Skip to main content

Cómo Manejar La Diabetes Durante Días De Enfermedad

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es el manejo de días de enfermedad?

El manejo de días de enfermedad es un plan que usted desarrolla con sus médicos para controlar sus niveles de azúcar en la sangre cuando está enfermo. Desarrolle este plan con su equipo de cuidado de la diabetes.

¿Por qué necesito un plan para los días de enfermedad?

Sus niveles de azúcar en la sangre pueden aumentar a causa del estrés de una enfermedad, una cirugía o una lesión. Su plan puede ayudarle a evitar niveles altos de azúcar en la sangre y otras condiciones serias como las siguientes:

  • La cetoacidosis diabética (CAD) es una condición que obliga al cuerpo a utilizar la grasa en vez del azúcar para producir energía. La cetoacidosis diabética ocurre cuando su cuerpo no tiene suficiente insulina y sus niveles de azúcar se suben demasiado. A medida que las grasas se desintegran, van dejando químicos llamados cetonas que se van acumulando en la sangre. Los altos niveles de cetonas son peligrosos. La CAD generalmente les sucede a las personas con diabetes tipo 1. La cetoacidosis diabética al no ser tratada puede conducir a un estado de coma y ser de peligro mortal.
  • El síndrome hiperosmolar hiperglucémico (SHH) es una condición que hace que su cuerpo se deshaga del azúcar adicional a través de la orina. Esto puede causar que se deshidrate gravemente. El SHH les sucede a las personas con diabetes tipo 2, especialmente a las personas mayores. El SHH puede poner en peligro su vida.

¿Cuáles son algunas cosas que debería hacer cuando estoy enfermo?

  • Siga tomando sus medicamentos según las indicaciones. Su médico le indicará si necesita hacer algún cambio. Podría ser necesario utilizar la insulina cuando esté enfermo, aún si normalmente no la usa. Si usted se administra la insulina normalmente, es posible que necesite aumentar su dosis cuando esté enfermo. Consulte con su médico antes de tomar cualquier medicamento de venta libre.
  • Revise los niveles de azúcar en la sangre con más frecuencia de lo acostumbrado. Si tiene diabetes tipo 2, es necesario revisarlo por lo menos 4 veces al día. Si usted tiene diabetes tipo 1, revise sus niveles cada 4 horas.
    Como revisar su nivel de azúcar en la sangre
  • Revise su orina o sangre en busca de cetonas si usa insulina, y como se le indique. Pregúntele a su médico qué tipo de prueba para cetonas es más apropiada para usted. Los equipos para revisar sus niveles de cetona en la orina están de venta en las farmacias y en algunas tiendas. También puede comprar un medidor para revisar la cantidad de cetonas en su sangre. Pregunte cuándo y qué tan seguido necesita revisar las cetonas.
  • Tome líquidos como se le haya indicado. Es posible que usted necesite tomar alrededor de 8 onzas (1 vaso) de líquidos cada hora. Consuma líquidos que no contengan azúcar o cafeína. Pregunte a su médico cuáles líquidos son más adecuados para usted. El médico le puede decir que el agua es el mejor líquido para beber.
  • Siga su plan de alimentación normal tanto como le sea posible. Si usted no puede seguir su plan de alimentación, coma otros alimentos que son fáciles de digerir para su cuerpo. Si usted come menos alimentos de lo normal o no puede comer ningún alimento, tome líquidos que contengan calorías.
  • Informe a las personas que le ayudan cuando está enfermo sobre su plan para los días de enfermedad. Ponga este plan en un lugar donde lo puedan encontrar fácilmente. Su plan para los días de enfermedad puede cambiar con el tiempo dependiendo de sus necesidades.

¿Qué puedo tomar y comer mientras estoy enfermo?

Prepárese para los días de enfermedad tomando una pequeña cantidad de bebidas y alimentos no dietéticos en casa. Tenga alrededor de 50 gramos de carbohidratos cada 3 a 4 horas para el malestar estomacal, vómitos o diarrea. Cada uno de los líquidos y alimentos mencionados a continuación contiene cerca de 10 a 15 gramos de carbohidratos.

  • Líquidos:
    • ⅓ a ½ taza de jugo de fruta
    • ½ taza de soda regular
    • 1 taza de leche
    • 1 paleta doble
    • 1 taza de una bebida deportiva
    • ½ taza de sopa de crema
  • Alimentos:
    • ½ taza de gelatina regular
    • ¼ taza de pudín regular
    • ½ taza de puré de papas, macarrones, o fideos
    • ½ taza de helado regular o ¼ taza de nieve de agua
    • 1 rebanada de pan tostado seco, 6 galletas saladas o 3 galletas de harina tipo graham

Pídale a alguien que llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Usted tiene dificultad para respirar.
  • No es posible despertarlo.
  • Usted está soñoliento o confundido.
  • Usted está respirando más rápido que lo normal.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Usted no puede retener alimentos ni líquidos en el estómago por unas horas.
  • Usted está soñoliento o confundido.
  • Usted está respirando más rápido que lo normal.
  • Sus latidos cardíacos son más rápidos de lo acostumbrado o su corazón está palpitando fuertemente.
  • Usted se siente débil o mareado.

¿Cuándo debo llamar al médico o al equipo de cuidado de la diabetes?

  • Usted tiene calambres en las piernas.
  • Su boca u ojos están secos.
  • Tiene vómitos o diarrea.
  • Tiene fiebre.
  • Su nivel de cetona está más elevado de lo que sus médicos han indicado que debe estar.
  • Su nivel de azúcar en la sangre está más elevado de lo que sus médicos han indicado que debe estar.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.