Skip to Content

Quemaduras Eléctricas En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Las quemaduras eléctricas

son lesiones causadas por una corriente eléctrica. La corriente eléctrica pasa a través del cuerpo de su niño y daña los tejidos u órganos. Una corriente eléctrica puede también brincar de una fuente de electricidad al cuerpo de su niño y quemarlo.

Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

Los signos y síntomas de su niño dependerán de en dónde y cuán seriamente fue quemado. Su hijo podría tener cualquiera de los siguientes:

  • Quemaduras u otras lesiones en su piel
  • Ritmo cardíaco acelerado o anormal
  • Debilidad, rigidez o dolor muscular
  • Orina color rojo o negro rojizo
  • Problemas de movimiento o mantener su equilibrio
  • Dolor de cabeza, mareos o problemas con la memoria
  • Problemas para pensar o mantenerse despierto
  • Convulsiones
  • Dificultad para respirar
  • Inflamación, sangrado o daño en la boca

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Su hijo tiene dificultad para respirar
  • Su hijo sufre una convulsión.
  • Su niño repentinamente tiene dificultad para ver u oír.

Busque atención inmediata si:

  • Su hijo tiene orina rojiza o rojiza-negra.
  • Su hijo tiene el latido del corazón acelerado.
  • Su hijo tiene problemas para caminar o mantener su equilibrio.

Llame al médico de su hijo si:

  • Su hijo está mareado o débil.
  • Su hijo tiene entumecimiento en las articulaciones o dolor muscular.
  • Su hijo se confunde o tiene pérdida de la memoria.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

El tratamiento para la quemadura eléctrica de su hijo

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Medicamentos:
    • Los ungüentos podrían colocarse en el área de la quemadura de su hijo o como parte de su vendaje. Estos medicamentos previenen infección y ayuda al cuerpo de su niño a sanar.
    • Acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté tomando su hijo para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
    • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoagulante, siempre pregunte si los AINE son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
    • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
    • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.
  • Procedimientos:
    • El desbridamiento se utiliza para eliminar el tejido dañado del cuerpo de su hijo. Esto ayuda a prevenir infecciones, disminuir la inflamación y mejorar la cicatrización.
    • Un injerto o colgajo de piel es cuando la piel perdida se reemplaza con piel sana de otra parte del cuerpo de su hijo. Los injertos pueden ayudar a cerrar las heridas de su niño, prevenir infección, y disminuir las cicatrices. Se realiza la cirugía de colgajo de piel para fijar una lesión grande que no es posible de cubrir con un injerto de piel.
    • La escarotomía se usa para aliviar la presión causada por la hinchazón y mejora el flujo sanguíneo para la cicatrización. Se hace una incisión en el tejido muerto y dentro de la capa de grasa que se encuentra abajo.
    • Una fasciotomía se usa para liberar la presión causada por los músculos inflamados a causa de la quemadura. Es posible que su hijo tenga menos probabilidad de sufrir daño adicional a sus nervios, tejidos u órganos.

Controlar la quemadura eléctrica de su hijo:

  • Utilice vendajes tal como le hayan indicado. Los vendajes cubrirán el área de la quemadura de su hijo para mantenerla húmeda y limpia. Pregunte qué tan seguido usted debería de cambiar el vendaje de su hijo. Usted puede limpiar la quemadura de su hijo con agua y jabón.
  • Use prendas de compresión, si se lo indican. Las prendas de ropa de presión ayudan a evitar que se formen cicatrices gruesas. Su niño puede necesitar usar una prenda de ropa la mayor parte del día. Prendas de ropa de presión están hechas a la medida para que sean ajustadas a su niño. Pida más información acerca de las prendas de compresión.
  • Lleve a su niño a terapia física. La terapia física ayudará a prevenir la rigidez y la pérdida de músculo, y a disminuir el dolor.
  • Masajee el área de la quemadura de su hijo después de que cicatrice. El masaje también puede ayudar a prevenir la formación de cicatrices gruesas.

Prevenir una quemadura eléctrica:

  • Tape las tomas de corriente no utilizadas con una cubierta de seguridad. Utilice cordones de seguridad, tal como cortacircuitos o interruptores de falla. Cubra o repare cualquier cable expuesto. Reemplace cuerdas eléctricas que están dañadas. Nunca permita que su niño toque cables.
  • Supervise a su hijo cuando esté jugando con juguetes eléctricos. Apague y desenchufe los aparatos o juguetes eléctricos cuando no están en uso. No utilice máquinas eléctricas cerca de agua. Mantenga máquinas eléctricas fuera del alcance de su niño.

Medidas de seguridad para enseñarle a su niño:

  • Nunca toque lo siguiente:
    • Una toma de corriente eléctrica
    • Una máquina eléctrica
    • Nunca toque un calentador de agua o un radiador (calentador de habitación)
    • Nunca toque cualquier cosa que utiliza electricidad, incluyendo computadoras, teléfonos y radios, durante una tormenta

Acuda a las consultas de control con el médico o especialista en quemaduras de su hijo según le indicaron:

Su niño puede necesitar regresar a que se le revise la herida y se le cambie el vendaje. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Quemaduras Eléctricas En Niños (Ambulatory Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.