Skip to Content

Contusión En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una contusión?

Una contusión es un moretón o magulladura que aparece en la piel del niño después de que se ha lastimado. Un moretón se forma cuando se rompen los vasos sanguíneos pequeños, pero no se rompe la piel. Cuando los vasos sanguíneos se desgarran, la sangre se filtra a los tejidos cercanos, como los tejidos blandos o los músculos.

¿Qué causa una contusión?

Un objeto duro o un esguince muscular puede dejar un moretón en la piel del niño. Una torcedura de rodilla o tobillo puede provocar un moretón en el hueso. Puede que al niño le salga un moretón cerca del sitio donde le sacaron sangre para hacer análisis médicos.

¿Qué aumenta el riesgo de mi niño de sufrir una contusión?

  • Un trastorno de sangrado que hace que sangre más fácilmente
  • Una enfermedad renal o hepática, o una infección
  • Antecedentes familiares de problemas de sangrado
  • Medicamentos como los anticoagulantes o ciertos medicamentos de venta sin receta y medicamentos herbales
  • Piel y músculos debilitados debido a la mala nutrición

¿Cuáles son los signos y síntomas de una contusión?

  • Dolor que aumenta cuando el niño se toca el moretón, camina o usa la parte del cuerpo donde se encuentra el moretón
  • Inflamación o abultamiento en el sitio del moretón o cerca de este lugar
  • Piel de color rojo, azul o negro, que podría ponerse de color verde o amarillo después de unos días

  • Rigidez o dificultad para mover el área amoratada del cuerpo

¿Cómo se diagnostican las contusiones?

Es posible que el médico le pregunte si el niño ha tenido alguna lesión, infección o problemas de sangrado en el pasado. Su médico le revisará la piel del área lesionada. Es posible que le toque la piel para comprobar dónde le duele. Puede que le pida al niño que le muestre dónde le duele más. Puede también que compruebe si el niño tiene algún problema cuando mueve el área amoratada. Su niño puede necesitar cualquiera de las siguientes pruebas:

  • Los análisis de sangre: se usan para revisar si existe algún trastorno de la sangre o para averiguar cuánto tarda la sangre de su niño en coagular.
  • Ultrasonido pueden mostrar la profundidad del moretón y si alguno de los órganos del niño ha sufrido daños.
  • Radiografía podría mostrar los huesos fracturados cerca del moretón.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM) podrían mostrar si se ha comenzado a formar un hematoma (acumulación de sangre). Su niño podría recibir un medio de contraste para ayudar a que las imágenes de vean mejor. Informe al médico si su niño alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No permita que su niño entre a la sala de la resonancia magnética con metales. El metal puede causar lesiones serias. Informe a su médico si su niño tiene algún metal dentro o sobre su cuerpo.

¿Cómo se tratan las contusiones?

El tratamiento para el moretón del niño dependerá de la gravedad del mismo y del lugar del cuerpo donde se encuentre. El tratamiento puede llegar a incluir cualquiera de los siguientes:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. No espere hasta que el dolor sea severo antes de darle medicamento a su niño.
  • Succión es un procedimiento usado para drenar la sangre acumulada en el músculo del niño. Esto ayuda a prevenir el aumento de presión en el músculo.
  • Cirugía podría hacerse para reparar un desgarro en un músculo o para aliviar la presión que causa la inflamación en el músculo del niño.

¿Qué puede ayudar a sanar la contusión del niño?

  • Asegúrese de que su niño descanse el área lesionada o úsela menos que de costumbre. Si su niño se magulló la pierna o el pie, es posible que deba usar muletas o un bastón para caminar. Esto le ayudará a no apoyarse sobre la parte lesionada del cuerpo. Use las muletas o un bastón como le indiquen.
  • Aplique hielo para bajar la inflamación y calmar el dolor. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cubra el hielo con una toalla y colóquelo sobre el moretón del niño durante 15 a 20 minutos cada hora o según le indiquen.
  • Use compresión. Se puede envolver el músculo amoratado con un vendaje elástico para brindar apoyo al área y bajar la inflamación. Asegúrese de que el vendaje no quede demasiado apretado. Se debería poder meter 1 dedo entre el vendaje y la piel del niño.
  • Eleve (levante) la parte lesionada de su niño de manera que quede por encima del nivel del corazón para contribuir a aliviar el dolor y la inflamación. Use almohadas, cobijas o toallas enrolladas para elevar el área tan a menudo como sea posible.
  • No se dé un masaje ni use calor. El calor y el masaje retardan la sanación del área.
  • No permita que su niño estire los músculos lesionados. Pregúntele a su médico cuándo y cómo su niño podrá estirar sus músculos después de su lesión.

¿Cómo se puede prevenir una contusión?

  • No deje a un bebé solo sobre una cama o un sofá. Cuide de cerca a su bebé a medida que comience a gatear, aprenda a caminar y cuando esté jugando.
  • Asegúrese de que el niño use protección apropiada. Haga que use prendas acolchadas y de protección, como canilleras. Debería usar este tipo de protección cuando practica deportes. Enseñe al niño en qué lugares y con qué equipo es seguro jugar y acostúmbrelo a seguir las normas de seguridad.
  • Elimine o cubra los objetos afilados en el hogar. Los niños pequeños son más propensos a lastimarse con las esquinas de los muebles cuando están aprendiendo a caminar. Elimine estos muebles o cubra los bordes afilados o los objetos duros de su hogar con un material acolchado.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su hijo pierde la sensación o no puede mover el brazo o la pierna lesionada.
  • Su hijo comienza a quejarse de que siente presión en el músculo lesionado.
  • El niño comienza a sentir de forma repentina más dolor cuando mueve el área lesionada.
  • Su hijo siente mucho dolor en el área del moretón.
  • El área de la mano o el pie del niño que se encuentra debajo del moretón se pone fría o pálida.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • El área lesionada está roja y caliente al tacto.
  • Los síntomas del niño no mejoran después de 4 a 5 días de tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide