Skip to Content

Agresión Física

LO QUE NECESITA SABER:

Una agresión física es cualquier lesión causada por otra persona. Usted puede tener más de un hueso roto, una contusión o una cortada. También puede sufrir lesiones en un ojo, nervio o daño al tejido. Una lesión a un órgano puede causar sangrado interno. Otros problemas pueden desarrollarse más adelante si usted ha sufrido una lesión en la cabeza. Es posible que usted necesite que alguien permanezca con usted por varios días si ha sufrido una lesión de cabeza.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

Es posible que usted necesite solicitar que alguien esté disponible para llamar al 911 si usted no puede hacerlo.

  • Usted tiene dolor en el pecho o falta de aire.
  • Usted sufre una convulsión, no se lo puede despertar o no responde.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene cambios en la visión o pérdida de la visión.
  • Usted tiene dolor o moretones nuevos o en aumento.
  • Usted se siente mareado, con náuseas o está vomitando.
  • Usted está confundido o tiene problemas de memoria.
  • Usted se siente más cansado que lo acostumbrado, o tiene cambios en la cantidad de horas que normalmente duerme.
  • Usted no puede articular las palabras.
  • Usted tiene una herida abierta que está inflamada, drena pus o tiene mal olor.
  • Usted nota rayas rojas en su piel que empiezan desde su herida.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte cómo tomar estos medicamentos de una forma segura. No espere hasta que el dolor sea severo para tomar su medicamento.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Antibióticos sirven para prevenir o tratar una infección bacteriana.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Es posible que necesite que le ordenen radiografías u otros exámenes. Su médico puede requerir que le pongan un yeso o férula en su brazo o pierna fracturada. Es posible que sea necesario tratar una contusión. Usted también puede necesitar consultar a un especialista.

Cuidados personales:

  • Aplique hielo según las indicaciones. El hielo ayuda a disminuir el dolor y la inflamación. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. Colóquela en el área afectada por 20 minutos cada hora, o según las instrucciones. Pregúntele a su médico cuántas veces al día debe aplicarse el hielo y por cuántos días.
  • Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas. Limpie con cuidado la herida con agua y jabón según le indicaron. Si tiene una cortada o una herida abierta, manténgala cubierta con un vendaje. Pregunte al médico qué clase de vendaje debe usar. Cambie el vendaje si se moja o se ensucia. Vigile por signos de infección, como inflamación, pus o rayas rojas.
  • Descanse tanto como sea necesario. Pregunte cuándo puede regresar a sus actividades normales. Si tiene una lesión en la cabeza o está tomando medicamentos narcóticos para el dolor, pregunte cuando puede volver a manejar.
  • Vaya a terapia según las indicaciones. Un fisioterapeuta puede enseñarle ejercicios para fortalecer los músculos y evitar otras lesiones. Un terapeuta de salud mental puede ayudarle a manejar las preocupaciones o la depresión causada por la agresión física.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide