Skip to Content

Reducción Cerrada Y Fijación Interna De Una Fractura De Pierna En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una reducción cerrada y fijación interna de una fractura de pierna?

Una reducción cerrada y fijación interna de una fractura de pierna es una cirugía. El médico del niño coloca los huesos fracturados de la pierna, el tobillo o el pie del niño en la posición correcta. Es posible que pueda realizarlo sin hacer una incisión sobre la fractura. Se utilizan clavos y alambres para sujetar las partes del hueso en el lugar correcto. Pueden utilizarse varillas y clavos flexibles y no flexibles, y placas de metal.

¿Cómo preparo a mi niño para una reducción cerrada y fijación interna?

El médico de su niño le indicará cómo prepararlo para la cirugía. Le puede indicar que no permita que el niño ingiera ningún alimento ni bebida después de la medianoche anterior a la cirugía. El médico de su niño le indicará cuáles medicamentos el niño podría tomar y cuáles no el día de la cirugía.

¿Qué pasará durante la reducción cerrada y fijación interna?

  • El niño posiblemente reciba anestesia general para que permanezca dormido durante la cirugía. La anestesia también hará que el niño no sienta dolor durante la cirugía. Es posible que a su hijo le administren antibiótico a través de una vía intravenosa para disminuir el riesgo de que contraiga infecciones.
  • El médico del niño usará imágenes radiográficas para ayudarse a colocar los huesos en la posición correcta. Una vez que los huesos estén posicionados correctamente, se usarán clavos y alambres para sujetarlos en el lugar correcto. O bien, es posible que el médico del niño haga una incisión y coloque clavos o varillas flexibles. Posiblemente deba colocar placas de metal para sujetar los huesos en su lugar. La incisión se cerraría con puntadas. El médico colocará una férula o un yeso en la pierna o el pie del niño. Esto evitará el movimiento y ayudará a que los huesos sanen.

¿Qué sucederá después de una reducción cerrada y fijación interna?

Controlarán a su hijo hasta que despierte completamente. Es posible que le enseñen a su hijo cómo usar muletas. Cuando el hueso sane, es posible que el médico de su hijo quite los clavos, los alambres y los tornillos. Es posible que el niño necesite hacer terapia. La fisioterapia y la terapia ocupacional pueden ayudar a su hijo a ganar fuerza y a mantener toda la amplitud de movimiento en la pierna afectada. Su hijo deberá continuar yendo a terapia hasta que la fractura sane.

¿Cuáles son los riesgos de una reducción cerrada y fijación interna?

El niño podría contraer una infección o sangrar más de lo esperado. Probablemente, el hueso del niño no sane correctamente. Los dispositivos pueden causar irritación en la piel y los tejidos del niño. El niño podría necesitar otra cirugía. Los nervios, los músculos, los tendones y los vasos sanguíneos pueden sufrir daños durante una reducción cerrada y fijación interna. Es posible que el niño no recupere la amplitud total de movimiento de la pierna.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide