Skip to Content

Queratosis Actínica

CUIDADO AMBULATORIO:

Queratosis actínica (AK)

, también llamada queratosis solar, es un tipo de enfermedad precancerosa de la piel. Precancerosa significa que tiene el potencial de desarrollarse y convertirse en cáncer. La queratosis actínica provoca la formación de una masa seca, escamosa o áspera en la piel. La queratosis actínica se encuentra más a menudo en personas de piel blanca y rubias. La AK es causada por exposición al sol.

Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

La queratosis actínica podría ocurrir en forma de una pequeña masa o en forma de muchas masas de distinto tamaño. La mayoría de estas masas se encuentran en la cabeza, cuello, o brazos: Usted puede tener lesiones secas, escamosas o ásperas en la piel. Las masas podrían ser rosadas, rojas, cafés, o del mismo color que su piel. Las masas podrían ponerse duras, crujientes, y tipo verruga. Usted podría sentir picazón o dolor donde se presentan las llagas. Además podrían sangrar al tocarlas.

Comuníquese con su médico si:

  • La piel le pica o siente como si le quemara cuando le aplica sus medicamentos.
  • Usted tiene nuevos síntomas o sus síntomas empeoran.
  • Tiene pus o sangre saliéndole de las úlceras.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Tratamiento de la AK:

Puede usarse crioterapia para congelar protuberancias o manchas con nitrógeno líquido. También pueden usarse medicamentos en la piel para tratar la AK. Tómelos tal como le indiquen. Tal vez necesite otros procedimientos. Es probable que su médico le corte, raspe, congele, o queme una sección de su piel para removerle la queratosis actínica. Su médico podría recomendarle que se realice una exfoliación de la piel, una dermoabrasión, o terapia con láser para tratar su queratosis actínica.

Proteja su piel:

  • Revise su piel una vez al mes para ver si tiene protuberancias nuevas. Sepa como se ven sus lunares regulares. Vigile de cerca por cualquier cambio que aparezca.
  • Proteja su piel:
    • No use camas para broncearse porque éstas usan rayos ultravioleta y pueden dañar su piel tanto como el sol.
    • Use un protector solar que tenga un FPS (factor de protección solar) de 30 o mayor. El protector debe tener protección UVA y UVB. Siga las instrucciones en la etiqueta del producto cuando utilice bloqueador solar. Póngase más protector si usted está en el sol por más de una hora. Vuélvase a aplicar el protector a menudo si usted nada o suda.
    • No se exponga a la luz solar entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. El sol es más fuerte y más dañino para la piel entre esas horas.
    • Protéjase los labios usando un protector o ungüento labial con factor de protección solar.
    • Use camisas y pantalones de manga larga para proteger sus brazos y piernas cuando esté afuera al sol. Lleve un sombrero de ala ancha para proteger su cara y cuello.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide