Skip to Content

Sarampión En Adultos

CUIDADO AMBULATORIO:

El sarampión

es una enfermedad causada por un virus. Por lo general, se previene mediante una vacuna administrada en la infancia. El riesgo de contraer sarampión es alto si no ha recibido todas o algunas de las dosis de vacunas recomendadas. El sarampión puede causar graves problemas de salud, como neumonía o encefalitis (inflamación del cerebro). El riesgo de tener problemas es mayor si tiene 20 años o más, está embarazada o tiene un sistema inmunitario débil. Algunos problemas de nutrición, como la falta de vitamina A, también pueden aumentar el riesgo.

Lo que necesita saber sobre cómo se propaga el virus del sarampión:

El sarampión es sumamente contagioso (se transmite fácilmente de una persona a otra). El virus se encuentra en la nariz y la garganta de una persona infectada mientras está enferma de sarampión.

  • El virus se propaga en las gotitas que se expelen cuando una persona infectada tose o estornuda. Puede permanecer en el aire hasta por 2 horas. Otra persona puede infectarse al respirar las gotitas infectadas.
  • El virus puede permanecer en una superficie o en un objeto sobre el que cae. Cualquiera que toque la superficie o el objeto y luego se toque la boca o los ojos puede infectarse.
  • Una persona infectada puede transmitir el virus a otras personas 4 días antes y hasta 4 días después de la aparición del sarpullido.
  • Una persona con un sistema inmunitario débil puede transmitir el virus en cualquier momento hasta que esté bien.

Los signos y síntomas comunes son:

Es posible que le salga un sarpullido entre 10 y 14 días después de haber estado expuesto al virus. El sarpullido normalmente empieza en la cara y en la cabeza y después se propaga a las piernas y los pies. Primero podrían aparecer como pequeñas manchas que después se unen para formar protuberancias grandes e irregulares. El sarpullido suele desaparecer en 5 u 8 días. Su piel puede descamarse después. Usted también podría presentar alguno de los siguientes:

  • Fiebre alta que comienza cuando aparece el sarpullido
  • Tos, flujo nasal, dolor de garganta y dolor muscular
  • Ojos rojos, irritados, llorosos y sensibles a la luz
  • Manchas blancas pequeñas que aparecen a los 2 o 3 días dentro de la boca, usualmente en las mejillas
  • Dolor abdominal, vómitos o diarrea

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Usted sufre una convulsión.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene problemas para respirar o está respirando más rápido de lo normal.
  • Usted tiene dolor de cabeza, somnolencia y rigidez en el cuello.
  • Usted está confundido o menos alerta de lo normal.

Llame a su médico si:

  • La tos persiste durante más de 4 días.
  • Expulsa un moco espeso al toser.
  • Tiene dolor de oídos.
  • Alguien en el hogar desarrolla salpullido.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El manejo de sus síntomas:

No existe un tratamiento contra el sarampión. Lo siguiente podría ayudar a aliviar sus síntomas:

  • Descanse más. Repose el mayor tiempo posible y duerma lo suficiente.
  • Tome líquidos como se le haya indicado. Los líquidos ayudan a evitar la deshidratación. Pregunte cuánto líquido tomar cada día. Tome agua, jugo o caldo en vez de bebidas deportivas. Usted también podría necesitar una solución de rehidratación oral (SRO). Una SRO tiene las cantidades exactas de agua, sal y azúcar que usted necesita para reemplazar los líquidos corporales. Pregunte a su médico dónde puede conseguir una solución de rehidratación oral.
  • Consuma alimentos blandos. Estos alimentos pueden ser cereal cocido, arroz, puré de papa o de manzana o sopa. No coma alimentos que estén muy ácidos o duros para masticar. Esto puede aumentar la saliva y empeorar el dolor.
  • Proteja sus ojos, si es necesario. Mantenga las luces bajas o use gafas de sol si tiene sensibilidad a la luz. Esto ayudará a disminuir el malestar en los ojos.
  • Acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
  • Los AINE, pueden disminuir la inflamación y el dolor o la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • El medicamento para la tos ayuda a disminuir el impulso de toser y puede ayudarlo a descansar.

Evite el sarampión:

  • Pregunte a su médico acerca de la vacuna triple viral. Esta vacuna ayuda a protegerlo a usted y a otras personas a su alrededor del sarampión, rubéola y paperas. La vacuna triple viral suele administrarse a los niños, pero igualmente se puede aplicar en la edad adulta. Dígale a su médico si no recibió la vacuna cuando era niño, o si no recibió todas las dosis. Dígale si no conoce sus antecedentes de vacunas. Su médico le indicará si debe recibir la vacuna. Su médico le indicará cuándo debe recibir la vacuna y cuántas dosis necesita.
  • Prevenga el contagio del virus del sarampión. Puede transmitir el virus 4 días antes y hasta 4 días después de la aparición del sarpullido. Lo siguiente puede ayudar a prevenir la propagación del virus:
    • Lávese las manos frecuentemente. Lávese las manos varias veces al día. Lávese después de usar el baño, después de cambiar pañales y antes de preparar la comida o comer. Use siempre agua y jabón. Frótese las manos enjabonadas, entrelazando los dedos. Lávese el frente y el dorso de las manos, y entre los dedos. Use los dedos de una mano para restregar debajo de las uñas de la otra mano. Lávese durante al menos 20 segundos. Enjuague con agua corriente caliente durante varios segundos. Luego séquese las manos con una toalla limpia o una toalla de papel. Puede usar un desinfectante para manos que contenga alcohol, si no hay agua y jabón disponibles. No se toque los ojos, la nariz o la boca sin antes lavarse las manos.
      Lavado de manos
    • Permanezca lejos de otras personas, especialmente de cualquier mujer embarazada, o de quien no ha recibido la vacuna triple viral. Permanezca en su hogar sin ir a la escuela o al trabajo hasta que su médico le indique que puede regresar.
    • No comparta artículos. No comparta platos, toallas ni otros artículos con nadie. Los artículos deben ser lavados después de usarlos.
    • Limpie las superficies con frecuencia. Use una toallita desinfectante, una esponja de un solo uso o un paño que pueda lavar y reutilizar. Use limpiadores desinfectantes si no tiene toallitas. Usted también puede elaborar un limpiador desinfectante mezclando 1 parte de blanqueador con 10 partes de agua. En la cocina, limpie las encimeras, las superficies de cocción, y los frentes y el interior del microondas y el refrigerador. En el baño, limpie el sanitario, el área alrededor del sanitario, el lavabo, el área alrededor del lavabo y los grifos. Limpie las superficies de la habitación de la persona, como el escritorio o el tocador.
    • Cúbrase al toser o estornudar. Use un pañuelo que cubra la boca y la nariz. Arroje el pañuelo a la basura de inmediato. Use el ángulo del brazo si no tiene un pañuelo disponible. Luego lávese las manos con agua y jabón o use un desinfectante de manos. No se pare cerca de nadie que esté estornudando o tosiendo.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.