada de más de 1 bebé. La depresión posparto también puede dispararse por la falta de apoyo en el hogar, el estrés o problemas médicos.

Los signos y síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Usted puede sentirse triste, ansiosa, llorosa, desalentada, desesperanzada o sola.
  • Siente que no es una buena madre.
  • Tiene problemas para completar las tareas diarias, concentrarse o recordar cosas.
  • Falta de apetito
  • Le falta interés en el bebé
  • Sensación de inquietud, irritabilidad o necesidad de alejarse de los demás
  • Se siente abrumada con su bebé y siente que no va a mejorar
  • Se siente insignificante o culpable la mayor parte del tiempo
  • Tiene dificultad para dormir, incluso después de que el bebé se ha dormido

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Usted está pensando en lastimarse o lastimar a su bebé.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Tiene fuertes sentimientos de depresión o tristeza.

Llame a su médico si:

  • Los síntomas duran la mayor parte del día durante varios días seguidos.
  • Sus síntomas duran más de 1 semana.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Cómo se diagnostica la depresión posparto:

Los médicos hablarán con usted acerca de cómo se siente y le preguntarán si tiene alguna depresión. Estas conversaciones pueden tener lugar durante las citas de su atención médica y del cuidado de su bebé, así como también durante las visitas al niño. Hable con sus proveedores acerca de lo siguiente:

  • Cuando comenzó a sentirse deprimido, y si está empeorando con el tiempo
  • Problemas con las actividades diarias, el sueño o el cuidado de su bebé
  • Si algo empeora su depresión o lo hace sentir mejor
  • Sentir que no se está vinculando con su bebé de la manera que usted desea
  • Cualquier problema que su bebé tenga para dormir o alimentarse
  • Si su bebé es quisquilloso o llora mucho
  • Apoyo que usted tiene de amigos, familiares u otros

Tratamiento

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Un terapeuta puede ayudarle a encontrar maneras de lidiar con sus sentimientos. La terapia puede ser individual o grupal.
  • Antidepresivos ayudan a disminuir o detener los síntomas.

Cuidados personales:

Usted puede sentirse mejor rápidamente, o puede tardar unas semanas para sentirse mejor. Sea paciente con usted misma. Haga lo siguiente para cuidar de sí misma:

  • Descanse tanto como sea necesario. Duerma una siesta o descanse mientras su bebé duerme. Pídales que cuiden al bebé mientras usted toma una siesta.
  • Reciba apoyo emocional. Comparta sus sentimientos con su pareja, un amigo o con otra madre. Pídale a su pareja, amigos o familia para que la ayuden con la cocina o la limpieza. Haga solamente lo necesario y deje las otras cosas para más tarde.
  • Ejercite siempre que pueda. Incluso 5 o 10 minutos de ejercicio pueden ayudar a mejorar su estado de ánimo. Camine alrededor de la manzana o haga algunos ejercicios de estiramiento.
    Caminar para ejercitarse
  • Consuma alimentos saludables y variados. Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, pan integral, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado. No se salte ninguna comida.
    Alimentos saludables
  • Cuídese. Dúchese y vístase todos los días. Escriba en un diario. Celebre los pequeños logros, incluso si es sólo 1 cosa al día. Trate de salir de su casa a diario durante un rato. Reúnase con un amigo para tomar café.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Su médico podría referirlo a un terapeuta o a otro especialista. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.