Skip to Content

Amigdalectomía En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber acerca de la amigdalectomía:

Una amigdalectomía es una cirugía para extirpar las amígdalas de su niño. Las amígdalas son dos protuberancias grandes de tejido en la parte posterior de la garganta de su niño. Es posible que sea necesario extirparle las amígdalas si tiene infecciones de garganta frecuentes o dificultad para respirar mientras duerme.


Cómo preparar a su niño para una amigdalectomía:

El médico hablará con usted acerca de cómo prepararse para la cirugía de su niño. Él le indicará que no le permita que coma o tome nada después de la medianoche del día de su cirugía. Le indicará cuáles medicamentos su niño debería o no debería tomar en el día de su cirugía.

Qué sucederá durante una amigdalectomía:

A su niño le administrarán anestesia general para mantenerlo dormido y sin dolor durante la cirugía. También le darán medicamentos antes de su cirugía para evitar las náuseas y el vómito. El cirujano colocará instrumentos dentro de la boca de su niño para mantenerla abierta. Después cortará toda o una parte de sus amígdalas del tejido que lo rodea. Su cirujano detendrá cualquier sangrado de las áreas en donde se extirparon las amígdalas.

Qué sucederá después de una amigdalectomía:

Es posible que su niño necesite permanecer en el hospital por la noche si es menor de 3 años. También es posible que necesite permanecer en el hospital por la noche si tiene problemas de respiración u otros problemas de salud. Su niño tendrá dolor en la garganta que podría durar hasta por 2 semanas. Su dolor de garganta podría ser peor por la mañana. Este dolor podría propagarse a sus oídos. Su niño podría sentir dolor al tragar y es posible que no quiera comer o tomar nada. Él necesitará tomar suficientes líquidos para evitar la deshidratación. Su niño tendrá manchas blancas en la parte posterior de su garganta. Estas son costras que se caerán aproximadamente después de una semana.

Riesgos de una amigdalectomía:

Es posible que su niño sangre más de lo esperado durante o después de la cirugía, o que contraiga una infección. También es posible que presente inflamación en su boca, garganta o pulmones que le dificulten la respiración. Su hijo puede tener náuseas y vómitos después de la cirugía. Su hijo puede tener cambios en la voz o en el sentido del gusto después de la cirugía. Los instrumentos que se usaron para extirpar las amígdalas de su niño podrían provocar lesión a sus dientes, caja de voz o paladar. Los instrumentos que usan calor o un láser para extirpar sus amígdalas pueden provocar una quemadura. Las amígdalas podrían volver a salir después de la cirugía de su niño.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide