Skip to Content

Síndrome De Las Piernas Inquietas (spi)

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es el síndrome de las piernas inquietas?

El síndrome de las piernas inquietas (SPI) es un trastorno que causa una urgencia muy fuerte de mover las piernas y pies. Es probable que usted también tenga dolor, comezón, hormigueo, pulsaciones o sensación de jalón en sus piernas. El movimiento calma los síntomas por un corto tiempo. El SPI generalmente empeora al final del día y por las noches. Sus síntomas pueden incluso ir y venir por días o semanas a la vez y hasta empeorar durante periodos de estrés. Es importante tratar y controlar el SPI para poder mejorar así su calidad de vida.

¿Qué aumenta mi riesgo de SPI?

  • Un embarazo,
  • Condiciones crónicas como la diabetes, enfermedad del riñón, neuropatía y enfermedad de Parkinson
  • Medicamentos para tratar las náuseas, la psicosis, depresión, alergias o las convulsiones
  • Un historial familiar de SPI
  • Anemia debido a niveles bajos de hierro, ácido fólico u otros nutrientes

¿Cómo se diagnostica el SPI?

Su médico le pedirá que describa sus síntomas en forma detallada. Dígale qué es lo que desencadena sus síntomas, la hora del día en que ocurren y lo que los alivia. Dígale cuáles medicamentos toma y si usted padece de alguna otra condición médica.

¿Cómo se trata el SPI?

No existe cura para el SPI, pero es probable que usted reciba medicamento para ayudar a tratarlo. Usted también debe aprender cómo controlar sus síntomas. El control no eliminará sus síntomas pero le ayudará a reducirlos.

  • Mantenga sus piernas cálidas con calcetines gruesos o una cobija eléctrica. También puede ser de ayuda tomar un baño de tina caliente o hacerse un masaje en las piernas antes de acostarse.
  • Evite el alcohol y la cafeína, sobre todo por las noches. El alcohol y la cafeína pueden llegar a empeorar sus síntomas.
  • No fume. Si usted fuma, nunca es muy tarde para dejar de hacerlo. Fumar empeora lo síntomas del SPI. Pídale a su médico más información sobre programas para ayudarlo a dejar de fumar.
  • Acuéstese y levántese de su cama al mismo tiempo todos los días. La falta de sueño empeora los síntomas del SPI.
  • Manténgase activo. La actividad física moderada como caminar y estrechar los músculos podrían aliviar sus síntomas. Pregunte a su médico acerca del mejor plan de ejercicio para usted.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • No puede dormir debido a sus síntomas.
  • Sus síntomas están empeorando.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide