Skip to Content

Sacroileítis

LO QUE NECESITA SABER:

La sacroileítis es una inflamación dolorosa de una o ambas de sus articulaciones sacroilíacas con una duración de por lo menos 3 meses. Las articulaciones sacroilíacas conectan la pelvis con la base de su espinal dorsal.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

Pregunte por más información sobre estos y otros medicamentos que usted podría necesitar para tratar la sacroileítis:

  • Medicamentos para el dolor: Es probable que le receten medicamentos para quitar o disminuir el dolor. No espere hasta que dolor sea severo para empezar a tomarse sus medicamentos. El medicamento puede venir en píldora para tomar oralmente o en forma de loción para aplicarse en el área donde siente dolor.
  • Los medicamentos AINE pueden disminuir la inflamación y el dolor o la fiebre. Estos medicamentos pueden comprarse con o sin receta médica. En algunas personas, estos medicamentos pueden provocar sangrados estomacales o problemas en los riñones. Si usted toma medicamentos anticoagulantes, siempre pregunte a su proveedor de salud si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar, lea siempre la etiqueta y siga cuidadosamente las indicaciones que vienen con este medicamento.
  • Relajantes musculares ayudan a reducir dolor y espasmos musculares.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si piensa que su medicamento no le está ayudando o tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista de sus medicamentos, vitaminas, y hierbas que está tomando. Incluya la cantidad que toma, la hora, y por qué las toma. Traiga la lista o las botellas de las píldoras a sus visitas de seguimiento. Lleve siempre consigo una lista de sus medicamentos en caso de emergencia.

Terapia física:

Su médico de cabecera podría sugerirle terapia física. Su terapeuta físico podría enseñarle ejercicios para mejorar su postura (la forma en que usted se pone de pie y sienta), su flexibilidad, y fortaleza de la parte baja de su espalda. También podría enseñarle cómo permanecer activo y seguro y cómo evitar lesionarse más. Siga su plan de ejercicios que su terapeuta físico diseñó para usted.

Descanso:

Siga las instrucciones de su médico de cabecera sobre cuánto descanso necesita. Evite actividades que empeoran su dolor.

Compresas frías o calientes:

Use compresas frías o calientes en el área de su cuerpo donde siente dolor para disminuir el dolor y la inflamación. Ponga hielo en una bolsa plástica y cúbrala con una toalla y colóquela sobre la parte de abajo de su espalda. Cubra las compresas calientes con una toalla para evitar quemaduras. Use el hielo como se lo indican.

Programe una cita con su médico de cabecera o especialista en espinal dorsal dentro de 1 a 2 semanas:

Anote sus preguntas para que no se olvide hacerlas durante sus citas.

Comuníquese con su médico de cabecera o especialista en espina dorsal si:

  • Su dolor le dificulta realizar sus actividades diarias, como trabajar o ir a clases.
  • El dolor no le desaparece después de su tratamiento.
  • Usted se siente deprimido o ansioso.
  • Usted tiene preguntas sobre su condición o cuidados.

Regrese al departamento de emergencias si:

  • Tiene fiebre.
  • Su dolor es peor que antes.
  • Su dolor no lo deja dormir.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide