Skip to Content

Violencia íntima De La Pareja

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la violencia entre pareja?

La violencia de pareja también se conoce como violencia doméstica. El abusador abusa de su pareja con la intensión de lastimarla. El abusador trata de controlar o dominar la relación por medio de la intimidación, amenazas o fuerza física. La mayoría de las víctimas de violencia doméstica son mujeres, pero los hombres también pueden ser víctimas. Es posible que exista cierto patrón de abuso constante o intermitente. El abusador podría rogar por perdón, prometer que va a cambiar, o tratar de compensar por su error. Además podría también actuar como si la violencia nunca hubiera sucedido.

¿Cuáles son los tipos de violencia entre pareja?

  • Abuso físico: Este incluye golpes, bofetadas, patadas, empujones, zapatazos, jalones de cabello o quemaduras. La violencia física también puede incluir el acoso o el uso de sujetadores físicos, cuchillos o armas. La violencia física podría representar una amenaza para la vida.
  • Abuso emocional: Este tipo de abuso incluye los insultos, las amenazas, la humillación, la intimidación, la degradación o el acoso mediante palabras o acciones. Esto también puede incluir el no confiar en usted, el actuar de manera celosa o posesiva, o el aislamiento de su familia o amigos. El controlar sus finanzas o rehusarse a compartir dinero o propiedades puede constituir también abuso emocional.
  • Abuso sexual: Este sucede cuando alguien tiene contacto sexual con su pareja sin el consentimiento de ésta. El abuso sexual incluye el forzar las relaciones sexuales cuando usted está enfermo, cansado o después de que se hayan ignorado sus sentimientos acerca del sexo. El invitar a otra persona a unirse a sus actividades sexuales o el uso a la fuerza de juguetes sexuales constituye también abuso sexual.

¿Qué aumenta el riesgo de violencia entre pareja?

Existen muchos factores que pueden ocasionar que alguien abuse de su pareja. Las condiciones de vida en la pobreza o el hacinamiento pueden ser una de las razones. Las que se enumeran a continuación son posibles causas y condiciones que pueden incrementar su riesgo de violencia doméstica:

  • Usted tiene un historial de violencia entre pareja u otras formas de violencia familiar.
  • Usted tiene muy pocos amigos o vive lejos de otros familiares.
  • Usted es una mujer joven, soltera, separada o divorciada.
  • Usted depende de su pareja para sustento económico o un lugar donde vivir.
  • Su pareja toma alcohol o usa drogas ilegales.
  • Su pareja sufre de un trastorno de personalidad, depresión, o alguna otra enfermedad mental.
  • Su pareja tiene un historial de violencia familiar, como por ejemplo abuso físico o sexual.
  • Su pareja está estresada debido a su trabajo, por cuidarlo a usted, o por problemas financieros.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la violencia de pareja?

  • Violencia física y sexual:
    • Caídas o lesiones constantes, o lesiones viejas que no fueron tratadas cuando sucedieron
    • Moretones, sobre todo en la parte superior de los brazos
    • Rasguños, marcas de mordeduras, o marcas de objetos usados para dominar, como cinturones, cuerdas o cables eléctricos
    • Cortadas o cicatrices
    • Huesos rotos o dislocados
    • Cicatrices o quemaduras de cigarrillos, planchas o agua caliente
    • Sangrado o secreción de la nariz, la boca o los genitales
  • Violencia emocional:
    • Sentirse trastornado o asustado
    • Sentirse ansioso, tímido, deprimido o retraído
    • Sentirse sin esperanzas o con baja autoestima
    • Dificultad para dormir
    • Cambios repentinos de humor o de sus hábitos alimenticios
    • Ganas de lastimarse a sí mismo o a otras personas

¿Cómo se diagnostica la violencia entre pareja?

Su médico le examinará el cuerpo con mucho cuidado para ver si tiene heridas causadas por abuso físico o sexual. Su médico podría preguntarle si la han golpeado, abofeteado, lesionado o tocado sexualmente sin su consentimiento. Él podrá también preguntarle quién está abusando de usted y por cuanto tiempo lo ha estado haciendo. Podría ser necesario contestar preguntas por escrito para que su médico pueda saber más acerca de su situación y averiguar si usted es víctima de violencia en la pareja. Es posible que también deba hacerse alguno de los siguientes exámenes:

  • Exámenes de sangre y de orina: Podrían realizarse pruebas de sangre y orina para revisar si hay problemas de salud, como alguna infección.
  • Prueba de frotis y cultivo: Se podría tomar una muestra de flujo de los genitales para mandarse a examinar al laboratorio.
  • Examen pélvico: Es posible que sea necesario hacer este examen a las mujeres para que los médicos puedan comprobar si tienen alguna lesión como consecuencia del abuso.
  • Radiografía: Podrían hacerse para observar si se encuentra algún hueso roto o desplazado. Es posible que también le tomen radiografías del tórax y del abdomen.
  • Tomografía computarizada: Este examen también se conoce como escán TAC. Una máquina de rayos x utiliza una computadora para tomar imágenes de la cabeza y del cuerpo. Las fotos podrían mostrar si hay huesos quebrados o desplazados. Es posible que le administren un medio de contraste antes de tomar las imágenes para que los médicos las puedan ver con mayor claridad. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al tinte de contraste.

¿Cómo se trata la violencia entre pareja?

Es probable que le recomienden dejar a su pareja abusiva. Usted podrá también ser llevado a algún lugar seguro o a alguna casa de cuidados. Se le podrán ofrecer servicios especiales para garantizar su seguridad y su salud. El tratamiento podrá incluir también algo de lo siguiente:

  • Asesoramiento psicológico: La violencia en la pareja podría causarle miedo, depresión o ansiedad. Su médico podría recomendarle que vea a un consejero para hablar acerca de cómo se siente.
  • Medicamentos: Los médicos podrían darle medicamentos para ayudar a aliviar su dolor. Es posible también que necesite tomar un antibiótico o darse la vacuna antitetánica si tiene una herida abierta. Los medicamentos podrían además administrarse si usted padece de alguna otra condición médica.
  • Cirugía: Podría necesitar una cirugía para tratar sus lesiones. La cirugía podría ayudar a que sus huesos regresen a su posición normal si es que ha sufrido quebraduras de huesos. Se podría requerir una cirugía también para corregir una deformidad o para tratar otras lesiones.

¿Cuáles son los riesgos de la violencia por parte de la pareja?

Cuando usted reporta violencia entre pareja, es común sentirse triste, culparse a sí misma, o sentir miedo por sus hijos o por más violencia. Podría ser difícil estar alejada de su familia o amigos, o ir a sesiones de consejería. Si la violencia entre pareja no se detiene, usted podría desarrollar problemas de salud y mentales de gravedad. Algunos ejemplos son dolor de cabeza, dolor de cuerpo, infecciones de transmisión sexual y diarrea. La violencia en la pareja podría conllevar a lesiones serias o incluso la muerte. Usted y sus niños podrían sufrir un trauma severo, angustia, ansiedad o depresión.

¿Dónde puedo obtener apoyo y más información?

  • National Domestic Violence Hotline
    Phone: 1- 800 - 799-7233
    Web Address: www.ndvh.org

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene signos y síntomas nuevos desde su cita más reciente.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • Usted teme por su vida o la vida de sus niños.
  • Sus signos y síntomas están empeorando.
  • Usted siente deseos de lastimarse o lastimar a alguien más.
  • Le parece que no puede afrontar el abuso o su recuperación después del abuso.
  • Usted tiene dificultad para respirar, dolor de pecho o ritmo cardíaco acelerado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide