Skip to Content

Reparación De Labio Leporino Y Paladar Hendido

LO QUE NECESITA SABER:

La reparación de labio leporino y paladar hendido es una cirugía para cerrar las aperturas en la boca y el labio de su niño. Se podría realizar una reparación del labio leporino en su niño, del paladar hendido, o ambos.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Antibióticos: Estos medicamentos se administran para combatir infecciones causadas por bacterias. Dele a su bebé los antibióticos exactamente como lo indique su médico. No deje de darle los antibióticos a menos que así lo indique su médico. Nunca guarde antibióticos ni administre a su niño antibióticos que le fueron recetados para otras enfermedades.
  • Analgésicos: Es posible que a su hijo le administren medicamentos para eliminar o calmar el dolor. No espere hasta que el dolor sea severo para darle su medicamento a su niño.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Cómo alimentar a su niño:

Alimentar a su niño puede ser difícil. Intente mantenerse calmado y paciente. Esto le ayudará al niño a relajarse mientras come. Enseñe a otras personas cómo alimentar a su niño. Esto le proporcionará apoyo y ayuda para manejar el estrés. Los siguientes consejos podrían ayudarle con la alimentación de su niño:

  • La lactancia materna ayuda al niño a succionar mejor porque el pecho llena la hendidura. La lactancia también disminuye el riesgo del niño de contraer infecciones y lo ayuda a fortalecer los músculos que usa para comer.
  • Los médicos la ayudarán a encontrar los biberones, chupones y otros artículos adecuados para alimentar al niño. Estos materiales podrían ayudar a reducir el riesgo de ahogarse.
  • Alimente a su niño en una posición vertical. La cabeza debe estar superior a su estómago. Esto contribuirá a evitar que se atore. También ayudará a evitar que los líquidos se salgan por la nariz o se vayan a los oídos.
  • Alimente a su niño lentamente a lo largo de 18 a 30 minutos. Póngalo a eructar después de que tome 1 o 2 onzas de líquido para disminuir la cantidad de aire que él traga.
  • No acueste al niño con el biberón. Podría aumentar su riesgo de ahogarse, de infecciones en el oído y caries.

Terapia de lenguaje y de nutrición:

El niño podría necesitar terapia para ayudarlo con el lenguaje. Podría ser necesario consultar con una especialista en nutrición para aprender cuáles son los alimentos más adecuados para su niño.

Protección de las incisiones de su niño:

Es necesario proteger la boca de su niño por 6 semanas después de la cirugía. Se puede tomar este tiempo para que la boca de su niño se recupere. Si no se protege las puntadas, se podrían separar o romper. Esto podría causar más dolor, sangrado o cicatrización a su niño. Su niño podría necesitar otra cirugía si se separan las puntadas. Es importante vigilar a su niño a toda hora para evitar que esto sucede.

  • No permita que su niño ponga las manos u objetos en su boca. Se puede usar las tablas acolchadas para sujetar los brazos y mantener rectos los codos. Esto ayuda a prevenir que su niño se frote la cara con sus manos o la parte superior de los brazos. Se deben usar camisas de mangas largas para evitar que las tablas raspen la piel de su niño. Es necesario retirar las tablas 3 a 4 veces al día para permitir que los brazos de su niño se ejerciten. No deje solo a su niño mientras no está utilizando las tablas para los brazos.
  • No permita que su niño duerma boca abajo. Siempre se debe dormir boca arriba o del lado. Esto ayudará a prevenir que su niño se frote la cara con las sabanas. Vista a su niño con ropa que se abrocha o que tiene botones en la parte delantera.

Prevención de una infección:

  • Mantenga a su niño alejado de las personas con resfrios, gripe u otras infecciones hasta que la boca haya sanado.
  • Mantenga el interior de la boca de su niño humedecido. Esto ayudará que el área de la cirugía permanezca limpia. Siente a su niño en posición vertical con la cabeza hacia delante para prevenir que se ahogue. Rocíe suavemente agua pura o agua salada en la parte superior de la boca del niño utilizando un automizador como es indicado. Haga esto cada vez después de alimentar a su niño y antes que se duerme.

Acuda a las consultas de control con el médico o el especialista de su niño como se le indique:

Es posible que el niño deba regresar para hacerse más exámenes. Podría ser necesario pesarlo también. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Para apoyo y más información:

  • Cleft Palate Foundation
    1504 E. Franklin St, Ste. 102
    Chapel Hill , North Carolina 27514-2820
    Phone: 1- 919 - 933-9044
    Web Address: http://www.cleftline.org

Comuníquese con el médico o el especialista de su niño si:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • Su hijo tiene escalofríos, tos o suena congestionado.
  • Usted se siente agobiado y necesita ayuda para alimentar al niño.
  • Su hijo no está comiendo tan bien como suele hacerlo.
  • Su hijo actúa cansado, soñoliento, inquieto o irritable.
  • Su hijo tiene fiebre, dolor en el oído y problemas para escuchar.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • Se abren los puntos de sutura de la herida del niño.
  • Las puntadas de su niño se encuentran enrojecidas, inflamadas o gotean pus.
  • Su hijo tiene un dolor intenso.
  • Su niño se niega comer o beber.
  • Su hijo llora sin lágrimas.
  • Los labios, la boca y la lengua de su niño son muy resecos.
  • Los ojos de su niño se ven hundidos.
  • La parte blanda en la parte superior de la cabeza de su bebé se encuentra hundida.
  • Su niño orina muy poco o nada en absoluto.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide