Skip to Content

Prueba De Osmolalidad

CUIDADO AMBULATORIO:

Una prueba de osmolalidad

mide los electrolitos, el azúcar y los productos de desecho presentes en la sangre, la orina o las evacuaciones intestinales. Algunos ejemplos de electrolitos son el sodio, el potasio y el cloro. Un ejemplo de un producto de desecho es la urea.

Por qué necesita esta prueba:

Es posible que necesite una prueba de osmolalidad por cualquiera de las siguientes razones:

  • Síntomas de niveles bajos de sodio, tales como confusión, sed extrema, dolor de cabeza, náuseas y convulsiones
  • Una cantidad de orina mayor o menor de la habitual
  • Actualmente toma medicamentos para disminuir la cantidad de agua o la inflamación de su cuerpo
  • Comió o bebió algo venenoso o tóxico
  • Diarrea crónica

Cómo prepararse para el examen:

Su médico le indicará cómo prepararse para esta prueba. Él médico podría indicarle que no coma ni beba nada 6 horas antes de la prueba. También puede decirle que no tome ciertos medicamentos el día de la prueba.

Los resultados de la prueba:

Los resultados de una prueba de osmolalidad informan al médico qué tan bien su cuerpo equilibra el agua con los electrolitos, el azúcar y los productos de desecho. Los resultados de una prueba de osmolalidad pueden ayudar a los médicos a lo siguiente:

  • Diagnosticar las condiciones que afectan los niveles hormonales
  • Diagnosticar problemas relacionados con el cerebro o los riñones
  • Decidir si los medicamentos están funcionando correctamente

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Medical Disclaimer

Hide