Skip to Content

Absceso En El Pulmón

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es un absceso en el pulmón?

Un absceso en el pulmón es un área llena de pus en el tejido de su pulmón causada por una infección bacteriana. Un absceso en el pulmón se puede formar al inhalar alimentos o líquidos hacia sus pulmones por accidente. Una infección en la boca, un sistema inmune débil o problemas cardíacos pueden aumentar su riesgo de presentar un absceso en el pulmón. Un absceso en el pulmón grave se puede propagar y ser de peligro mortal.

¿Cuáles son los signos y síntomas de un absceso en el pulmón?

  • Tos productiva
  • Fiebre, escalofríos, o sudoración nocturna
  • Fatiga
  • Falta de aliento
  • Tos con sangre

¿Cómo se diagnostica un absceso en el pulmón?

  • Los análisis de sangre pueden mostrar cuál es el tipo de bacteria que se encuentra en sus pulmones. Esto le ayudará a su médico determinar la clase de medicamentos para tratar su absceso pulmonar.
  • Una radiografía, un ultrasonido, resonancia magnética o tomografía computarizada se podrían usar para mostrar la localización del absceso pulmonar. Solicite a su médico más información sobre éstos u otros exámenes que podrían ser requeridos.

¿Cuál es el tratamiento para un absceso en el pulmón?

  • Los medicamentos se usará para tratar una infección bacteriana.
  • Una terapia física torácica es un tratamiento para evacuar el líquido de sus pulmones y aumentar el flujo de sangre. Un médico va a golpear y vibrar su pecho y espalda con la mano para ayudar a aflojar el líquido en sus pulmones. A usted lo colocaran en diferentes posiciones para ejercitar su pulmón y drenar el líquido. Esta maniobra ayudará a la expectoración del exceso de líquido acumulado en su pulmón para que pueda recuperarse.
  • Un drenaje percutáneo es un procedimiento para extraer el exceso de líquido de sus pulmones por medio de un catéter. Su médico usará un ultrasonido para insertar el catéter a través de la piel hacia el pulmón.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Limite sus actividades según le indicaron. Pregunte a su médico cuando puede regresar a sus actividades cotidianas.

¿Qué puedo hacer para prevenir la propagación de los gérmenes?


  • Lávese las manos frecuentemente. Lávese las manos varias veces al día. Lávese después de usar el baño, después de cambiar pañales y antes de preparar la comida o comer. Use siempre agua y jabón. Frótese las manos enjabonadas, entrelazando los dedos. Lávese el frente y el dorso de las manos, y entre los dedos. Use los dedos de una mano para restregar debajo de las uñas de la otra mano. Lávese durante al menos 20 segundos. Enjuague con agua corriente caliente durante varios segundos. Luego séquese las manos con una toalla limpia o una toalla de papel. Puede usar un desinfectante para manos que contenga alcohol, si no hay agua y jabón disponibles. No se toque los ojos, la nariz o la boca sin antes lavarse las manos.
    Lavado de manos
  • Cúbrase al toser o estornudar. Use un pañuelo que cubra la boca y la nariz. Arroje el pañuelo a la basura de inmediato. Use el ángulo del brazo si no tiene un pañuelo disponible. Lávese las manos con agua y jabón o use un desinfectante de manos.
  • Manténgase alejado de los demás mientras esté enfermo. Evite las multitudes lo más que pueda.
  • Pregunte sobre las vacunas que pudiera necesitar. Hable con su médico sobre su historial de vacunación. Su médico le indicará qué vacunas necesita y cuándo recibirlas.
    • Vacúnese contra la influenza (gripe) tan pronto como se recomiende cada año. La vacuna antigripal se ofrece a partir de septiembre u octubre. Los virus de la gripe cambian, por lo que es importante vacunarse contra la gripe cada año.
    • Vacúnese contra la neumonía si se recomienda. Esta vacuna generalmente se recomienda cada 5 años. Su médico le indicará cuándo recibir esta vacuna, de ser necesaria.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Usted tiene falta de aire repentina.
  • Usted de repente tiene dolor en pecho, especialmente al respirar o al toser.
  • Usted expectora sangre.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

  • Usted tiene fiebre o sudoración nocturna.
  • Usted tiene nuevos síntomas o sus síntomas empeoran.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Learn more about Absceso En El Pulmón

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.