Skip to Content

Síndrome Posconmocional En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es el síndrome posconmocional?

El síndrome posconmocional es un grupo de síntomas que afectan los nervios, el pensamiento y el comportamiento de su niño. Este síndrome se desarrolla poco tiempo después de haber sufrido una conmoción cerebral y puede durar de varias semanas a meses.

¿Qué aumenta el riesgo de mi niño de síndrome posconmocional?

  • Una lesión anterior en la cabeza
  • Un trastorno actual del ánimo o de la ansiedad
  • Mala salud física antes de la conmoción

¿Cuáles son los signos y síntomas del síndrome posconmocional?

  • Dolores de cabeza o problemas con la vista
  • Mareos o falta de equilibrio
  • Olvidarse de cosas o dificultad para concentrarse
  • Dificultad para dormir
  • Cambios en la personalidad
  • Convulsiones
  • Depresión o ansiedad

¿Cómo se diagnostica el síndrome posconmocional?

El médico preguntará sobre la lesión de su niño. Infórmele cuándo pasó, qué fue lo que golpeó a su niño y la fuerza del golpe. Dígale si su niño se ha sentido confundido o si ha tenido cambios en su comportamiento. Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Un examen neurológico se usa para examinar la memoria y habilidad de su niño de reconocer cosas familiares. Además de mostrarle a los médicos las reacciones oculares, verbales y musculares de su niño.
  • Exámenes de sangre y orina se llevarán a cabo para asegurarse de que no exista otra causa de los síntomas de su niño. Las infecciones y los químicos pueden afectar la memoria y comportamiento de su niño.
  • Las imágenes de la tomografía computarizada de la cabeza de su hijo podría mostrar una lesión. Es probable que a su hijo le den un líquido de contraste para ayudar a los médicos a ver mejor las imágenes. Informe al médico si su hijo alguna vez ha tenido una reacción alérgica al medio de contraste.

¿Cómo se trata el síndrome posconmocional?

El tratamiento del síndrome posconmocional se basará en los síntomas de su niño. Su niño podría necesitar cualquiera de lo siguiente:

  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que su hijo esté tomando para saber si también contienen acetaminofén, o consulte con su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • Antidepresivos podrían administrarse para la depresión o para los problemas para dormir.
  • Medicamentos para la migraña podrían administrarse para los dolores de cabeza por migraña.

¿Cuáles son los riesgos del síndrome posconmocional?

El síndrome posconmocional podría disminuir la habilidad de su niño de funcionar normalmente en casa, en la escuela o en el trabajo. Su niño podría desarrollar síndrome posconmocional persistente. Su hijo puede desarrollar síndrome del segundo impacto si tiene otra conmoción antes de recuperarse de la primera. El síndrome de segundo impacto puede ser mortal.

¿Cómo se puede prevenir el síndrome posconmocional?

  • Asegúrese de que su casa sea un hogar seguro para su hijo. Las medidas de seguridad para el hogar pueden ayudar a prevenir lesiones en la cabeza que podrían causar una conmoción. Instale portones de cierre automático en la parte de abajo de parte de arriba de las escaleras. Instale la puerta a la pared en la parte de arriba de las escaleras. Instale pasamanos en cada una de sus escaleras. Use protectores suaves para las puntas de los muebles y esquinas. Ancle a la pared los muebles, como los armarios y estantes, para que su niño no los jale y se le caigan encima.
  • Cada vez que su hijo viaje, asegúrese de que lo haga en un asiento de coche adecuado o en un asiento para niños, o que use un cinturón de seguridad. Esto ayuda a disminuir el riesgo de sufrir una lesión en la cabeza si tiene un accidente.
  • Asegúrese de que el niño use equipo protector para deportes que le quede bien. Los cascos ayudan a disminuir el riesgo que su niño corre de sufrir una lesión cerebral grave. Hable con el médico de su hijo sobre otras formas de disminuir el riesgo de su niño de sufrir una conmoción si él practica deportes. Pida más información acerca de las conmociones relacionadas con los deportes.

¿Cómo puedo controlar los síntomas de mi hijo?

  • Haga que su hijo descanse de actividades físicas y mentales, según lo indicado. Las actividades físicas requieren que su niño piense, se concentre y preste atención. El descanso ayudará a su niño a recuperarse de la conmoción. Pregúntele al médico cuándo su niño puede volver a la escuela y otras actividades diarias.
  • Lleve su niño a terapia según indicaciones dadas. Un terapeuta del comportamiento cognitivo le enseñará destrezas a su niño para ayudarlo a lidiar con posibles problemas conductuales y de pensamiento. Un terapeuta ocupacional le enseñará destrezas para ayudar con las actividades diarias.
  • Hable con el personal escolar e infórmeles sobre la conmoción que su niño sufrió. Esto va a ayudarlos a entender como ayudar a su niño. Es probable que su niño tenga problemas de atención o de memoria, que no tenía antes de la conmoción. También es probable que necesite tiempo adicional en los exámenes y ayuda extra para terminar sus tareas.
  • No permita que su niño participe en deportes o actividades físicas hasta que su médico lo autorice. Estas actividades podrían empeorar los síntomas de su niño o incluso conllevar a otra conmoción. El médico de su niño le dirá cuándo podrá volver a practicar deportes o realizar actividades físicas.

¿Dónde puedo obtener más información?

  • Brain Injury Association
    1608 Spring Hill Road
    Vienna , VA 22182
    Phone: 1- 703 - 761-0750
    Phone: 1- 800 - 444-6443
    Web Address: http://www.biausa.org

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su hijo sufre una convulsión.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar
  • Su hijo no responde, o usted no lo puede despertar.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su hijo tiene un dolor de cabeza repentino que parece diferente o mucho peor a los dolores de cabeza usuales.
  • Su hijo no puede dejar de vomitar.
  • Su hijo tiene un cambio repentino en la vista.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • Su hijo tiene náuseas o vómitos.
  • Su hijo tiene dificultad para concentrarse, hablar o pensar
  • Los síntomas de su hijo empeoran.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Learn more about Síndrome Posconmocional En Niños

Associated drugs

Hide