Skip to Content

Cirugía Para El Desprendimiento De Retina

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que necesita saber acerca de la cirugía para el desprendimiento de retina:

La cirugía para el desprendimiento de retina se realiza para volver a colocar la retina en la parte posterior del ojo. Hay muchos tipos de cirugía para el desprendimiento de retina. Consulte con su médico sobre cuál es la cirugía de los ojos adecuada para usted.

La forma para prepararse para la cirugía:

Tal vez no tenga tiempo de prepararse para la cirugía. Si tiene tiempo de prepararse, su médico le dirá cómo. Es posible que le indiquen que no coma ni tome nada pasada la medianoche del día de la cirugía. Su proveedor le indicará cuáles medicamentos tomar y cuáles no en el día de su cirugía. Podrían administrarle un antibiótico por vía intravenosa para evitar que contraiga una infección bacteriana. Pídale a alguien que lo lleve a su casa y que se quede con usted por 48 horas después de la cirugía.

Qué sucederá durante la cirugía:

  • Pueden administrarle anestesia general para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. También es probable que, en cambio, le administren sedación intravenosa para calmarlo y relajarlo durante la cirugía. Si le administran sedación intravenosa, también se le administrará anestesia local para adormecer el área de la cirugía. Con la anestesia local, usted todavía podría sentir presión o molestia durante la cirugía, pero no debería sentir ningún dolor.
  • La retina puede volverse a colocar en el ojo con uno o más de los siguientes procedimientos:
    • Una vitrectomía es la cirugía para quitar el gel vítreo del ojo y reemplazarlo con una burbuja de gas o aceite. La burbuja permitirá que la retina regrese al lugar correcto. Si se coloca una burbuja de aceite, puede necesitar otra cirugía para retirarla.
    • Un cerclaje escleral es una cirugía para colocar una banda flexible alrededor del ojo. Su médico también puede drenar el líquido de la parte inferior de la retina. Esto ayudará a que la retina regrese al lugar correcto. No sentirá ni verá la banda alrededor del ojo.
    • Una retinopexia neumática es una cirugía para inyectar una burbuja de gas en el ojo. La burbuja ayuda a empujar la retina al lugar correcto. La burbuja se reabsorberá con el paso del tiempo. Se usará un láser o un tratamiento de congelación para mantener la retina permanentemente en la parte posterior del ojo.

Qué sucederá después de la cirugía:

Los médicos lo mantendrán bajo observación hasta que se despierte. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. Puede que necesite mantener la cabeza en una posición. Esto puede ayudar a prevenir un aumento en la presión del ojo. Tal vez tenga dolor e hinchazón en el ojo o alrededor de este durante varios días. También puede tener un drenaje rosado o con sangre en el ojo durante 48 horas. Pueden pasar varios meses hasta antes que su visión mejor.

Riesgos de la cirugía:

Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Las estructuras del ojo podrían dañarse durante la cirugía. Usted puede llegar a desarrollar cataratas o glaucoma. Tal vez la cirugía no mejore ni le devuelva su visión.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Tiene dolor intenso en el ojo.
  • Usted tiene cambios repentinos en su visión o pérdida de la visión.
  • La sangre empapa el vendaje.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Su ojo está rojo, inflamado o drena pus.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Antibióticos ayudan a evitar una infección bacteriana. Puede administrarse como gotas para los ojos.
  • Los medicamentos contra las náuseas ayudan a prevenir las náuseas y los vómitos. Las náuseas y los vómitos pueden aumentar la presión del ojo y causar daño.
  • Los laxantes ayudan a evitar el estreñimiento. El estreñimiento le provoca tensión. Esto puede aumentar la presión en el ojo y provocar daño.
  • Esteroides ayudan a disminuir la inflamación. Puede administrarse como gotas para los ojos.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Acetaminofeno: alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Use el parche o protector para el ojo según se le indique:

Estos dispositivos ayudan a que el ojo descanse y sane.

Parche en el ojo y protector

Cuidado de la herida:

Retire el vendaje al cabo de 48 horas o como se le haya indicado. Aplique una compresa fría sobre el ojo durante 15 a 20 minutos cada hora o según se le indique. Utilice un paño o toalla mojada con agua fría. Una compresa fría ayudará a disminuir la hinchazón y el dolor. Vuelva a colocar el parche o protector para el ojo después de quitar la compresa.

Actividad:

Pregunte a su médico cuándo puede volver a manejar y retornar sus actividades acostumbradas. Algunas actividades pueden aumentar la presión en el ojo. La presión alta puede evitar la cicatrización y provocar que la retina se desprenda otra vez. Siga estas instrucciones para evitar un aumento de la presión en el ojo:

  • Trate de no toser, vomitar ni esforzarse con las evacuaciones intestinales. Es posible que le administren medicamentos para prevenir los vómitos o el estreñimiento.
  • Mantenga la cabeza por encima del nivel de la cintura en todo momento. No se incline hacia adelante.
  • Recuéstese o descanse en la posición que su médico le indique. Si le realizaron una vitrectomía, recuéstese boca abajo tanto como sea posible. Mantenga la cabeza hacia el lado para poder respirar. Su médico le dirá con qué frecuencia puede sentarse o cambiar de posición. Después de otros tipos de cirugía del ojo, puede que necesite mantener la cabeza en una posición, o dormir con la cabeza sobre almohadas.
  • Pregunte a su médico cuándo podrá viajar a grandes altitudes o viajar en un avión.
  • No haga ejercicios hasta que su médico lo autorice.

Programe una cita de seguimiento con su médico en 1 o 2 días, o como se le indique:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide