Skip to Content

Reparación De La Coartación De La Aorta En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Una reparación de la coartación de la aorta (COA) es una cirugía para abrir la aorta. La reparación COA mejorará el flujo de sangre en el cuerpo del niño. Esto reducirá el estrés en su corazón.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su hijo tiene dolor de pecho intenso.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar o falta de aliento repentino.
  • Su hijo tose sangre.
  • Su hijo pierde el conocimiento o deja de respirar.
  • Su hijo tiene cualquiera de los siguientes signos de un derrame cerebral:
    • Se le cae o adormece parte del rostro
    • Debilidad en un brazo o una pierna
    • Confusión o debilidad para hablar
    • Mareos o dolor de cabeza intenso, o pérdida de la visión.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo se desmaya.
  • La sangre empapa el vendaje del niño.
  • Se abren los puntos de sutura de la herida del niño.
  • El corazón de su niño está latiendo más rápido o más lento de lo normal.
  • Su hijo está inquieto o ansioso.
  • Su hijo tiene hinchazón en las piernas o los pies.
  • Su hijo tiene dolor abdominal intenso o su abdomen está más grande de lo habitual.
  • Su niño deja de orinar u orina menos de lo normal.
  • El brazo o pierna de su niño se siente cálida, sensible y dolorosa. Se podría ver inflamado y rojo.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene fiebre o escalofríos.
  • El dolor del niño no se alivia después de tomar el medicamento para el dolor.
  • Su niño tiene poco apetito.
  • La herida del niño está roja, inflamada o drena pus.
  • Su hijo tienen náuseas o vómitos.
  • Su hijo tiene comezón, hinchazón o sarpullido en la piel.
  • Los síntomas de su niño regresan.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Medicamentos para la presión arterial ayudan a bajar o a controlar la presión arterial del niño.
  • Antibióticos se puede administrar para evitar una infección bacteriana.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico del niño cómo darle el medicamento de forma segura.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Cuide la herida del niño según las indicaciones:

  • Pregunte al médico del niño cuándo puede quitarle el vendaje y bañarlo. Es posible que su niño solo pueda tomar un baño o ducha con esponja. El baño podría aumentar el riesgo de que el niño contraiga una infección en la herida. Lave cuidadosamente el área alrededor de la incisión con jabón y agua. Está bien dejar que el agua y jabón corran suavemente sobre la incisión. No frote la incisión de su niño. Seque suavemente la herida.
  • Cambie el vendaje del niño después de bañarlo según las indicaciones. Cambie los vendajes de su niño cuando se mojen o ensucien. No ponga talco ni lociones en la incisión del niño a menos que su médico lo autorice. No lo deje nadar hasta que su médico lo autorice. Esto disminuirá el riesgo de que el niño contraiga una infección en la herida. Revise la incisión cada día en busca de signos de infección, como enrojecimiento, hinchazón o pus.

Evite una infección en su niño:

La infección puede ser peligrosa para su hijo y evitar su recuperación. Haga lo siguiente para prevenir una infección:

  • Lávese las manos y las manos de su niño frecuentemente. Use un gel antibacterial para manos si no tiene jabón y agua disponible. Lávese las manos frecuentemente. Utilice agua y jabón. Lávese las manos después de usar el baño, cambiarle el pañal a un niño o estornudar. Lávese las manos antes de comer o preparar alimentos.
  • Mantenga a su niño alejado de las personas que están enfermas. Pídale a sus familiares o amigos que no lo visiten si están enfermos. Pídale a los visitantes que se laven sus manos. No lleve a su niño a lugares concurridos como el centro comercial o el cine. Pregúntele al médico del niño por cuánto tiempo debe seguir estas indicaciones.
  • Pregúntele al médico del niño si necesitará antibióticos antes de los procedimientos. Algunos procedimientos pueden provocar que la bacteria entre en la sangre de su niño. Esto podría incluir ciertos procedimientos dentales. Las bacterias pueden llegar al corazón de su hijo y dañarlo. Su hijo puede necesitar tomar antibióticos 6 meses antes de ciertos procedimientos para prevenir este problema de salud. Pídale más información al médico de su niño.
  • Pregunte al médico de su niño sobre la vacunas. Las vacunas ayudan a evitar una infección. El niño debe recibir la vacuna contra la gripe cada año.

Cuidado del niño:

  • Limite la actividad de su niño como se le indique. No deje que el niño levante nada pesado ni que practique deportes como fútbol americano o fútbol. Estas actividades podrían ejercer mucha presión en la incisión y ser un esfuerzo excesivo para el corazón de su hijo. Pregúntele al médico del niño qué actividades son seguras para el niño. También pregúntele cuándo puede regresar a sus actividades normales y a la escuela o guardería.
  • Pídale a su niño que tome líquidos como se le indique. Esto podría prevenir coágulos sanguíneos y ayudarle a sanar más rápidamente. Pregunte cuánto líquido debe tomar el niño a diario y qué líquidos le recomiendan. Si el niño todavía está lactando, pregunte cuánto debe tomar cada día. Es posible que usted deba alimentarlo en cantidades más pequeñas con mayor frecuencia hasta que el niño esté más fuerte.
  • Si su hijo es mayor, dele alimentos saludables para el corazón. Alimente a su niño con más frutas y verduras frescas. Limite los alimentos con alto contenido de sodio, como alimentos enlatados y procesados. Reemplace la mantequilla y la margarina con aceites saludables para el corazón como el aceite de oliva y el aceite de canola. Otros alimentos para el corazón saludables incluyen las nueces, panes integrales, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, y carnes magras. También el pescado, como el salmón y el atún son saludables para el corazón. Pregunte si su niño necesita seguir una dieta especial.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Será necesario que el niño esté bajo una atenta observación durante los 2 años siguientes. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide