Skip to Content

última Voluntad En Vida

LO QUE NECESITA SABER:

La última voluntad en vida es un tipo de documento legal conocido como directiva médica avanzada. Su propósito es informarles a los médicos sobre el cuidado médico que usted desea recibir cuando no pueda expresarlo usted mismo. Esto podría pasar si usted está inconsciente (no puede despertarse). Podría pasar también si usted no puede pensar con claridad o no puede comunicar lo que desea. Usted podría sufrir de una enfermedad terminal (mortal) o estar en estado de coma por largo tiempo. Algunos tratamientos médicos pueden prolongar la vida, aun cuando la recuperación no es posible. Si usted no va a recuperarse, una declaración de última voluntad en vida puede informarle a los demás sobre los tratamientos que usted desea y los tratamientos que no desea. La mayoría de los estados tienen formularios para ayudarle a escribir su declaración de última voluntad en vida. Hable con su familia y sus médicos sobre sus deseos. Siga las reglas de su estado para preparar y firmar su declaración de última voluntad en vida. Asegúrese de que sus seres queridos y médicos tengan copias de su declaración y las incluyan en su expediente médico.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Cuando la declaración de última voluntad en vida entra en vigencia:

La declaración de última voluntad en vida entra en efecto cuando usted ya no puede tomar sus propias decisiones médicas. Los médicos tienen que decidir si usted ya no tiene la facultad de tomar sus propias decisiones médicas. Dependiendo de las leyes de su estado, se requiere que 1 o 2 médicos decidan lo siguiente:

  • Usted ya no puede informarles a los médicos sobre los tipos de cuidados que desea: Usted podría estar inconsciente o en coma. Es posible que no pueda comunicar qué tipo de cuidado quiere.
  • Usted no tiene capacidad mental para tomar decisiones: Usted puede comunicarse, pero su habilidad para tomar buenas decisiones ha cambiado. Usted no puede comprender las decisiones que se deben tomar sobre sus cuidados médicos. Tampoco puede comprender los efectos de las decisiones que hay que tomar.
  • Usted tiene una enfermedad o condición médica terminal: Los médicos también deben decidir si usted tiene una enfermedad o condición terminal que cabe dentro de las leyes de su estado para declaraciones de última voluntad en vida:
    • Enfermedad terminal: No se espera que usted se recupere de su enfermedad. Sus médicos saben que esta enfermedad le causará la muerte. Cada estado podría definir las enfermedades terminales de una forma distinta.
    • Estado vegetativo: Un estado vegetativo sucede cuando usted sufre de una lesión cerebral fuerte de la que nunca se despierta por completo. Puede ser una afección duradera o permanente. Sus funciones mentales se reducen o pierden, pero sus funciones corporales básicas todavía funcionan. Usted no puede comunicarse, interactuar con los demás o vivir como lo hacía antes.

Lo que debe considerar cuando prepara su declaración de última voluntad en vida:

Pídale a su médico los formularios o documentos necesarios para ayudarle a escribir su declaración de última voluntad en vida. Estos documentos le ayudarán a preparar las instrucciones escritas para sus cuidados durante el final de su vida. Piense en las situaciones en las cuales le gustaría limitar sus tratamientos médicos. Las opciones de tratamiento incluyen las siguientes:

  • Todo tipo de tratamiento para tratar de salvar su vida.
  • Todo tipo de tratamiento, pero detenga los tratamientos si no funcionan en un tiempo determinado.
  • Solamente los tratamientos que no causen dolor o molestias.
  • Solamente cuidados paliativos (para comodidad). Los cuidados paliativos ofrecen medicamentos para quitar el dolor, pero no tratamientos para salvar o prolongar la vida.

Tratamientos que se pueden cubrir en una declaración de última voluntad en vida:

Un testamento en vida le ayuda a tomar decisiones sobre la atención médica que puede prolongar su vida antes de que la necesite. Usted decide los tratamientos que desea o no desea. Usted puede decidir si desea que paren, limiten, o no tener del todo ciertos tratamientos médicos. Algunas de sus opciones de tratamiento incluyen:

  • Exámenes o tratamientos invasivos: Los exámenes y tratamientos invasivos pueden ser muy incómodos o dolorosos. Pueden incluir exámenes de laboratorio, transfusiones de sangre, tratamiento con antibióticos, y cirugía. Estos exámenes y tratamientos pueden prolongar su vida, aún cuando la recuperación ya no es posible. Piense en como le gustaría sentirse y cuanto tiempo le gustaría poder vivir. Por ejemplo, tal vez usted esté dispuesto a tener un poco de dolor con un tratamiento que le permita vivir por más tiempo. También puede ser que rehuse o detenga tratamientos que prolongan la vida, pero que le causan un dolor constante o severo.
  • Tratamientos de corta y larga duración: Es probable que usted quiera tratamientos de corta duración cuando existe una buena posibilidad de mejoría. Es posible que no quiera estos tratamientos si sus posiblidades de mejorar son muy bajas. Por ejemplo, usted aceptaría que le colocaran una sonda alimenticia por un periodo corto de tiempo mientras se recupera de una cirugía. Tal vez no quiera que le coloquen una sonda de alimentación permanente si tiene de una lesión cerebral de por vida. Tal vez quiera limitar la cantidad de tiempo deseada para otros tratamientos que le conservarán la vida.
  • Alimentación por sonda: Los médicos también podrían referir a alimentación por sonda como nutrición e hidratación artificial. Si usted está inconsciente o no puede tragar, la alimentación por sonda le provee los líquidos y nutrientes que usted necesita para permanecer vivo.
  • Soporte vital: Los tratamientos de soporte vital pueden usarse cuando algunos de sus órganos ya no funcionan más. Si usted no puede respirar por su propia cuenta, usted podría necesitar de una máquina ventiladora. Si sus riñones dejan de funcionar, podría necesitar diálisis para remover los desperdicios de la sangre.
  • Resucitación: Los médicos usan la RCP (reanimación cardiopulmonar) para tratar de reanimar el corazón si éste ha dejado de latir. En ocasiones se usan choques eléctricos. Considere cuando y por cuanto tiempo desea que le practiquen RCP si sufre de una enfermedad terminal o está en coma de larga duración. Si no desea que le practiquen RCP, puede agregar una orden de No resucitar a su declaración de última declaración en vida. Debe también incluir una copia de su orden de NO resucitar como parte de su expediente médico.

Cuándo sería bueno limitar los tratamientos:

Considere las siguientes situaciones. Luego piense en el tratamiento que usted quisiera si hubiera muy pocas posibilidades de mejoría:

  • No puede caminar, pero puede usar una silla de ruedas.
  • Tiene náuseas constantes y severas (malestar estomacal) o diarrea.
  • Usted no puede controlar su orina o heces.
  • Necesita que los enfermeros lo alimenten, bañen y le ayuden a usar el baño.
  • Tiene que usar un ventilador para respirar.
  • Tiene que usar una sonda de alimentación para comer.
  • Necesita diálisis de riñón para vivir.
  • No puede pensar o comunicarse bien.
  • Ya no reconoce a su familia o amigos.
  • Tiene dolor constante o severo.

Cómo preparar una declaración de última voluntad en vida:

  • Hable con su familia y sus médicos sobre sus deseos. Ellos tendrán preguntas para usted. Estas preguntas podrían ayudarle a preparar mejor su declaración de última voluntad. Es probable que su médico no siempre esté de acuerdo con sus deseos. Si esto sucede, va a tener que buscar otro médico que esté dispuesto a ayudarle.
  • Repase sus opciones de tratamiento médico. Pídale a sus médicos que le expliquen cualquier cosa que no entienda.
  • Anote cualquier otra instrucción sobre los cuidados del final de su vida que a usted le gustaría que sus médicos siguieran. Las instrucciones incluyen entierro o incineración, y si usted desea estar en casa o en un hospicio en el momento de su muerte.

Cómo asegurarme de que se sepa cuáles son mis deseos:

  • Infórmele a los médicos y a su familia o amigos que usted tiene una declaración de última voluntad en vida. Cuando usted termine de escribir su declaración de última voluntad en vida, hable con su familia y médicos al respecto. Esto le ayudará a todos a comprender cuáles son sus deseos. Guarde una tarjeta en su billetera o bolso que diga que usted tiene una declaración de última voluntad en vida.
  • Guarde el documento original y haga copias de su declaración de última voluntad en vida. Guarde su declaración de última voluntad en vida original en un lugar seguro donde sea fácil de encontrar. No ponga su declaración de última voluntad en vida en un lugar escondido o cerrado con seguro en su casa, o en una caja de seguridad en el banco. Entregue a sus médicos y familiares una copia de su declaración de última voluntad en vida. Asegúrese de que sus médicos incluyan una copia reciente en el expediente médico del lugar donde lo atienden, por ejemplo, en el hospital.
  • Considere otros lugares donde guardar copias de su declaración de última voluntad en vida. Algunos estados tienen registros donde pueden guardar copias de su declaración de última voluntad en vida y otras directivas médicas. Algunos servicios les permiten a los médicos tener acceso por computadora a su declaración de última voluntad en vida. Su iglesia o templo podría ser uno de estos lugares donde se pueden guardar copias de su declaración de última voluntad en vida.

Para más información:

Contacto:

  • Caring Connections
    National Hospice and Palliative Care Organization
    1731 King Street, Suite 100
    Alexandria , VA 22314
    Phone: 1- 800 - 658-8898
    Web Address: http://www.caringinfo.org

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide