Skip to Content

Amigdalectomía En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber acerca de la amigdalectomía:

Una amigdalectomía es una cirugía para extirpar las amígdalas de su niño. Las amígdalas son dos protuberancias grandes de tejido en la parte posterior de la garganta de su niño. Es posible que sea necesario extirparle las amígdalas si tiene infecciones de garganta frecuentes o dificultad para respirar mientras duerme.

Cómo preparar a su niño para una amigdalectomía:

  • El cirujano de su hijo le indicará cómo prepararse. Podría indicarle que no deje que su hijo coma o beba nada después de la medianoche anterior a la cirugía.
  • Informe al cirujano de su hijo sobre todos los medicamentos que su hijo esté tomando actualmente. Le dirá si su hijo necesita dejar de tomar algún medicamento para la cirugía y cuándo debe hacerlo. Le indicará cuáles medicamentos darle a su hijo el día de la cirugía.
  • Dígale al médico de su niño si su niño tiene alergias. Infórmele si su hijo alguna vez tuvo una reacción alérgica a la anestesia o a otros medicamentos.

Lo que sucederá durante la amigdalectomía de su hijo:

El niño recibirá anestesia general para mantenerlo dormido y sin dolor durante la cirugía. A su hijo también le darán medicamentos para evitar las náuseas y los vómitos. El cirujano colocará instrumentos dentro de la boca de su niño para mantenerla abierta. Después cortará toda o una parte de sus amígdalas del tejido que lo rodea. El cirujano detendrá cualquier sangrado de las áreas en donde se extirparon las amígdalas.

Lo que sucederá después de la amigdalectomía de su hijo:

Es posible que su niño necesite permanecer en el hospital si es menor de 3 años. También es posible que su hijo necesite permanecer en el hospital por la noche si tiene problemas respiratorios u otros problemas de salud. Su niño tendrá dolor en la garganta que podría durar hasta por 2 semanas. Su dolor de garganta podría ser peor por la mañana. Este dolor podría propagarse a sus oídos. Su niño podría sentir dolor al tragar y es posible que no quiera comer o tomar nada. Dele a su hijo muchos líquidos para ayudar a prevenir la deshidratación. Su niño tendrá manchas blancas en la parte posterior de su garganta. Estas son costras que se caerán aproximadamente después de una semana.

Riesgos de una amigdalectomía:

Su niño podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Es posible que presente inflamación en su boca, garganta o pulmones que le dificulten la respiración. Su hijo puede tener náuseas y vómitos después de la cirugía. Su hijo podría tener cambios en la voz o en el sentido del gusto después de la cirugía. Los instrumentos que se usaron para extirpar las amígdalas de su niño podrían provocar lesión a sus dientes, laringe o paladar. Los instrumentos que usan calor o un láser para extirpar sus amígdalas pueden provocar una quemadura. Las amígdalas podrían volver a salir después de la cirugía de su niño.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Su hijo tiene dificultad para respirar

Llame al médico o cirujano de su hijo si:

  • Su hijo muestra signos de deshidratación, como sequedad en la boca o en los ojos. Es posible que orine menos que de costumbre o que no orine.
  • Su hijo tiene un dolor intenso.
  • Su hijo tiene fiebre por encima de los 102 °F (39 °C) o su hijo tiene una fiebre baja por más de 2 días.
  • Su hijo tiene sangrado de color rojo brillante proveniente de la garganta, la nariz o la boca, o su sangrado empeora.
  • Su hijo tiene dolor de estómago o vómito.
  • Su hijo tiene síntomas nuevos o peores.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoagulante, siempre pregunte si los AINE son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Cuidado de su niño en el hogar:

  • Limite las actividades del niño. Será necesario que su niño descanse después de la cirugía. Pregunte al cirujano cuándo su hijo puede retomar sus actividades diarias, como la escuela o los deportes.
  • Dele líquidos a su niño. Esto le ayudará a evitar la deshidratación. Pregúntele al cirujano cuánto líquido necesita su hijo. Los líquidos y los alimentos que están fríos, como el agua, jugo de manzana o de uva, helados de agua y gelatina, ayudarán a disminuir el dolor y la inflamación. Evite darle jugos cítricos, como jugo de naranja o de toronja. No le dé a su niño líquidos calientes como sopa o té. Estos líquidos podrían lastimar su garganta.
  • No le dé sorbetes a su niño por hasta 2 semanas, o como lo haya indicado su cirujano. El tomar por un popote podría aumentar el riesgo de sangrado de su niño.
  • Dele alimentos blandos a su niño por 10 a 14 días para disminuir el dolor mientras come. Ejemplos son puré de manzana, huevos revueltos o cocidos, puré de papa, macarrón y helado. Su hijo puede comenzar a comer lentamente alimentos sólidos una vez que pueda comer alimentos blandos con facilidad. No le dé ningún alimento picante, caliente o con bordes afilados, como las papas de paquete.
  • Limpie la boca de su hijo. Enjuague cuidadosamente su boca como se le indique para remover la sangre y la mucosidad. Las costras blancas que se forman en la parte de atrás de su garganta causarán mal aliento. Esto es normal. No permita que su niño haga gárgaras ni se cepille los dientes con mucha fuerza. Esto podría hacer que sangre. Ayude a su niño a cepillarse los dientes con cuidado si lo necesita.

Acuda a sus consultas de control con el médico o cirujano de su hijo según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.