Skip to Content

Transplante De Pulmón

LO QUE NECESITA SABER:

Un trasplante de pulmón es un tipo de cirugía que se practica para reemplazar un pulmón con el pulmón de un donante. La cirugía de transplante de pulmón puede realizarse en uno o ambos pulmones. Si usted padece de enfermedad cardíaca grave, es probable que le practiquen cirugía de transplante cardíaca y pulmonar al mismo tiempo. Solicite más información sobre el transplante de corazón y pulmón.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de la cirugía :

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Cuidado pre-op: A usted le darán medicamentos justo antes de la cirugía. Estos medicamentos lo relajarán y le provocarán sueño.
  • Una cánula intravenosa es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.
  • Monitor cardíaco: También se conoce como ECG o EKG. Parches adhesivos colocados en su piel registran la actividad eléctrica de su corazón.
  • Anestesia general: Este medicamento lo mantendrá completamente dormido y sin dolor durante la cirugía. Se le administra en su vía IV o como gas para inhalar Podrían además colocarle un tubo para respiración conocido como tubo endotraqueal que entra por su boca y garganta. El médico generalmente coloca el tubo en la garganta una vez que usted se haya dormido.
  • Cuando la anestesia haya hecho efecto, los médicos procederán a monitorearlo con lo siguiente:
    • Vía arterial: Una vía arterial es un tubo que se coloca dentro de una arteria (vaso sanguíneo), usualmente en la muñeca o ingle. La ingle es el área donde su abdomen se junta con la parte superior de su pierna. Una línea arterial podría usarse para medir su presión arterial o para extraer sangre.
    • Catéter de la arteria pulmonar: Esta sonda es un tubo delgado que se coloca en la vena cerca de su clavícula o en el cuello o ingle. El tubo llega hasta su corazón y a través de un vaso sanguíneo en sus pulmones. Se usa para monitorear el líquido de sus vasos sanguíneos. Además monitorea la presión en su corazón y pulmones. La sonda podría usarse par administrar medicamentos o líquidos intravenosos.
    • Ecocardiograma transesofágico: Este es un ultrasonido que muestra imágenes del tamaño y forma de su corazón. El tubo se coloca por la boca y se pasa por el esófago. Como el esófago se encuentra junto al corazón, el médico podrá observar su corazón con claridad.
  • Catéter de Foley: Es una sonda que se coloca en la vejiga para drenar la orina en una bolsa. Cuando se despierte después de la cirugía, no mueva el catéter ni tire de él. Esto podría ser doloroso, hacer que sangre y que el catéter se salga. Los médicos le quitarán el catéter tan pronto como sea posible para evitar que contraiga una infección.

Medicamentos:

  • Medicamentos antimicrobianos: Estos medicamentos se administran para prevenir infecciones por bacterias, hongos o un virus. Usted podría necesitar estos medicamentos por un periodo de tiempo antes y después de su cirugía.
  • Medicamentos para prevenir el rechazo: Estos medicamentos se administran para ayudar a prevenir que su sistema inmune rechace su pulmón nuevo. Usted empezará a recibir estos medicamentos durante su cirugía. La mayoría de las personas que reciben un transplante de pulmón toman una combinación de 3 medicamentos para prevenir el rechazo. Usted tendrá que tomar estos medicamentos por el resto de su vida.

Durante si cirugía:

  • Su cirujano le hará 1 o 2 incisiones empezando por la axila y pasando a través del pecho. Luego le extraerá el pulmón que le está fallando y colocará en su lugar el pulmón del donante. El médico conectará el pulmón del donante a sus vías respiratorias y a los vasos capilares de su corazón. Si usted va recibir un transplante pulmonar doble, primero le removerán y colocarán el pulmón más débil. Es probable que le coloquen una sonda endotraqueal en uno de los pulmones mientras le sacan el otro pulmón para reemplazarlo.El tubo endotraqueal se conecta a un ventilador para ayudarle a respirar. Usted también podría necesitar de un bypass cardiopulmonar durante la cirugía. Este proceso implica el uso de una máquina que bombea sangre y provee oxígeno en vez de su corazón y pulmones.
  • Su cirujano le insertará un tubo delgado conocido como broncoscopio por la garganta y hasta llegar a sus vías respiratorias. La luz y la cámara que vienen con el broncoscopio le permiten al médico revisar las incisiones y puntadas dentro de las vías respiratorias. A usted le colocarán de 2 a 3 tubos en cada incisión para drenar líquido y aire. Le cerrarán las incisiones con puntadas y las cubrirán con vendas.

Después de la cirugía:

Lo pasarán a la unidad de cuidados intensivos donde usted descansará y será monitoreado. Le revisarán la presión sanguínea, la respiración, el ritmo cardíaco y la temperatura con frecuencia después de la cirugía.

Soporte respiratorio:

Es probable que a usted lo conecten a un respirador artificial por 1 o 2 días después de la cirugía, pero podría necesitarlo por más tiempo aún. Después de desconectarlo del respirador, usted recibirá oxígeno. Es posible que le administren oxígeno a través de una máscarilla colocada sobre la nariz y la boca o a través de pequeños tubos colocados en las fosas nasales. Pregúntele a su médico antes de quitarse la mascarilla o los tubos del oxígeno.

Tubos torácicos:

Los tubos de pecho sacan el aire que entra por su pecho durante la cirugía. También extraen cualquier excedente de sangre y líquidos. Los tubos torácicos se dejarán colocados 1 o 2 semanas, o hasta que haya salido todo el excedente de aire y líquidos.

Medicamentos:

  • Analgésicos: Le administrarán medicamentos para el dolor por vía intravenosa o por medio de una aguja que se introduce en su espina dorsal. Además podrían darle píldoras para disminuir el dolor. No espere hasta que su dolor esté muy fuerte para solicitar más medicamento.
  • Sedantes: Estos medicamentos le ayudarán a permanecer calmado y relajado. Usted podría necesitarlo mientras está conectado al respirador artificial.
  • Diuréticos: Estos medicamentos disminuyen el exceso de líquido alrededor de su corazón y pulmones y disminuyen su presión arterial. Es posible que orine más seguido mientras toma este medicamento.
  • Medicamentos para el corazón: Usted podría necesitar estos medicamentos para controlar su presión arterial, ayudar a que su corazón pueda latir a un ritmo normal y mejorar la fuerza de sus latidos cardíacos.
  • Broncodilatadores: Se administran a través de un inhalador para abrir las vías aéreas en los pulmones. Esto le permitirá respirar mejor.

Exámenes:

  • Análisis de sangre: Estos exámenes se realizan para revisar la función del órgano y asegurarse de que usted no esté mostrando signos de infección o rechazo al órgano.
  • Exámenes de funcionamiento pulmonar: Le pedirán que respire por una boquilla conectada a una máquina. La máquina mide la cantidad de aire que usted inhala y exhala durante un tiempo determinado.
  • Radiografía del tórax: Esta imagen del corazón y pulmones le permite a los médicos detectar la presencia de líquido en los pulmones y revisar su función pulmonar.
  • Escán pulmonar: Usted inhala un gas radioactivo, conocido como gas trazador, hasta que llegue a sus pulmones. Además podrían inyectárselo en una vena para que llegue hasta sus pulmones. El gas marcador permite que los médicos aprecien mejor sus pulmones. Los médicos toman imágenes para revisar el flujo sanguíneo y el movimiento del aire en su pulmón nuevo.
  • Broncoscopia: Su cirujano utiliza un broncoscopio para ver las incisiones y sacar el líquido o mucosidad acumulada dentro de sus vías respiratorias. Esta prueba se realiza para asegurarse de que sus incisiones estén sanando correctamente antes de remover la sonda.
  • Un ecocardiograma es un tipo de ultrasonido. Se usan ondas sonoras para mostrar la estructura y función de su corazón.

Ingesta y eliminación:

Es probable que los médicos necesiten averiguar cuánto líquido ingresa a su cuerpo cada día. Es posible que también necesiten saber la cantidad que está orinando. Los médicos podrían limitar la cantidad de líquido que usted ingiere durante los primeros días después de la cirugía. Esto ayuda a prevenir la acumulación de líquidos en sus pulmones.

Actividad:

El personal médico lo ayudará a levantarse de la cama poco tiempo después de su cirugía. El movimiento es bueno porque le ayuda a sus pulmones a funcionar mejor, a la vez que disminuye su riesgo de infección y coágulos sanguíneos. Su médico podría instalar una bicicleta estática o algún aparato para ejercicios en su habitación. Uselo según las instrucciones de su cirujano o terapeuta físico. No se doble o agache cuando camine. No haga ningún ejercicio abdominal o ejercicios con los brazos a menos que así lo indique su médico o su fisioterapeuta.

Incisiones:

Los médicos le revisarán las incisiones todos los días para asegurarse de que estén sanando correctamente. No se quite las vendas. No se aplique ningún ungüento o cremas en las incisiones.

Respire profundo y tosa 10 veces cada hora.

Esto ayudará diminuir el riesgo de contraer una infección pulmonar. Respire profundo y sostenga el aire lo más que pueda. Expulse todo el aire y luego tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias. Es posible que le proporcionen un espirómetro de incentivo para ayudarlo a respirar hondo. Coloque la boquilla plástica en la boca y respire lento y profundo, a continuación, exhale el aire y tosa. Repita estos pasos 10 veces por hora.

Visitas:

Todas las visitas deben usar barbijo los primeros días después de la cirugía de transplante. No permita que niños menores de 8 años de edad o personas resfriadas o con gripe vayan a visitarlo en el hospital. Estas medidas ayudarán a reducir su riesgo de infección.

RIESGOS:

  • Usted podría perder más sangre de lo esperado durante la cirugía y requerir de una transfusión de sangre. Se le podría formar un coágulo sanguíneo potencialmente mortal. Usted podría contraer una infección en los pulmones o en la incisión. El líquido podría acumularse en sus pulmones o alrededor de su corazón. Su pulmón donado podría sufrir daños antes o después de la cirugía. Además su ritmo cardíaco podría ser irregular por un tiempo después de la cirugía. Sus puntadas podrían abrirse y por ende usted podría necesitar de otra cirugía para arreglarle las puntadas.
  • Usted podría sufrir daño a los nervios que le provoque dificultad para toser y expulsar el líquido de sus vías respiratorias. El daño de nervios también aumenta el riesgo de dificultad para tragar, o incluso podría desarrollar reflujo gastroesofágico o infecciones después de su transplante. Es probable que su nuevo pulmón no funcione correctamente. Usted podría requerir de otro transplante. Si usted recibió solo un transplante, su pulmón no transplantado podría colapsar o desarrollar una infección o cáncer.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide