Skip to Content

Trastorno De Déficit De Atención E Hiperactividad En Niños (tdah)

CUIDADO AMBULATORIO:

Trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

es un trastorno que afecta el comportamiento de su niño. Su niño puede ser hiperactivo y presentar tiempos de atención cortos. El TDAH puede causar dificultad para que a su niño le vaya bien en el hogar o en la escuela. Es probable también que tenga problemas para llevarse bien con otras personas. El TDAH generalmente comienza antes de los 12 años de edad y es más común en los varones. La causa exacta de TDAH es desconocida.

Los signos y síntomas más comunes incluyen los siguientes:

Hay 2 tipos principales de TDAH, la falta de atención y la hiperactividad (incluso ser impulsivo). Cada tipo tiene 9 síntomas posibles. Su hijo puede tener más síntomas de un tipo o una combinación de los 2 tipos. Una combinación es lo más común. Su niño podría hacer cualquiera de lo siguiente:

  • Falta de atención:
    • No prestar atención a los detalles
    • No mantenerse enfocado
    • Parece que no escucha cuando se le habla
    • No terminar actividades o seguir instrucciones, por ejemplo, no terminar la tarea
    • Tener problemas para organizarse o para mantenerse organizado
    • Evitar tareas o actividades que necesitan atención completa
    • Perder elementos
    • Distraerse fácilmente
    • Olvidar las cosas
  • Hiperactividad e impulsividad:
    • Estar inquieto o sentir vergüenza
    • Tener problemas para quedarse sentado y levantarse con frecuencia cuando debe quedarse sentado
    • Correr o trepar todo el tiempo
    • Tener problemas para jugar tranquilamente
    • Siempre parece estar en movimiento o impulsado por un motor
    • Hablar más que los demás niños de su edad
    • Comenzar a responder incluso antes de que la pregunta se haya formulado
    • Tener dificultad para esperar y tomar turnos
    • Interrumpir a otras personas que están hablando

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) en cualquiera de los siguientes casos:

  • Su hijo se ha lastimado o ha lastimado a otras personas.
  • Usted siente deseos de lastimar a su niño.

Llame al médico de su hijo si:

  • Siente que no puede ayudar al niño en su hogar.
  • El TDAH de su hijo evita que haga la mayor parte de sus actividades diarias.
  • Su hijo tiene síntomas nuevos desde la última vez que visitó a su médico.
  • Los síntomas de su niño están empeorando.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

El tratamiento para el TDAH

incluye ayudar a su hijo a aprender a controlar su propia conducta.

  • Para su hijo de 4 a 6 años: La Modificación del Comportamiento Enseñada por los Padres (PTBM) ayuda a los padres a aprender qué esperar de su hijo a su edad. Incluye el desarrollo y los comportamientos. La PTBM también incluye consejos de aprendizaje para ayudar a cambiar conductas problemáticas. La PTBM no es solo para padres con hijos que tienen TDAH. También es para los padres cuyo hijo tiene problemas de conducta y no ha sido diagnosticado con TDAH.
  • Para su hijo de 6 a 12 años: Los médicos sugerirán primero la PTBM y la ayuda de la escuela de su hijo. La ayuda incluye asignación de clase, tutoría y ayuda del consejero escolar. El niño también puede necesitar medicamentos para ayudar con su conducta.
  • Para su hijo de 12 a 18 años: El médico de su hijo adolescente pedirá información de al menos 2 maestros para hacer un diagnóstico de TDAH. El médico buscará otras condiciones que pueden parecerse al TDAH. Estas condiciones pueden incluir el uso de sustancias, la depresión y la ansiedad. Su hijo adolescente puede recibir medicamentos. Es posible que necesite terapia de conducta para enseñarle a controlar sus conductas.

Formas de apoyar a su niño:

  • Téngale paciencia a su niño. Trate de detener sus problemas de conducta rápidamente para que no se salgan de control. No será de ayuda gritarle al niño para que se comporte bien. Permanezca calmado y sea directo. Siempre mire a su niño a los ojos y explíquele por qué es necesario que pare con esa mala conducta. Trate de ser paciente a medida que su niño aprende nuevas formas de comportarse bien.
  • Felicite a su niño por su buena conducta. Los niños con frecuencia responden mejor a las felicitaciones que a las críticas. Podría ser útil crear un programa de recompensas con su niño. Por ejemplo, su hijo puede ganar puntos o fichas de buen comportamiento a cambiar por algo que quiere.
  • Ayúdelo a entender tareas que él mismo tenga que hacer. Mire a los ojos de su hijo y dele 1 tarea que hacer. Permita que su niño complete una tarea antes de asignarle una nueva. Colabore con los maestros de su hijo para asegurarse de saber qué tarea tiene y cuándo debe entregarla. Puede ser necesario que su niño empiece a hacer sus tareas mucho antes de que tenga que entregarlas. Quizá también deba trabajar en sus tareas por periodos cortos. Se puede usar un cuaderno de tareas para ayudarlo a su hijo a llevar un registro de sus tareas y asegurarse de que las entregue a tiempo.
  • Ayude a su hijo a controlar el estrés. El estrés puede empeorar el TDAH de su niño. Enséñele a su niño a controlar su estrés. Pregunte sobre formas de calmar su cuerpo y mente. Estas formas podrían incluir respiración profunda, relajación muscular, música y biorretroalimentación. Asegúrese de que su hijo hable con alguien sobre cosas que lo enfadan.
  • Alimente a su niño con alimentos sanos. Estos incluyen frutas, vegetales, panes, productos lácteos, carnes magras y pescado. Los alimentos sanos podrían hacer que su niño se sienta mejor. El médico de su hijo podría sugerirle que consuma una dieta especial o una dieta baja en grasas. Su niño debe tomar agua, jugos y leche. Limite la cantidad de cafeína que su niño consume. Limite los alimentos que son altos en azúcar, como caramelos. El azúcar y la cafeína pueden llegar a empeorar los síntomas del TDAH.
  • Cree un horario para su hijo. Ponga el calendario en un lugar donde su hijo pueda verlo. El programa debe incluir un horario regular para acostarse y levantarse a la mañana. No deje que su hijo vea televisión, utilice la computadora o juegue videojuegos antes de acostarse. Los dispositivos electrónicos pueden hacer difícil para su hijo ir a dormir o permanecer dormido. Durante el día, cree momentos para su hijo para hacer la tarea, jugar, hacer las tareas del hogar y descansar. A su hijo le puede resultar más fácil acordarse de hacer las cosas si sigue un horario. Trate de no programar demasiadas actividades para un día o semana. Su hijo necesita un tiempo tranquilo junto con las actividades programadas.

Learn more about Trastorno De Déficit De Atención E Hiperactividad En Niños (tdah) (Ambulatory Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.