Skip to Content

Rafi De Una Fractura De Cadera En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la reducción abierta y fijación interna (RAFI) de una fractura de cadera?

  • Una RAFI de una fractura de cadera es una cirugía para reparar un hueso roto de la cadera del niño. La reducción abierta significa que los médicos mueven el hueso de regreso al lugar correcto con cirugía. Fijación interna significa que se usa equipo ortopédico (como varillas o clavos) para mantener los huesos quebrados unidos.
  • Una fractura de cadera es cuando se quiebra la parte superior del fémur o de la cavidad de la cadera. El fémur es el hueso largo en el muslo que se une a la articulación de la cadera. La parte superior del fémur tiene una área redonda que se llama cabeza del fémur. La cabeza del fémur encaja en la cavidad de la cadera en la pelvis.

¿Qué sucede durante la cirugía de RAFI del niño?

  • Al niño le administrarán un medicamento que se llama anestesia general para mantenerlo dormido durante la cirugía. Se realizará una incisión en la cadera del niño para que el médico pueda ver el hueso roto. Es posible que drenen la sangre que se acumula alrededor. Esto disminuirá la presión y ayudará a que la sangre fluya al hueso y al área alrededor de éste. La cabeza del fémur podría ser reconfigurada para ayudar a que el hueso encaje mejor en su lugar. Si la fractura se debe a una enfermedad, se podrían tomar muestras del hueso y mandarse al laboratorio para su análisis. Al hueso roto lo regresarán a su lugar.
  • Se colocará equipo ortopédico, como tornillos de metal, varillas o alfileres a través del hueso del niño. El equipo se coloca para mantener el hueso en el lugar correcto. Podrían tomarse radiografías durante la cirugía para revisar la colocación del equipo ortopédico.

¿Qué ocurre después de la cirugía de RAFI de mi niño?

  • Es posible que al niño le coloquen un yeso espica para la cadera. Este yeso rodea el estómago del niño y se extiende hasta la cadera y el muslo. En lugar de un yeso espica para la cadera, es posible que al niño solo le pongan un yeso en la pierna lesionada. El niño podría tener una varilla entre las piernas que se conecta al yeso. Esta varilla mantiene los huesos y la articulación en su lugar para que puedan sanar.
    Yeso tipo espica para cadera
  • Los médicos trabajarán con usted y con el niño para que los movimientos de las piernas aumenten con el tiempo. El niño podría tener el yeso hasta por 8 semanas, después de las cuales el podría comenzar a recibir fisioterapia. Pregúnteles a los médicos si el niño va a necesitar que le quiten el equipo y cuándo.

¿Cómo cuido al niño después de la cirugía de RAFI?

  • Actividad: Si el niño tiene un yeso en espiga, es posible que necesite utilizar una silla de ruedas. Si el niño tiene un yeso en una pierna, podría necesitar usar muletas. Es posible que el niño no pueda regresar a sus actividades habituales durante algunos meses después de la cirugía. Es posible que tenga que esperar hasta que el hueso sane por completo antes de practicar deportes. Pídale al médico que le explique las actividades que el niño puede realizar mientras sana la cadera. Pregunte cuándo él puede regresar a la escuela.
  • Cuidado del yeso: Pregunte a los médicos cómo ayudar al niño a bañarse y a usar el baño. Pídales mas información acerca de cómo cuidar el yeso del niño.
  • Analgésicos: Es posible que a su hijo le administren medicamentos para eliminar o calmar el dolor. No espere hasta que el dolor sea severo para darle su medicamento a su niño.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de RAFI?

  • Después de una RAFI, el niño podría contraer una infección. La fractura o la cirugía podrían dañar los nervios en la pierna. Después de la cirugía, la cadera del niño podría no sanar correctamente o se podría fracturar de nuevo. Es posible que los huesos no vuelvan a juntarse y que el niño necesite mas cirugías. Es posible que necesite una cirugía para reemplazar la cadera con partes artificiales. Dependiendo de qué parte de la cadera se rompió, los huesos del niño podrían no crecer correctamente. El niño podría desarrollar un coágulo de sangre en la pierna. Esto puede provocar dolor e inflamación y puede impedir que la sangre fluya a donde tiene que ir en el cuerpo. El coágulo de sangre podría desprenderse y transportarse a los pulmones del niño. Un coágulo de sangre en los pulmones puede causar dolor de pecho y dificultad par respirar. Este problema puede poner en peligro su vida.
  • Es posible que el flujo de sangre a la cabeza del fémur no sea buena y el hueso podría comenzar a morirse. Esta puede provocar dolor, inflamación, dificultad para mover la cadera y cambios en la forma del fémur. La cirugía podría ser necesaria para tratar esta condición. El equipo ortopédico que se coloca durante la RAFI podría moverse al área de la articulación, provocando problemas con el crecimiento óseo. Después de la RAFI, el ángulo de los huesos de la cadera del niño podría cambiar o la placa de crecimiento del fémur podría cerrarse antes de tiempo. Estos cambios podrían provocar que una de las piernas del niño sea mas corta que la otra y provocar problemas para caminar.
  • Sin cirugía, puede ser que el hueso fracturado no sane. Los huesos podrían no volver a juntarse correctamente. El niño podría tener daño en los nervios de la pierna o dolor a largo plazo. Es posible que las piernas del niño no crezcan parejas y él podría tener problemas de por vida para caminar y mover la cadera.

¿Dónde puedo obtener más información?

  • American Academy of Orthopaedic Surgeons
    6300 North River Road
    Rosemont , IL 60018-4262
    Phone: 1- 847 - 823-7186
    Web Address: http://www.aaos.org/

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • A su hijo le sale sangre o pus de la fractura o de la herida de la cirugía.

¿Cuándo debo buscar ayuda inmediata?

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • Su hijo tiene dolor de pecho o dificultad para respirar que empeora con el tiempo.
  • Su hijo tiene un yeso y los dedos del pie se inflaman, enfrían o entumecen. Los dedos del pie también podrían estar pálidos o azules.
  • Su hijoo tiene dolor que no desaparece con medicamentos o que empeora.
  • Su niño le dice que su pierna se siente mas sensible o adolorida. Podría sentirse caliente al tacto y verse inflamada y roja.
  • Su hijo se siente mareado, tiene falta de aliento o se desmaya.
  • Su hijo tose sangre, tiene dolor de pecho nuevo y repentino o tiene dolor cuando respira o tose.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide