Skip to Content

Costocondritis

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la costocondritis?

La costocondritis es una condición que causa dolor en el cartílago que conecta sus costillas a su esternón. El cartílago es el tejido fuerte y flexible que protege a los huesos.

¿Qué causa la costocondritis?

La causa de costocondritis podría ser desconocida o podría ser causada por una de las siguientes:

  • Lesión en el pecho: Una lesión al pecho podría causar costocondritis.
  • Distensión: Las actividades que tensionan la pared torácica podrían provocar costocondritis. Esto incluye cuando tose fuertemente. Las distenciones también pueden ocurrir al practicar deportes que requieren movimientos del brazo de manera repetida, tales como remar, levantar pesas y el voleibol.
  • Infección: Las infecciones del pulmón o del pecho pueden aumentar su riesgo de costocondritis.
  • Enfermedades inflamatorias: Las enfermedades que pueden provocar inflamación alrededor de sus articulaciones, como artritis reumatoide, aumentan su riesgo de costocondritis.

¿Cuáles son los signos y síntomas de costocondritis?

La costocondritis causa dolor en la zona donde su esternón se une a sus costillas. El dolor puede ir y venir, y podría empeorar con el tiempo. El dolor puede ser agudo o sordo y persistente. Podría tener dolor al tocar su pecho. El dolor podría propagarse hacia su espalda, abdomen o en su brazo. Es probable que el dolor empeore cuando usted se mueve, respira profundamente, empuja o levanta un objeto. El dolor podría dificultar su habilidad de dormir o realizar sus actividades normales.

¿Cómo se diagnostica la costocondritis?

Su médico le preguntará acerca de sus signos y síntomas. El médico también llevará a cabo un examen físico. Le tocará el pecho y podría mover sus brazos para determinar si esto le causa dolor.

¿Cómo se trata la costocondritis?

Es probable que el dolor de la costocondritis desaparezca sin tratamiento, generalmente dentro de un año. Su tratamiento depende de la causa de su costocondritis. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Acetaminofeno: Este medicamento disminuye el dolor. El acetaminofeno puede obtener sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.

¿Qué puedo hacer para disminuir el dolor causado por costocondritis?

  • Descanse: Es posible que necesite descansar y evitar movimientos y actividades dolorosas. No levante objetos, como un bolso o mochila, si esto le causa dolor. Evite las actividades como el levantamiento de pesas, hasta que el dolor disminuya o desaparezca. Pregúntele a su médico cuáles actividades son adecuadas para usted mientras se recupera
  • Calor: La aplicación de calor facilita la reducción del dolor en algunos pacientes. Aplíquese calor en el área lesionada durante 20 a 30 minutos cada 2 horas durante la cantidad de días que le indiquen.
  • Hielo: El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbralo con una toalla y colóquelo en el área adolorida por 15 a 20 minutos cada hora, o como se le indique.
  • Ejercicios de estiramiento: El estiramiento suave podría aliviar sus síntomas. Párese en una puerta y ponga sus manos en el marco de la puerta al nivel de las orejas u hombros. Tome un paso hacia adelante y estire su pecho suavemente. Haga lo mismo con las manos a un nivel más alto también.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre.
  • Las áreas dolorosas en su pecho se ven inflamadas, enrojecidas o se sienten calientes al tacto.
  • Usted no puede dormir a causa del dolor.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide