Skip to Content

Tubos Torácicos En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Un tubo torácico también se conoce como drenaje torácico o tubo de drenaje torácico. Es un tubo plástico que se coloca por el lado del pecho del niño. El tubo emplea un dispositivo de succión para aspirar el aire, la sangre o líquido que se encuentra alrededor de los pulmones o el corazón del niño. Un tubo torácico ayudará a su niño a respirar con mayor facilidad.


COMO PREPARARSE:

La semana antes de que le hagan el procedimiento al niño:

  • Traiga los frascos o una lista de los medicamentos del niño cuando lo lleve al médico. Informe al médico del niño si tiene alergias o cualquier otra condición de salud.
  • Es posible que sea necesario hacerle análisis de sangre al niño. Los médicos podrían realizar un ultrasonido o una tomografía computarizada para revisar los pulmones y otros órganos del niño. Pida más información al médico del niño sobre estas pruebas. Anote la fecha, hora y lugar donde se realizará cada una de estas pruebas.

La noche antes de que le hagan el procedimiento al niño:

  • Pregúntale a sus médicos sobre direcciones para comer y beber.

El día que le hagan el procedimiento al niño:

  • Anote la fecha correcta, el tiempo, y el lugar del procedimiento de su niño.
  • No administre ningún medicamento al niño el día del procedimiento sin consultar primero con su médico. Esto incluye los medicamentos recetados, de venta libre, vitaminas, hierbas o suplementos alimenticios. Traiga al hospital todos los medicamentos que esté tomando el niño, incluyendo los frascos de píldoras.
  • Los médicos podrían colocar una línea intravenosa (IV) en una vena del niño. Por lo general eligen una vena del brazo. Es posible que le administren líquidos y medicamentos al niño por la línea IV.
  • Es posible que un anestesiólogo hable con usted antes del procedimiento del niño. Es posible que le administre algún medicamento para adormecerlo antes del procedimiento.
  • A usted o un miembro de la familia cercano les pedirán firmar un documento legal conocido como una forma de consentimiento. Esto le dará permiso al médico de hacer el procedimiento o la cirugía a su hijo. Esto también explica los problemas que pueden pasar, y sus opciones. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de que usted firme esta forma.

LO QUE VA A OCURRIR:

Lo que sucederá:

  • Transportarán al niño a la habitación donde se realizará el procedimiento. Limpiarán y cubrirán con sábanas la piel del pecho del niño donde se colocará el tubo. Colocarán al niño en una posición para que, tanto el niño como el médico, estén cómodos. Se le administrará la anestesia para adormecer la piel y los músculos de su pecho, o se anestesiará al niño por completo.
  • El médico realizará una pequeña incisión en el pecho del niño. Se usa un instrumento especial para realizar una abertura a través del músculo del pecho. Se colocará el tubo torácico lentamente, hasta que llegue al espacio pleural. Es posible que el médico haga un ultrasonido como guía para colocar el tubo. Una vez que el tubo esté en su lugar, se conectará a un tubo más largo, a un dispositivo de succión o de drenaje y a un recipiente. Se podrían usar puntos de sutura en la pared del pecho del niño para mantener el tubo en su lugar. También se podría usar cinta adhesiva para sujetar el tubo antes de cubrirlo con vendas.

Después del procedimiento de su niño:

Transferirán al niño a una habitación donde podrá descansar después del procedimiento. Cuando los médicos vean que el niño está bien, es posible que le permitan regresar a su hogar. Si los médicos desean que el niño permanezca en el hospital, lo llevarán nuevamente a su habitación en el hospital.

COMUNÍQUESE CON SU PROVEEDOR DE SALUD SI:

  • Su niño no puede llegar a su procedimiento a tiempo.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • El niño no quiere comer ni beber.
  • El niño tiene fiebre.
  • El niño tiene más dificultad para respirar.
  • Al niño le comienza a doler el pecho repentinamente.
  • La piel de su niño se pone de color azul.

RIESGOS:

  • Es posible que el niño contraiga una infección o que el lugar donde se colocó el tubo sangre demasiado. Los órganos, vasos sanguíneos o nervios del niño se podrían dañar. El niño podría sentir dolor en el pecho después del procedimiento. El niño podría necesitar que se vuelva a realizar el procedimiento si el tubo se sale de lugar. Si el niño vuelve a tener la misma condición de salud después del tratamiento, es posible que necesite otro tubo torácico. Es posible que el tubo torácico no disminuya los signos y síntomas que tiene el niño, o que el médico no pueda colocar el tubo. De ocurrir esto, es posible que el niño necesite otro procedimiento o una cirugía.
  • Si usted no quiere que se le coloque un tubo torácico, su niño podría tener más dificultad para respirar. Si el niño no recibe suficiente oxígeno, es posible que se le dañen el corazón y el cerebro. Esto podría poner en peligro su vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide