Skip to Content

Uso Del Chupón

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que necesita saber acerca de los chupetes:

Los bebés tienen un instinto natural de succionar o chupar. El acto de succionar puede ayudar a calmar y consolar a su bebé. Algunos bebés podrían calmarse a sí mismos al chupar sus dedos. Algunos padres le dan un chupón a sus bebés para calmarlos. Aprenda sobre los beneficios y los riesgos de los chupones para que esto le ayude a determinar si usted desea ofrecerle el chupón a su bebé.

Los beneficios del uso de un chupón:

El darle el chupón a un bebé durante la siesta o a la hora de dormir, podría disminuir el riesgo del bebé de sufrir del síndrome de muerte súbita infantil (SMSI). Un chupón podría ayudar a que su bebé se calme durante los momentos de estrés. Esto podría incluir enfermedades o procedimientos menores, como punciones en el talón o vacunas. Un chupón podría ayudar en la transición de los bebés prematuros para regular su alimentación más pronto.

Los riesgos al usar un chupón:

Un chupón podría aumentar el riesgo de que su bebé padezca de infecciones en el oído. Para ayudar a disminuir este riesgo, deje de darle el chupón o use el chupón con menos frecuencia después de los 6 meses de edad. El uso del chupón después de los 2 años de edad podría aumentar el riesgo de que su bebé tenga problemas dentales. Los chupones pueden afectar la forma de su boca y la alineación de sus dientes.

Otras cosas que debería saber acerca del uso del chupón:

  • Si usted Si usted va alimentar a su bebé con leche materna, espere de 4 a 6 semanas antes de ofrecer el chupón. Esto le dará tiempo a su bebé para acostumbrarse a la lactancia.
  • Es posible que algunos bebés no quieran usar el chupón. Si su bebé no quiere usar el chupón, no trate de hacer que lo use.
  • No cuelgue el chupón alrededor del cuello de su bebé, ni lo sujete a su ropa. Esto puede aumentar el riesgo de ser estrangulado.
  • No use un chupón para reemplazar o retrasar la alimentación. Ofrézcale el chupón solamente cuando usted sepa que él no tiene hambre y que no tiene ninguna otra necesidad.
  • Limpie el chupón de su bebé con regularidad. Hierva el chupón nuevo por 5 minutos antes de dárselo a su bebé. Limpie el chupón con regularidad hirviéndolo hasta que su bebé cumpla 6 meses de edad. Después de eso, usted puede lavarlo con agua y jabón. Tenga chupetes adicionales en caso de que el chupete del bebé se ensucie y usted no tenga un lugar en donde lavarlo apropiadamente.
  • Reemplace el chupón de su bebé cuando sea necesario. Revise si el chupón tiene grietas, desgarres o cambios de color.
  • No compre chupones que tengan decoraciones o piezas pequeñas que puedan soltarse. Estas piezas podrían provocar que su bebé se asfixie.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide