Skip to Content

Trastorno De Conversión

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es el trastorno de conversión?

El trastorno de conversión es una afección que hace que tenga síntomas de problemas en los nervios que no puede controlar. También puede denominarse trastorno de síntoma neurológico funcional. Los problemas en los nervios no se deben a una afección médica. Un acontecimiento estresante o traumático generalmente provoca estos problemas. El riesgo de presentar trastorno de conversión es mayor si usted tiene depresión, un trastorno de ansiedad o trastorno por estrés postraumático (TEPT).

¿Cuáles son los signos y síntomas del trastorno de conversión?

  • Entumecimiento o pérdida de sensibilidad en una zona del cuerpo
  • Ceguera o visión en túnel
  • Problemas de audición o sordera
  • No poder hablar
  • Debilidad o parálisis
  • Temblores o movimientos bruscos que no puede controlar
  • Convulsiones o crisis
  • Dificultad para caminar

¿Cómo se diagnostica el trastorno de conversión?

El trastorno de conversión puede causar síntomas parecidos a los de una emergencia médica, como un accidente cerebrovascular o una parálisis. Su médico lo revisará para detectar la presencia de una afección médica que pudiera estar causando sus síntomas. Los exámenes que pudiera necesitar dependerán de sus síntomas. También es posible que deba ver a un neurólogo (especialista en nervios) para detectar problemas que necesiten ser tratados. Si no se encuentra ninguna afección médica, su médico puede recomendarle que trabaje con un especialista en salud mental. El especialista puede ayudarlo a hablar sobre el estrés o la ansiedad que experimenta.

¿Cómo se controla el trastorno de conversión?

Los signos y síntomas del trastorno de conversión suelen duran poco tiempo, y no se necesita tratamiento. Lo que se detalla a continuación puede ayudarlo a controlar el trastorno de conversión y disminuir los síntomas:

  • Terapia puede ayudarlo a procesar la ansiedad o el estrés que experimenta. Un terapeuta hablará con usted acerca de cualquier situación difícil que esté atravesando en el presente o que atravesó en el pasado. Usted puede hablar con el terapeuta acerca de lo que usted hizo para manejar el estrés. El terapeuta también puede ayudarlo a entender cómo sus signos y síntomas se relacionan con el modo en que se siente. Usted puede ser capaz de aprender nuevas maneras de manejar la ansiedad o el estrés. Puede ir a terapia solo o con familiares. Usted puede aprender a sustituir pensamientos negativos con pensamientos positivos.
  • La fisioterapia o la terapia ocupacional puede ayudarlo mientras se recupera. Un fisioterapeuta puede enseñarle ejercicios para ayudarlo a formar masa muscular o mejorar el equilibrio. Un terapeuta ocupacional puede ayudarlo a aprender nuevas formas de hacer sus actividades diarias hasta que sus síntomas hayan desaparecido.
  • Los medicamentos a veces se utilizan para controlar la ansiedad o para mejorar su estado de ánimo. Estos medicamentos se administran junto con terapia u otros tratamientos.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Sus signos o síntomas reaparecen después del tratamiento.
  • Tiene nuevos signos y síntomas, o estos empeoran.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide