Skip to Content

Sonda De Alimentación

LO QUE NECESITA SABER:

La sonda de alimentación o nutrición artificial proporciona a su cuerpo los nutrientes necesarios cuando usted no es capaz de comer, o no puede absorber la nutrición de los alimentos que consume. Es posible que necesite la nutrición artificial de forma temporal o permanente. La nutrición artificial puede ser administrada por medio de un tubo que se introduce por su nariz hasta su estómago. La nutrición artificial también puede ser administrada a través de una sonda que se conecta directamente al interior de su estómago o intestinos a través del abdomen.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

El cuidado en el hogar para la sonda de alimentación:

  • Siempre lave su manos antes de tocar la sonda de alimentación, la fórmula o el medicamento. Para disminuir el riesgo de contraer una infección.
  • Asegúrese que su sonda de alimentación está conectado de forma correcta al puerto del tubo de alimentación.
  • La sonda de alimentación de la fórmula debe estar a temperatura ambiente antes de su alimentación. La fórmula que está muy fría o muy caliente puede causar malestar o destruir los nutrientes de la fórmula.
  • Limpie los tubos de alimentación según le indicaron. Lave los tubos irrigándolos con agua caliente antes y después de la alimentación para prevenir obstrucciones.
  • Siéntese mientras se esté alimentando para evitar el reflujo y la inspiración (movimiento de la nutrición hacia sus pulmones). Permanezca sentado por 1 hora después de terminar la alimentación.
  • Mantenga un registro de la cantidad de nutrición artificial que ingiere y la cantidad que orina. Escriba en una libreta cualquier cambio en sus deposiciones. Siga las indicaciones de su médico para pesarse todos los días.
  • Continúe con su higiene bucal normal. Use un enjuague bucal 3 o 4 veces al día para mantener su boca hidratada y prevenir una infección.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Usted necesitará exámenes rutinarios de sangre y orina para revisar por cualquier infección u otros problemas que se puedan presentar. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Busque atención inmediata si:

  • Usted tiene una tos constante o vomita durante o después de la alimentación.
  • Usted tiene más dolor durante su alimentación o cuando le están irrigando su sonda de gastrostomía endoscópica percutánea o tubo PEG.
  • Está saliendo sangre o alimento de su tubo PEG.
  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene dificultad para respirar.
  • Usted tiene dolor abdominal intenso.
  • Su tubo PEG se le sale.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted no es capaz de recibir la alimentación por el interior de su sonda.
  • Usted tiene molestia o dolor alrededor del sitio de inserción del tubo PEG.
  • Usted tiene náuseas, diarrea o malestar o inflamación abdominal.
  • Usted pesa menos de lo que su médico le indicó.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide