Skip to Content

Resección Intestinal Laparoscópica

LO QUE NECESITA SABER:

La resección intestinal laparoscópica es una cirugía para extraer todo o parte del intestino delgado o grueso. Esto se realiza para tratar enfermedades intestinales como sangrado, obstrucciones, inflamación o infecciones. También es posible que se realice para extraer pólipos grandes o signos tempranos de tumores en el intestino. El médico realizará incisiones pequeñas en el abdomen y usará un endoscopio largo y delgado para hacer la cirugía. La cantidad de intestino que se extraiga dependerá del motivo de la cirugía. También es posible que realicen una ileostomía o colostomía, que es una abertura en el abdomen para drenar la materia fecal en una bolsa.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Laxantes: Este medicamento le hace más fácil tener una evacuación intestinal. Usted podría necesitar este medicamento para ayudar o tratar o prevenir estreñimiento.
  • Medicamento para el dolor: Usted podría necesitar medicamento para suspender o reducir el dolor.
    • Aprenda como tomar su medicamento. Pregunte cual es el medicamento que necesita tomar y la dosis. Asegúrese que usted sepa cómo, y cuando lo necesita tomar al igual que la frecuencia.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para tomar su medicamento. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor.
    • Los medicamentos para dolor podrían causar mareos o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a alguien cuando se vaya a levantar de la cama o si necesita ayuda.
  • Antibióticos: Estos medicamentos pueden ser administrados para ayudarle a combatir las infecciones causadas por bacterias. Tome sus antibióticos siguiendo siempre las indicaciones de su proveedor de salud. No deje de tomar su medicamento a menos que se lo haya indicado su proveedor de salud. Nunca guarde antibióticos o tome antibióticos de sobrante que le han dado antes para otra enfermedad.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Haga una cita de seguimiento con su médico de cabecera tal como le indicaron:

Escriba las preguntas que tenga para no olvidarse de hacerlas durante las consultas.

Autocuidado:

  • Mantenga la herida limpia y seca: Una vez que le den autorización para darse un baño o una ducha, lave cuidadosamente la incisión con agua y jabón. Luego póngase vendajes limpios y nuevos. Cámbiese los vendajes siempre que se mojen o ensucien. Pida más información sobre el cuidado de su herida.
  • Evite estar estreñido: Los alimentos con un alto contenido de fibra, el líquido adicional y el ejercicio regular pueden ayudarle a evitar el estreñimiento. La fruta y el salvado son alimentos con un alto contenido de fibra. El jugo de ciruela y el agua son buenos líquidos. El ejercicio regular contribuye a que el aparato digestivo funcione.
  • Coma alimentos saludables: Escoja alimentos saludables de todos los grupos alimenticios a diario. Incluya granos integrales, frutas, verduras, productos lácteos y carnes magras. Pregunte si debe seguir una dieta especial.
  • Tome líquido: Los adultos deberían beber unos 9 a 13 vasos de líquido al día. Un vaso equivale a 8 onzas o 250 ml. Para la mayor parte de las personas es bueno tomar agua, jugo y leche. Pregunte a su médico de cabecera cuánto líquido debería tomar a diario.
  • Descanse lo suficiente: Descanse cuando necesite mientras se recupera de la cirugía. Vaya agregando más actividades lentamente cada día. Regrese a sus actividades diarias tal como le indiquen.

Comuníquese con su médico de cabecera si:

  • Se siente demasiado lleno o hinchado.
  • Tiene fiebre.
  • Tiene escalofríos, tos o se siente débil y dolorido.
  • Tiene náuseas o vómitos.
  • No puede evacuar el intestino.
  • Tiene alguna pregunta o inquietud acerca de su condición o cuidado.

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • Se siente muy lleno y no puede eructar o vomitar.
  • Tiene dificultad para evacuar los intestinos, eliminar los gases u orinar.
  • Su incisión huele mal o drena pus.
  • Su abdomen se pone sensible y duro.
  • Sus evacuaciones intestinales son de color negro o tienen sangre.
  • Vomita una sustancia verde, que parece café molido o con sangre.
  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Se siente mareado de forma repentina o le falta el aliento.
  • Le duele el pecho. Es posible que le duela más cuando respira hondo o tose. Puede que tosa sangre.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide