Skip to Content

Quiste Del Conducto Tirogloso

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es un quiste del conducto tirogloso?

El conducto tirogloso se forma durante el desarrollo de la tiroides de su hijo antes de que nazca. En la mayoría de los niños, el conducto tirogloso desaparece alrededor de las 10 semanas de gestación. En algunos niños, el conducto no desaparece y se puede formar un quiste en cualquier parte del conducto. Un quiste es un saco lleno de líquido. Un quiste en el conducto tirogloso puede aparecer como un pequeño bulto en la mitad del cuello de su hijo.

¿Qué necesito saber sobre un quiste del conducto tirogloso?

Por lo general, el quiste no causa dolor ni molestias. Usted puede notar que el quiste de su hijo se está agrandando después de una infección respiratoria superior. Si el quiste se infecta, podría presentar cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre o escalofríos
  • Sensibilidad
  • Enrojecimiento
  • Dificultad para tragar
  • Ronquera
  • Ruidos respiratorios agudos

¿Cómo diagnosticará el médico de mi hijo un quiste del conducto tirogloso?

Es posible que necesiten hacerle análisis de sangre a su niño, incluyendo una prueba tiroidea. Es posible que necesite un ultrasonido para identificar el quiste. Posteriormente, una tomografía computarizada del cuello ayudará a los médicos a conocer el tamaño y la ubicación exacta del quiste.

¿Cómo se trata un quiste del conducto tirogloso?

Se administran antibióticos para tratar una infección bacteriana. El médico de su niño podría derivarlo a un especialista. El especialista hablará sobre la extirpación del quiste y el conducto después de que la infección haya desaparecido. Puede decirle que puede infectarse de nuevo si no se extirpa el quiste.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Su hijo tiene dificultad para respirar.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi hijo?

  • Su hijo vuelve a tener síntomas de infección.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su bebé. Informarse acerca del estado de salud del bebé y la forma como puede tratarse. Discuta las opciones de tratamiento con el médico de su bebé para decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.