Skip to Content

Abuso Físico De Las Personas Mayores Para Familiares Y Cuidadores

LO QUE NECESITA SABER:

El abuso físico de una persona mayor es el daño que hace un cuidador a una persona de 60 años o más. Un cuidador podría ser un familiar o alguien que es responsable de brindar cuidados. El cuidador le podría pegar, abofetear, patalear, jalar el cabello, quemar o alimentar a fuerzas a la persona. El cuidador también podría administrarle una dosis equivocada de medicamento. El abuso físico también incluye el abuso sexual. El abuso sexual ocurre cuando una persona tiene contacto sexual con la persona sin su consentimiento. El abuso físico puede suceder en el hogar de la persona, en la del cuidador o en una institución como un asilo de ancianos.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado:

El formulario de consentimiento es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos o procedimientos que se podrían realizar a la persona. El consentimiento informado significa que la persona entiende lo que le realizarán y que puede tomar decisiones acerca de lo que quiere. La persona da su permiso al firmar el formulario de formulario de consentimiento. Alguien puede firmar este formulario por la persona si ella no puede firmarlo. Tiene derecho a comprender la atención médica en palabras que entienda. Antes de que la persona firme el formulario de consentimiento, debería entender los riesgos y beneficios de lo que le van a realizar. Asegúrese de que le respondan todas las dudas.

Una vía IV

es un tubo que se coloca en la vena del niño para administrarle medicamentos o líquidos.

El oxígeno adicional

puede necesitarse si el nivel de oxígeno de la persona está más bajo de lo debido.

Signos vitales

incluyen la presión arterial, el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria y la temperatura de la persona. Los médicos revisarán los signos vitales de la persona. También le preguntarán el nivel de dolor.

Medicamentos:

  • Los antibióticos ayudan a evitar o a tratar una infección bacteriana.
  • Los analgésicos podrían administrarse.
  • Una vacuna antitetánica puede aplicarse si tiene una herida abierta. La persona debe recibir una vacuna antitetánica si no le han aplicado una en los últimos 5 a 10 años.

Exámenes:

  • Exámenes de sangre y orina pueden hacerse para verificar si hay problemas de salud como desnutrición o infección.
  • Un examen pélvico se hace en las mujeres para que los médicos puedan comprobar si tiene lesiones que podrían haber sido causadas por el abuso.
  • Un cultivo y examen de frotis se usan para tomar una muestra de secreción de los genitales. La muestra se enviará al laboratorio para examinarse.
  • Las radiografías pueden mostrar si tiene algún hueso fracturado o fuera de lugar. También se podrían realizar radiografías del tórax y abdomen de la persona mayor.
  • Un ECG de 12 derivaciones, también llamado EKG, ayuda a que los médicos busquen daños o problemas en distintas áreas del corazón. Se graba un corto período de actividad eléctrica del músculo cardíaco de la persona. Esta prueba podría mostrar problemas o cambios en el funcionamiento del corazón.
  • Los signos neurológicos se utilizan para comprobar cómo funciona el cerebro después de una lesión. Los médicos revisarán los ojos y la memoria de la persona, además de la facilidad con la que el paciente se despierta. También podría examinarse el uso de la mano y el equilibrio. Es posible que deban controlarle los signos neurológicos de la persona frecuentemente.

Tratamiento:

  • La terapia podría recomendarse. Un consejero puede ayudar a la persona a hablar sobre cómo se siente. Es posible que sienta temor, depresión o ansiedad como consecuencia del abuso físico. Un consejero puede ayudar a la persona con estos sentimientos.
  • La cirugía puede ser necesaria para tratar las lesiones. Una cirugía podría ayudar a que sus huesos vuelvan a su estado normal si hay un hueso fracturado. Se podría requerir una cirugía también para corregir una deformidad o para tratar otras lesiones.

RIESGOS:

Si no recibe tratamiento, el abuso físico podría causar graves problemas de salud y emocionales. El abuso reiterado puede resultar en lesiones graves o la muerte de la persona. Es posible que la persona también presente depresión.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

La persona tiene el derecho de ayudar a planear su propio cuidado. Para ayudar con este plan, la persona debe aprender acerca de su condición de salud y cómo podría tratarse. Después puede discutir las opciones de tratamiento con los médicos. Pueden ayudar a la persona a decidir qué cuidados y tratamientos pueden utilizarse. La persona siempre tiene el derecho de rehusar tratamiento.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.