Skip to Content

Prolapso Rectal En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Un prolapso rectal es una condición que provoca que parte del recto de su niño salga a través de su ano. El recto es la parte final del intestino de su niño. Un prolapso podría suceder durante una evacuación intestinal de su niño. Un prolapso también podría suceder cuando su niño tenga de 1 a 5 años, cuando comience a pararse o cuando esté entrenando para ir al baño. La causa del prolapso rectal de su niño podría ser desconocida.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Apoyo emocional:

Permanezca con su niño para confortarlo y apoyarlo tan frecuente como le se posible mientras esta en el hospital. Solicite que algún otro miembro de familia o persona cercana a su niño se quede con él cuando usted no pueda. Lleve al hospital objetos de su casa que usted sabe que ayudarán a consolar a su bebé, como una cobija o juguete favorito.

Monitoreo:

  • Signos vitales dan información a los médicos sobre la salud de su niño. Los médicos revisarán la presión arterial, ritmo cardíaco, frecuencia respiratoria y temperatura de su niño.
  • Un oxímetro de pulso mide el porcentaje de oxígeno en la sangre de su niño. Proporciona la medida más cercana sin tener que extraer sangre. Un oxímetro de pulso puede usarse continuamente o periódicamente.
  • La ingesta y la eliminación se podrían medir. Los médicos llevarán un registro de la cantidad de líquido que su niño está recibiendo. Es posible que también necesiten determinar la cantidad que su niño orina. Pregunte a los médicos si usted necesita medir o recolectar su orina. Si su niño usa pañales, es probable que un médico tenga que pesarlos. No tire los pañales o tire la orina por el inodoro antes de preguntarle a un médico.

Medicamentos:

  • Antibióticos ayudan a tratar una infección bacteriana.
  • Antiparasitarios ayudan a tratar o evitar una infección por parásitos.
  • Los analgésicos podrían ser administrados. No espere hasta que el dolor sea intenso antes de pedir medicamento para su niño.

Exámenes:

  • Los análisis de sangre: podrían mostrar infección, examinar la función de los riñones o proporcionar información acerca de la salud en general de su niño.
  • Una radiografía, un ultrasonido o una tomografía computarizada podrían mostrar problemas con el recto. Es posible que a su niño le administren un medio de contraste para ayudar a que los intestinos se vean mejor en las imágenes. Es posible que el médico administre un medio de contraste a través del ano de su niño. Informe al médico si su niño alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste.
  • Una colonoscopia es un procedimiento para buscar problemas en el recto u otros lugares del intestino. Antes del procedimiento, podrían darle medicamento a su niño para ayudarlo a relajarse. El médico de su niño usará un endoscopio para buscar por dentro de su intestino pólipos o crecimientos de tejido. La sonda es un tubo flexible con una luz pequeña y una cámara en la punta. El médico de su niño podría tomar muestras de tejido.

Reducción manual de un prolapso rectal:

El médico de su niño podría colocar el recto de su niño de regreso adentro de su ano. El podría darle medicamento para relajarlo antes del procedimiento. Podría pedirle a su niño que se acueste boca arriba con las rodillas dobladas. El médico podría aplicar cuidadosamente presión firme y estable en el recto de su niño y empujarlo hacia adentro de su ano. Es posible que necesite mantener la presión por varios minutos. Podría colocarle una gasa y cinta adhesiva sobre los glúteos para evitar que un prolapso rectal suceda de nuevo. El médico de su niño le indicará cuándo puede remover la gasa.

Tratamiento:

  • Inyecciones podrían evitar que el recto de su niño se mueva a través de su ano. Es posible que a él le apliquen una o más inyecciones de medicamento para entumecer. Se introducirá una aguja en su recto y le administrarán medicamento. Es posible que su niño sienta molestia o incomodidad conforme la aguja entra en su recto.
  • Cirugía podría usarse si otros tratamientos no funcionan. La cirugía puede ayudar a posicionar el recto de su niño para que no se salga a través de su ano. La cirugía podría incluir colocar puntos de sutura o una malla para sostener el recto en su lugar, o remover parte del recto que prolapsó.

RIESGOS:

Un prolapso rectal podría detener el flujo de sangre al recto del niño. Es posible que su niño necesite someterse a una cirugía de emergencia para arreglar el prolapso. Un prolapso rectal podría ocurrir de nuevo incluso después del tratamiento.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide