Skip to Content

Creación De Un Injerto Arteriovenoso Para Hemodiálisis

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber acerca de la creación de un injerto arteriovenoso (IAV)?

La creación de un IAV es una cirugía para conectar una arteria a una vena utilizando un injerto. Un injerto es un tubo artificial. Usted puede necesitar un IAV si la arteria y la vena no pueden unirse directamente para la hemodiálisis. El IAV se coloca generalmente en el antebrazo o en la parte superior del brazo.

¿Cómo me preparo para la creación de un IAV?

El cirujano le indicará lo que tiene que hacer para prepararse para la cirugía. Es posible que antes de la cirugía necesite suspender los anticuagulantes por una semana. Su médico podría indicarle que no coma ni tome nada después de la medianoche del día de su cirugía. Le dirá qué medicamentos puede tomar el día de la cirugía. Podrían administrarle un antibiótico por vía intravenosa para evitar que contraiga una infección bacteriana. Informe a su médico si usted ha tenido una reacción alérgica a un antibiótico. Solicite que alguien lo lleve a su casa y permanezca con usted después de la cirugía.

¿Qué sucederá durante la creación de un IAV?

Pueden administrarle anestesia general para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. O, en lugar de eso, podrían administrarle anestesia local o regional para adormecer el área de la cirugía. Con anestesia local o regional, usted todavía podría sentir presión o molestia durante la cirugía, pero no debería sentir ningún dolor. Su cirujano hará una incisión en el brazo. Se conectan la arteria y la vena con el injerto. Cerrarán la incisión con puntos de sutura y la cubrirán con un vendaje.

¿Qué pasará después de la creación de un IAV?

  • Los médicos lo mantendrán bajo observación hasta que se despierte. Se siente el área sobre su IAV para detectar un frémito y escuchar un soplo. Un frémito es una vibración, y un soplo es un ruido de zumbido. La presencia de un soplo y un frémito significa que la sangre se mueve a través del IAV correctamente. Un médico le mostrará cómo sentir el frémito.
  • Es posible que sienta dolor en el brazo durante varios días después de la cirugía. Usted puede tener leves moretones o hinchazón cerca de la herida. La herida puede drenar unas gotas de sangre o líquido rosado durante 24 horas. El IAV tardará entre 2 y 3 semanas en sanar. Después de este tiempo, puede ser utilizado para la hemodiálisis.

¿Cuáles son los riesgos de crear un IAV?

Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. El IAV puede reducirse o bloquearse. Esto puede interrumpir el flujo de sangre a través del IAV o hacia su brazo o la mano. Usted podría necesitar otra cirugía para crear otro IAV. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en el brazo o la pierna. Esto podría poner en peligro su vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide