Skip to Content

Reducción Cerrada Y Fijación Interna De Una Fractura De Pierna En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Una reducción cerrada y fijación interna de una fractura de pierna es una cirugía. El médico del niño coloca los huesos fracturados de la pierna, el tobillo o el pie del niño en la posición correcta. Es posible que pueda realizarlo sin hacer una incisión sobre la fractura. Se utilizan clavos y alambres para sujetar las partes del hueso en el lugar correcto. Pueden utilizarse varillas y clavos flexibles y no flexibles, y placas de metal.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 si:

  • La pierna del niño está caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo presenta dolor extremo al mover la pierna.
  • Los dedos del pie de su hijo están pálidos o de color azul o gris.
  • Su hijo tiene dolor que no se alivia con los medicamentos.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene fiebre o escalofríos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Cuidado posterior a la cirugía:

  • Coloque hielo en la zona. El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Use una compresa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla y colóquela sobre el yeso o la férula del niño en la zona de la fractura. Deje el hielo durante 15 a 20 minutos cada hora o según lo indicado.
  • Eleve la pierna del niño como le indicaron. Levante la pierna de su hijo por encima del nivel del corazón con la mayor frecuencia posible. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Apoye la pierna de su hijo sobre almohadas o mantas para mantenerla elevada cómodamente.
  • No permita que el niño coloque nada en el yeso o la férula. Las perchas y otros artículos pueden atascarse en el yeso de su hijo. Estos artículos también pueden dañar la piel.
  • No deje que la férula o el yeso de su hijo se mojen. Coloque una bolsa de plástico sobre la férula o el yeso antes de que su hijo se bañe. Fije la bolsa con esparadrapo alrededor de la piel del niño para evitar que le entre agua.
  • Limite la actividad física del niño. No permita que su hijo ponga todo el peso de su cuerpo sobre la pierna lesionada. Haga que su hijo use muletas. Pregúntele al médico de su niño cuándo puede volver a poner todo el peso de su cuerpo sobre la pierna lesionada.
  • Dele al niño alimentos ricos en calcio y vitamina D. El calcio y la vitamina D ayudan a mantener huesos sanos. Algunos ejemplos de alimentos con alto contenido de calcio son col rizada, espinaca, salmón, jugo de naranja fortificado y cereales para el desayuno. El atún, la leche fortificada y el queso, las yemas de huevo y leche de soja son ejemplos de alimentos con vitamina D.
  • Lleve su niño a terapia según indicaciones dadas. Un fisioterapeuta puede enseñarle a su niño ejercicios que le ayudarán a mejorar el movimiento y fortalecimiento, con el fin de disminuir el dolor. Un terapeuta ocupacional le enseñará destrezas para ayudar con las actividades diarias. Haga que el niño realice los ejercicios con la frecuencia que le indiquen.

Programe una cita con el médico de su hijo como se le haya indicado:

Es posible que el niño deba realizarse radiografías con el fin de verificar cómo está sanando la fractura. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide