Skip to Content

Tendinitis De Aquiles

LO QUE NECESITA SABER:

La tendinitis de Aquiles es la inflamación del tendón que une al músculo de su pantorrilla con el hueso del talón. Podría suceder repentinamente o volverse una condición crónica. Su riesgo de tendinitis de Aquiles aumenta con la edad.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Su inflamación o dolor empeoran.
  • Usted siente u oye un crujido repentino cerca de su tobillo.
  • Usted no puede doblar su tobillo o poner presión en su pierna.
  • Tiene alguna pregunta acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su médico si usted piensa que el medicamento no está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Controle su tendinitis de Aquiles:

  • Descanse según las indicaciones. El reposo disminuye la inflamación y evita que su tendinitis empeore. Su médico podría indicarle que suspenda sus entrenamientos y sus ejercicios acostumbrados. Pregúntele cuándo puede regresar a sus actividades normales o a su rutina de ejercicios.
  • Aplique hielo en el tendón de Aquiles de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Use un vendaje de compresión o use una cinta médica según las indicaciones. Esto ayudará a aliviar la inflamación y el dolor. Pregunte a su médico cómo poner el vendaje de compresión o la cinta. Si usted usa un dispositivo de soporte, pregunte si debería usar un vendaje de compresión o la cinta.
  • Eleve su talón por encima del nivel de su corazón con la mayor frecuencia posible. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Coloque su tobillo sobre almohadas o cobijas para mantenerlo elevado cómodamente.
  • Estírese como se le indique cuando regrese a su rutina de ejercicios. Siempre haga ejercicios para calentar los músculos y estírese antes de ejercitarse. Haga ejercicios de enfriamiento y estiramiento cuando termine. Esto mantendrá a sus músculos relajados y disminuirá el estrés de su tendón de Aquiles.

  • Haga el ejercicio de flexión del talón bilateral según las indicaciones. La flexión o caída del talón bilateral (usando ambos pies) fortalece el tendón de Aquiles. No haga los siguientes ejercicios a menos que su proveedor le indique que no hay peligro en hacerlos.
    • De pie y enfrente del borde de un escalón o banquillo. Debe agárrese de una baranda para mantener el equilibrio.
    • Coloque la mitad de la parte delantera de sus pies en el escalón. Deje que la parte trasera de su pie esté por fuera del escalón o banquillo.
    • Muy lento impulse hacia arriba sus talones y luego descienda lentamente los talones sobrepasando el escalón. No se deben impulsar los talones con rapidez. Debido a que un movimiento brusco podría empeorar su lesión. Repita el ejercicio 20 veces o según las indicaciones.
    Ejercicios para el tendón de Aquiles

  • Aumente el tiempo y la intensidad lentamente cuando regrese a su rutina de ejercicios. Comience con ejercicios cortos y de baja intensidad. Pregunte a su médico cómo y cuándo aumentar el tiempo y la intensidad de sus ejercicios.

Use dispositivos de soporte o calzado de soporte como se le indique:

Los dispositivos de soporte podrían incluir una férula, una órtesis o un aparato ortopédico. Estos dispositivos disminuirán la presión de su tendón de Aquiles y ayudarán a aliviar el dolor. El calzado de soporte amortiguará su talón y protegerá al tendón de Aquiles. Reemplace los zapatos o tenis que están muy gastados.

Acuda a fisioterapia y practique los ejercicios como se le indique:

Un fisioterapeuta le enseña ejercicios para ayudarlo a mejorar el movimiento y la fuerza, y a disminuir el dolor. Practique estos ejercicios en su hogar como se le indique.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide