Skip to Content

Reparación De Una Hernia Hiatal Por Vía Laparoscópica

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que necesita saber sobre la reparación de una hernia hiatal por vía laparoscópica:

La reparación laparoscópica de hernia es una cirugía para reparar una hernia hiatal.

Órganos abdominales

La preparación para la reparación de hernia hiatal por vía laparoscópica:

Su médico le explicará cómo debe prepararse para la cirugía. Le puede indicar que no consuma ningún alimento ni bebida después de la medianoche del día de la cirugía. Le dirá qué medicamentos puede tomar o no el día de la cirugía. Podrían administrarle un antibiótico por vía intravenosa para evitar que contraiga una infección bacteriana.

Qué sucederá durante la reparación de hernia hiatal por vía laparoscópica:

  • A usted le administrarán anestesia general para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. El cirujano realizará una pequeña incisión por encima de su ombligo. Luego insertará un laparoscopio por esta incisión. Un laparoscopio es un tubo largo de metal con una luz y una cámara en el extremo. El cirujano le insertará otros instrumentos por medio de otras 2 o 4 incisiones pequeñas que se realizan en diferentes lugares de su abdomen. Se usan herramientas para retirar el saco que contiene la hernia estomacal.
    Cirugía laparoscópica
  • Su estómago luego lo volverán a colocar en su posición normal. Es posible que le coloquen unos puntos de sutura o una malla para cerrar o para disminuir el tamaño de la abertura del hiato (un orificio en su diafragma). Su médico puede que envuelva una parte de su estómago alrededor del esófago. Luego su estómago se unirá a la pared abdominal con puntos de sutura. Las incisiones se cerrarán con puntos o tiras estériles médicas y se cubrirán con vendajes.

Lo que debo esperar después de la reparación de hernia hiatal por vía laparoscópica:

  • Es necesario que realice los ejercicios de respiración profunda después de su cirugía para disminuir su riesgo de presentar una infección pulmonar. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias. Estos ejercicios serán dolorosos debido a la presión que ejercen en las incisiones. A usted le mostrarán cómo sostener la almohada mientras hace los ejercicios de respiración para disminuir el dolor.
  • Es posible que necesite seguir una dieta blanda hasta por 4 semanas después de la cirugía.
  • No maneje por una semana después de su cirugía. No levante objetos pesados. Su médico le indicará cuando puede regresar a sus actividades cotidianas.

Los riesgos de la reparación de hernia hiatal por vía laparoscópica:

Es posible que el esófago, estómago o vasos sanguíneos o los nervios pueden lesionarse durante la cirugía. Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Los problemas pueden suceder durante la reparación laparoscópica que puede conllevar a una laparatomía (cirugía abierta). Aún después de que le realicen esta cirugía, existe una posibilidad de que pudiera tener otra hernia. Usted también puede tener dificultad para tragar y enfermedad del reflujo gastroesofágico. Se le puede formar un coágulo sanguíneo en la pierna o el brazo. Esto podría poner en peligro su vida.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Usted se siente mareada, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.
  • Usted expectora sangre.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • La sangre empapa el vendaje.
  • La incisión supura pus o huele mal.
  • Sus evacuaciones intestinales son de color negro, con sangre, o de apariencia alquitranada.
  • Su vómito parece como café molido o contiene sangre.
  • Le falta el aire o empieza a tener una respiración jadeante.

Llame a su médico o cirujano si:

  • Usted tiene fiebre de más de 101 °F (o 100 °F si usted es mayor de 65 años).
  • Usted desarrolla salpullido, urticaria o comezón en la piel.
  • Usted tiene náuseas o está vomitando.
  • Usted tiene una inflamación o dolor que no se mejora.
  • Usted tiene dificultad para tragar que no mejora.
  • Usted tiene síntomas de acidez estomacal.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Nutrición:

  • Coma alimentos blandos como se le indique. Es posible que necesite comer alimentos blandos durante hasta 4 semanas después de la cirugía. Los ejemplos de alimentos blandos incluyen puré de papa, pudín, natilla y batidos.
  • Evite las bebidas y alimentos que produzcan gases. Podría ser difícil para usted eructar para expulsar el aire en su estómago después de la cirugía. Evite alimentos altos en grasa y bebidas carbonadas como las gaseosas. Evite la goma de mascar y tomar líquidos con un pitillo. Debe comer y beber despacio, y masticar bien los alimentos.

Cuidado de la herida:

Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas. Lave cuidadosamente la herida con agua y jabón. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien. Si usted tiene tiras estériles cubriendo su herida, no se las quite. Se van a caer por sí solas. No tome un baño en una tina, una piscina o un jacuzzi hasta que su médico lo autorice.

Respiración profunda:

Respire profundo y tosa 10 veces cada hora. Esto ayudará disminuir el riesgo de contraer una infección pulmonar. Respire profundo y sostenga el aire lo más que pueda. Expulse todo el aire y luego tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias. Es posible que le proporcionen un espirómetro de incentivo para ayudarlo a respirar hondo. Coloque la boquilla plástica en la boca y respire lento y profundo, a continuación, exhale el aire y tosa. Repita estos pasos 10 veces por hora.

Como utilizar un espirómetro incentivo

Actividad:

No maneje por una semana después de su cirugía. No levante objetos pesados. Pregúntele a su médico cuándo puede regresar a sus actividades diarias.

Acuda a sus consultas de control con su cirujano o médico según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.