Skip to Content

Ruptura Prematura De Las Membranas

LO QUE NECESITA SABER:

La ruptura prematura de membranas (RPM) significa que rompió aguas antes de que comenzara el trabajo de parto. RPM podría suceder justo antes de dar a luz. Si RPM sucede antes de las 37 semanas de embarazo, entonces se conoce como RPM prematura. La causa de la a ruptura prematura de membranas se desconoce.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Una cánula intravenosa

es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.

Usted necesita usar medias o calcetines de compresión.

Las medias son ajustadas y ejercen presión a sus piernas. Esto mejora el flujo de sangre y ayuda a prevenir coágulos.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los antibióticos ayudan a tratar o evitar una infección a causa de una bacteria.
  • Oxitocina se usa para provocar el inicio de las contracciones y mantenerlas fuertes y regulares. Se podría usar este medicamento en cualquier momento después de que sus membranas se han roto.
  • Los tocolíticos se dan para detener las contracciones por un periodo corto de tiempo si su bebé no está listo para nacer.
  • Esteroides se administran entre las 24 y 34 semanas de gestación para facilitar el desarrollo rápido de los pulmones de su bebé.

Exámenes:

  • Una muestra del fluido de la vagina podría mostrar si usted está goteando líquido amniótico. Se pueden examinar muestras de líquido de la vagina o el recto para detectar ciertas infecciones que se pueden transmitir al bebé. Si usted tiene RPM pretérmino, el líquido se analizará para detectar una infección por estreptococos.
  • Exámenes de sangre y orina podrían mostrar infección o dar información sobre su condición y la de su bebé.
  • Un ultrasonido Una ecografía podría mostrar la posición del bebé y su peso. Un ultrasonido también podría mostrar la ubicación de la placenta y la cantidad de líquido amniótico en su útero.
    Ultrasonido durante el embarazo

Tratamiento:

  • Los médicos la monitorearán a usted y a su bebé. Usted podría estar en reposo en cama durante este tiempo. Los médicos podrían monitorear el latido cardíaco de su bebé y las contracciones de su útero. Según lo avanzado de su embarazo, su médico decidirá cómo manejar el tratamiento:
    • 34 semanas o más: Dará a luz a su bebé. Podría usarse el parto vaginal si los médicos pueden permitir que el trabajo de parto continúe de manera natural. Es probable que los médicos esperen a ver cómo están usted y su bebé. Es probable que le administren medicamento para disminuir la velocidad de sus contracciones o puede ser que tengan que provocarle (inducirle) el parto. Podría necesitar una cesárea si el trabajo de parto no progresa o si su bebé tiene problemas, como latidos cardíaco lentos. Se le administrarán antibióticos para prevenir una infección en usted o en su bebé durante la cesárea.
    • De 24 semanas al final de las 33 semanas: Le indicarán que haga reposo. Sus médicos observarán y esperarán a que aparezcan signos de problemas o a que el proceso de trabajo de parto ocurra de manera natural. Usted podría necesitar medicamentos para iniciar el trabajo de parto en un momento posterior. También le pueden administrar corticoesteroides para ayudar a madurar los pulmones del bebé más rápidamente. También podría necesitar medicamentos para detener las contracciones si los pulmones del bebé no están completamente desarrollados.
    • Antes de las 24 semanas: Su médico analizará con usted el mejor tratamiento.

RIESGOS:

  • Usted podría contraer una infección que se podría propagar a su bebé u a otras partes de su cuerpo. La placenta podría separarse de las paredes de su útero y causar sangrado. El sangrado podría ser de peligro mortal para usted y su bebé nonato. Usted podría necesitar de dilatación y legrado (D y L) para remover partes de la placenta de su pared uterina.
  • La RPM puede causar que su bebé aplique presión sobre el cordón umbilical y corte su suministro de sangre. Si su bebé nace antes de que se desarrollen los pulmones, podría presentar problemas para respirar, neumonía u otros problemas pulmonares. La RPM podría provocar otras condiciones de peligro mortal en su bebé. Si su bebé no se encuentra en una posición con la cabeza hacia abajo, puede dificultar el proceso de alumbramiento. Usted podría necesitar una cesárea para dar a luz a su bebé.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.