Skip to main content

Ruptura Prematura De Las Membranas

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la ruptura prematura de las membranas (RPM)?

La rotura prematura de membranas significa que rompió aguas antes de que comenzara el trabajo de parto. El saco amniótico contiene líquido que envuelve y protege al bebé en su útero. Si RPM sucede antes de las 37 semanas de embarazo, entonces se conoce como RPM prematura. Es probable que usted sienta un chorro de líquido tibio o un goteo lento de líquido saliendo de su vagina.

¿Qué aumenta mi riesgo de ruptura prematura de las membranas?

  • Parto prematuro o ruptura prematura de membranas en un embarazo anterior
  • Infección, como una infección de transmisión sexual (ITS), neumonía o infección del tracto urinario (ITU)
  • Agrandamiento del útero causado por más de 1 bebé o líquido amniótico extra
  • Cirugía en el cuello del útero o amniocentesis
  • Útero con forma anormal o cuello del útero corto
  • Sangrado vaginal durante el segundo o tercer trimestre
  • Mala nutrición, uso del alcohol o cigarrillo

¿Cómo se trata la ruptura prematura de membranas?

  • Los médicos la monitorearán a usted y a su bebé. Usted podría estar en reposo en cama durante este tiempo. Los médicos podrían monitorear el latido cardíaco de su bebé y las contracciones de su útero. Se pueden usar imágenes de ultrasonido para revisar la placenta y la cantidad de líquido amniótico en el útero. Se puede examinar una muestra de líquido de la vagina o el recto para detectar ciertas infecciones que se pueden transmitir al bebé. Si usted tiene RPM pretérmino, el líquido se analizará para detectar una infección por estreptococos. Es posible que le den antibióticos para prevenir una infección durante el parto. También puede necesitar esteroides para disminuir el riesgo de complicaciones debido a la RPM. Según lo avanzado de su embarazo, su médico decidirá cómo manejar el tratamiento:
    • 34 semanas o más: Dará a luz a su bebé. Podría usarse el parto vaginal si los médicos pueden permitir que el trabajo de parto continúe de manera natural. Es probable que los médicos esperen a ver cómo están usted y su bebé. Es probable que le administren medicamento para disminuir la velocidad de sus contracciones o puede ser que tengan que provocarle (inducirle) el parto. Podría necesitar una cesárea si el trabajo de parto no progresa o si su bebé tiene problemas, como latidos cardíaco lentos. Se le administrarán antibióticos para prevenir una infección en usted o en su bebé durante la cesárea.
    • De 24 semanas al final de las 33 semanas: Le indicarán que haga reposo. Sus médicos observarán y esperarán a que aparezcan signos de problemas o a que el proceso de trabajo de parto ocurra de manera natural. Usted podría necesitar medicamentos para iniciar el trabajo de parto en un momento posterior. También le pueden administrar corticoesteroides para ayudar a madurar los pulmones del bebé más rápidamente. También podría necesitar medicamentos para detener las contracciones si los pulmones del bebé no están completamente desarrollados.
    • Antes de las 24 semanas: Su médico analizará con usted el mejor tratamiento.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.