Skip to Content

Citomegalovirus Congénito

CUIDADO AMBULATORIO:

Citomegalovirus congénito

es una infección viral que su hijo adquiere antes de nacer. El citomegalovirus congénito se transmite de una madre infectada a su bebé no nacido a través de la placenta. El citomegalovirus puede ser dañino para un bebé no nacido y conllevar a problemas serios de salud. La infección del citomegalovirus aumenta el riesgo de su niño de problemas de audición y visión. También podría aumentar el riesgo de su bebé de sufrir defectos de nacimiento y problemas de aprendizaje y desarrollo.

Los signos y síntomas:

La mayoría de los bebés que nacen con la infección del citomegalovirus congénito no presentan ningún signo de la infección. En algunos casos, es probable que su bebé presente los siguientes:

  • Ictericia (color amarillo en la piel)
  • Manchas rojas o moradas en la piel
  • El hígado o bazo engrandecido después de nacido

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su bebé tiene dificultad para respirar.
  • Su bebé tiene una convulsión.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su bebé tiene ictericia de nuevo o esta empeora.
  • Su bebé tiene manchas rojas o moradas en su piel.
  • Su bebé tiene inflamación abdominal.
  • Su bebé no responde de forma normal a los sonidos.

Consulte con su médico sí:

  • Su bebé tiene fiebre o tos.
  • Su bebé vomita, tiene diarrea o no come.
  • Tiene alguna pregunta acerca de la condición o cuidado del niño.

El tratamiento para el citomegalovirus congénito

podría incluir medicamentos para disminuir su riesgo de pérdida de la audición o de problemas con el desarrollo del cerebro. Llame al médico de su bebé si usted piensa que el medicamento no está funcionando como se esperaba. Infórmele si usted piensa que su bebé tiene una reacción alérgica a los medicamentos. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Lleve la lista de medicamentos de su bebé con usted en caso de una emergencia.

Ayude a su niño a vivir una vida saludable:

  • Lleve a su niño a que le revisen la audición regularmente. El tratamiento temprano para la pérdida de la audición podría evitar problemas del habla o del aprendizaje. Pregunte a su médico con qué frecuencia debe revisarle la audición.
  • Lleve a su niño a terapia de lenguaje, ocupacional o física. La terapia temprana ayudará a su hijo a desarrollar y aprender de la mejor manera posible.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Su bebé necesitará citas de seguimiento regulares para revisar su crecimiento y desarrollo. También necesitará que le revisen la vista y la audición con regularidad. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide