Skip to main content

Rafi De Una Fractura De Cadera En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber acerca de una reducción abierta y fijación interna (RAFI) de una fractura de cadera?

Una RAFI de una fractura de cadera es una cirugía para reparar un hueso roto de la cadera del niño. La reducción abierta significa que se coloca el hueso nuevamente en el lugar correcto con cirugía. La fijación interna significa que el equipo ortopédico (como varillas o clavos) se usa para mantener los huesos quebrados unidos.

Dispositivo de fijación interna

¿Cómo preparo a mi niño para una reducción abierta y fijación interna?

  • El cirujano de su hijo le indicará cómo prepararse. Podría indicarle que no deje que su hijo coma o beba nada después de la medianoche anterior a la cirugía.
  • Informe al cirujano de su hijo sobre todos los medicamentos que su hijo esté tomando actualmente. Le dirá si su hijo necesita dejar de tomar algún medicamento para la cirugía y cuándo debe hacerlo. Le indicará cuáles medicamentos darle a su hijo el día de la cirugía.
  • Dígale al médico de su niño si su niño tiene alergias. Infórmele si su hijo ha tenido una reacción alérgica a la anestesia, los antibióticos o al medio de contraste.
  • El niño podría necesitar exámenes de sangre, una radiografía, una gammagrafía ósea, una tomografía computarizada, una imagen por resonancia magnética o un ultrasonido antes de la cirugía. Estos exámenes podrían mostrar qué tipo de fractura tiene el niño para que los médicos puedan planear mejor su cuidado. No permita que su hijo entre a la sala de la resonancia magnética con ningún objeto de metal. El metal puede causar lesiones serias. Informe al médico si su hijo tiene cualquier metal en o sobre su cuerpo.

¿Qué sucederá durante la reducción abierta y fijación interna de mi hijo?

  • El niño recibirá anestesia general para que permanezca dormido durante la cirugía. Se realizará una incisión sobre la cadera del niño. Es posible que drenen la sangre que se acumula alrededor. Esto disminuirá la presión y ayudará a que la sangre fluya al hueso y al área alrededor de éste.
  • La cabeza del fémur podría ser reconfigurada para ayudar a que el hueso encaje mejor en su lugar. Si la fractura se debe a una enfermedad, se podrían tomar muestras del hueso para enviarlas a analizar. El hueso roto se vuelve a colocar en su lugar y se fija en su lugar con equipo ortopédico.

¿Qué sucederá después de la reducción abierta y fijación interna de mi hijo?

  • Podrían darle medicamentos para el dolor. No espere hasta que el dolor de su niño esté muy fuerte para solicitar más medicamento.
  • Es posible que al niño le coloquen un yeso espica para la cadera. Este yeso rodea el estómago del niño y se extiende hasta la cadera y el muslo. En lugar de un yeso espica para la cadera, es posible que al niño solo le pongan un yeso en la pierna lesionada. El niño podría tener una varilla entre las piernas que se conecta al yeso. Esta varilla mantiene los huesos y la articulación en su lugar para que puedan sanar.
    Yeso tipo espica para cadera
  • Los médicos trabajarán con usted y con el niño para que los movimientos de las piernas aumenten con el tiempo. Es posible que su hijo deba usar el yeso por hasta 8 semanas. Luego, puede comenzar la fisioterapia. Pregúnteles a los médicos si el niño va a necesitar que le quiten el equipo ortopédico y cuándo.

¿Cuáles son los riegos de una reducción abierta y fijación interna de cadera?

  • La cirugía puede dañar los nervios de la pierna de su hijo. La cadera puede no sanar correctamente o puede fracturarse de nuevo. Es posible que los huesos de su hijo no vuelvan a juntarse y que necesite más cirugías. Es posible que necesite una cirugía para reemplazar la cadera con partes artificiales. Dependiendo de qué parte de la cadera se rompió, los huesos del niño podrían no crecer correctamente. Su hijo podría tener un coágulo sanguíneo potencialmente mortal.
  • Es posible que el flujo de sangre a la cabeza del fémur no sea bueno y el hueso podría comenzar a morirse. Esta puede provocar dolor, inflamación, dificultad para mover la cadera y cambios en la forma del fémur. La cirugía podría ser necesaria para tratar esta condición. El equipo ortopédico que se coloca durante la RAFI podría moverse al área de la articulación, provocando problemas con el crecimiento óseo. Después de la reducción abierta y fijación interna, el ángulo de los huesos de la cadera del niño podría cambiar o la placa de crecimiento del fémur podría cerrarse antes de tiempo. Estos cambios podrían provocar que una de las piernas del niño sea más corta que la otra y provocar problemas para caminar.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.