Skip to Content

Seroma

LO QUE NECESITA SABER:

Un seroma es una cavidad de líquido transparente que se desarrolla después de una cirugía o una lesión. El líquido se puede acumular en los tejidos o debajo de la piel. La cirugía en el pecho, el cuello y el abdomen es la causa más común de un seroma. El drenaje que se usa después de la cirugía también puede provocar un seroma si falla o se quita demasiado pronto. Una cirugía mayor o una cirugía para extirpar tejido aumenta su riesgo de tener un seroma.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Busque atención médica de inmediato si:

  • Observa pus, sangre acuosa o líquido proveniente del sitio de la cirugía.
  • La herida de la cirugía se abre.
  • Usted tiene fiebre alta.
  • Usted siente dolor severo o tiene enrojecimiento, calor o hinchazón en el sitio de la cirugía.
  • Su corazón está latiendo mas rápido de lo normal.
  • Usted tiene una protuberancia cerca del sitio de la cirugía o la zona está sensible.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre leve que no desaparece con medicamentos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Antibióticos ayudan a evitar o a tratar una infección bacteriana.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Controle el seroma:

  • Revise el área de la cirugía para detectar signos de infección, Estos signos incluyen hinchazón, enrojecimiento o pus. La infección puede significar que el seroma se está convirtiendo en un absceso (cavidad de pus). Usted podría necesitar una cirugía para tratar un absceso.
  • Siga las instrucciones de su médico en relación con las actividades. Su médico le dirá si es seguro que usted ejercite y haga sus actividades diarias mientras tiene un seroma. Su médico le dirá qué actividades son adecuadas para usted y cuánta actividad puede hacer cada día. También es posible que deba limitar ciertos movimientos si el seroma necesita drenarse.
  • Use dispositivos de presión, si se los indicaron. Los dispositivos de presión incluyen vendajes de presión y fajas. Su médico le indicará qué dispositivo utilizar y cuánto tiempo debe usarlo cada día.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide