Skip to Content

Sinusitis En Los Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Sinusitis

es la inflamación o la infección de los senos paranasales de su hijo. La mayoría de las veces es a causa de un virus. La sinusitis aguda puede durar hasta 30 días. La sinusitis crónica durar más de 90 días. La sinusitis recurrente significa que su hijo tiene sinusitis 3 veces en 6 meses o 4 veces en 1 año.

Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Fiebre o escalofríos
  • Dolor, presión, enrojecimiento o inflamación alrededor de la frente, las mejillas o los ojos
  • Secreción espesa de color amarillo o verde que sale de la nariz de su hijo
  • Sensibilidad al tocar el rostro de su hijo sobre los senos paranasales
  • Tos seca que ocurre principalmente durante la noche o cuando su hijo se acuesta
  • Dolor de garganta o mal aliento
  • Dolor de cabeza y en el rostro que empeora cuando su hijo se inclina hacia adelante
  • Dolor en los dientes o dolor cuando su hijo mastica

Busque atención médica de inmediato si:

  • Los ojos y los párpados de su hijo están enrojecidos, inflamados y le duelen.
  • Su hijo no puede abrir los ojos.
  • Su hijo tiene cambios en la visión, como visión doble.
  • El globo ocular de su hijo sobresale, o su hijo no puede mover el ojo.
  • Su hijo tiene más sueño de lo normal, o usted nota cambios en su capacidad de pensar, moverse o hablar.
  • Su hijo tiene rigidez en el cuello, fiebre o un fuerte dolor de cabeza.
  • La frente o el cuero cabelludo de su hijo están inflamados.

Consulte con su médico sí:

  • Los síntomas de su hijo empeoran al cabo de 5 a 7 días.
  • Los síntomas de su hijo no desaparecen después de 10 días.
  • Su hijo tiene náuseas y vómito.
  • A su hijo le sangra la nariz.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

Los síntomas de su hijo pueden desaparecer por sí solos. El médico de su hijo puede recomendar que se siga una conducta expectante durante 3 días, antes de comenzar con los antibióticos. La niña podría necesitar cualquiera de los siguientes medicamentos:

  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que su hijo esté tomando para saber si también contienen acetaminofén, o consulte con su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • Los aerosoles nasales con esteroides pueden ayudar a disminuir la inflamación de la nariz y los senos paranasales de su hijo.
  • Antibióticos ayudan a tratar o prevenir infecciones bacteriales.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Manejo de los síntomas de su hijo:

  • Haga que su hijo respire vapor. Caliente agua en un sartén hasta que salga vapor. Haga que su hijo se incline sobre el cuenco y ármele una carpa sobre la cabeza con una toalla grande. Dígale a su hijo que respire profundamente durante unos 20 minutos. No permita que su hijo se acerque demasiado al vapor. Haga esto 3 veces al día. Su hijo también puede respirar profundamente cuando toma una ducha con agua caliente.
  • Ayude a su hijo a irrigarse los senos paranasales. Para esto, use un dispositivo de irrigación de las fosas nasales con una solución salina (agua salada) o con agua destilada. No use agua de la llave. Esto ayudará a diluir la mucosidad en la nariz de su niño eliminando el polen y la suciedad. También ayudará a reducir la inflamación para que su hijo pueda respirar normalmente. Pregúntele al médico de su hijo con qué frecuencia debe realizar este procedimiento.
  • Haga que su hijo mayor duerma con la cabeza elevada. Coloque una almohada extra debajo de la cabeza de su hijo antes de que se acueste, para facilitar el drenaje de los senos paranasales.
  • De a su niño líquidos según indicaciones. Los líquidos van a diluir la mucosidad de la nariz de su hijo y facilitarán el drenaje. Pregúntele al médico de su hijo cuánto líquido debe darle a diario y qué líquidos son los más adecuados para el niño. Evite las bebidas que contienen cafeína.

Prevenga la propagación de gérmenes:

Lávese las manos y lávele las manos a su hijo con agua y jabón frecuentemente. Aliente a su hijo a que se lave las manos después de ir al baño, toser o estornudar.

Lavado de manos

Programe una cita con el médico de su hijo como se le haya indicado:

Es posible que deriven a su hijo a un especialista en garganta, nariz y oídos. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

© 2018 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide