Skip to Content

Trauma Dental Agudo En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Un trauma dental agudo

es una lesión grave en una o más partes de la boca de su hijo. La lesión podría incluir daño a cualquiera de los dientes de su hijo, los alvéolos dentales, las raíces de sus dientes o la mandíbula. Su hijo también puede tener una lesión en los tejidos blandos, como la lengua, las mejillas, las encías o los labios. Las lesiones severas pueden exponer la pulpa suave dentro de su diente.

Los signos y síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Un diente que está quebrado, astillado, suelto, fuera de lugar, o un diente que falta
  • Un borde afilado o áspero en el diente de su hijo
  • Sangrado de las encías, los labios, la cara o la boca de su hijo
  • Dificultad para mover la mandíbula o la boca
  • Un cambio en la forma en que los dientes de su hijo encajan cuando el niño cierra la boca

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su hijo tiene dificultad para respirar

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo pierde uno o más de sus dientes, o un diente se desplaza de su lugar.
  • Su hijo tiene una hemorragia intensa en la boca que no se detiene después de 10 minutos.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • Su hijo tiene síntomas nuevos, o sus síntomas empeoran.
  • Su hijo siente dolor cuando el aire toma contacto con el diente lesionado.
  • Su hijo tiene dolor de diente cuando consume alimentos calientes, fríos, dulces o agrios.
  • El color del diente de su hijo se torna más oscuro.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su niño.

El tratamiento

dependerá del tipo de trauma dental que tenga su hijo. Un diente que se mueve ligeramente se podría curar sólo. Dependiendo de la edad de su hijo, también podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Medicamento para disminuir el dolor o evitar una infección. Es posible que a su hijo haya que aplicarle la vacuna antitetánica para evitar que las bacterias penetren en la herida. Esto puede ser necesario si su hijo se cortó la boca o las encías con un metal.
  • Las puntadas pueden ser necesarias para cerrar una herida en la boca de su hijo.
  • La cirugía puede ser necesaria para reparar el diente de su hijo o los huesos fracturados de su mandíbula.

Manejo de un trauma dental agudo:

  • Aplique hielo en la mandíbula o las mejillas de su hijo durante 15 a 20 minutos cada hora, o como se lo hayan indicado. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbralo con una toalla antes de aplicarlo. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Dígale a su hijo que no use el diente dañado. Masticar alimentos con un diente dañado puede ejercer sobre este mucha presión y agravar la lesión.
  • Haga que su hijo coma alimentos blandos o beba líquidos durante 1 semana, o como se lo hayan indicado. Los alimentos blandos y los líquidos pueden ser más fáciles de consumir hasta que la lesión haya sanado. Los alimentos blandos incluyen el puré de manzana, el pudín, el puré de papa, la gelatina y el helado.
  • Cuide la boca de su hijo mientras el niño sana. Haga que su hijo utilice un cepillo suave y se enjuague la boca como se lo hayan indicado. El médico de su hijo puede recomendar una solución que contenga clorhexidina al 0.1%. Esta solución ayuda a evitar las infecciones causadas por bacterias. Haga que su hijo se enjuague la boca 2 veces al día o como se lo hayan indicado.
  • Mantenga limpias las heridas de los tejidos blandos. Use el enjuague bucal recetado como se lo hayan indicado. Su hijo mayor puede hacer gárgaras con una solución de agua salada. Para preparar la solución, mezcle 1 cucharadita de sal en 1 taza de agua tibia. También puede limpiar las heridas de su hijo con hisopos con agua oxigenada. Solicítele a su médico más información sobre cómo limpiar las heridas de su hijo.
  • Pregunte acerca de los deportes. No deje que su hijo practique deportes de contacto, como fútbol americano, hasta que su médico lo autorice. Pídale siempre a su hijo que use el equipo de protección cuando practica deportes. Su hijo debe usar un casco y un protector bucal que cumplan con las normas de seguridad. Esto evitará que su hijo sufra daños en las encías, los dientes y los huesos que sirven de soporte a la boca.

Programe una cita con el médico de su hijo como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide