Skip to Content

Polipectomía Nasal

CUIDADO AMBULATORIO:

¿Qué necesito saber sobre una polipectomía nasal?

Una polipectomía nasal se hace para extirpar pólipos de su cavidad nasal o senos paranasales.

¿Cómo me preparo para una polipectomía nasal?

Su médico le explicará cómo debe prepararse para la cirugía. Puede indicarle que no consuma ningún alimento ni bebida después de la medianoche del día anterior a su cirugía. Es posible que deba suspender los anticoagulantes, la aspirina o los analgésicos antiinflamatorios no esteroides hasta 4 semanas antes de la cirugía. Le dirá qué medicamentos puede tomar el día de la cirugía. Usted necesitará que alguien lo lleve a casa después de su cirugía.

¿Qué sucederá durante la cirugía?

A usted le darán medicamentos para mantenerlo relajado o dormido y libre de dolor durante la cirugía. Su médico colocará un endoscopio por su cavidad nasal por la nariz y senos paranasales. El endoscopio es un tubo delgado con una lupa, luz y cámara al final. El médico usará instrumentos pequeños para extirpar los pólipos de su cavidad nasal. Es probable que también extirpe el tejido inflamado en sus senos paranasales que puede estar bloqueando sus vías respiratorias. Su médico podría colocar material de relleno en su nariz para ayudar a parar el sangrado y la secreción.

¿Cuáles son los riesgos de una polipectomía nasal?

Usted podría sangrar más de lo esperado. Usted tendrá inflamación en su cavidad nasal que a la vez puede aumentar su riesgo de infección nasal. Es probable que usted presente goteo de líquido cefalorraquídeo desde la parte superior de la nariz. Es probable que usted tenga cambios en su visión. Sus pólipos pueden volver a formarse. Si a usted se le continúan formando pólipos nasales, es probable que requiera de cirugía abierta de sus senos paranasales.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su nariz continúa sangrando, aún después de haber seguido las medidas de cuidado personal.
  • Usted tiene secreción constante de un líquido acuoso claro que sale de su nariz.
  • Usted tiene un fuerte dolor de cabeza o rigidez en el cuello.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted presenta cambios en su visión.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Medicamentos para prevenir una infección después de la cirugía.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su médico si usted piensa que el medicamento no está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidado de la herida:

Cambie la almohadilla de goteo que está debajo de su nariz cuando sea necesario. Anote la cantidad y color de la secreción. Su médico le indicará cómo usar la solución nasal salina y otros sistemas de irrigación para la nariz. Estos le ayudarán a aliviar las molestias después de la cirugía y también limpiarán su cavidad nasal y senos paranasales.

Cuidados personales:

  • Límpiese la nariz con un pañuelo desechable. No se suene la nariz durante 2 semanas. Puede hacer sangrar la nariz si lo hace. La congestión y secreción nasal son normales después de la cirugía.
  • Aplique hielo a su nariz 15 a 20 minutos cada hora o según indicaciones. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cubra con una toalla, luego póngasela sobre su nariz. Esto ayudará a disminuir la inflamación, prevendrá el sangrado y ayudará con el dolor.
  • Apriétese la nariz por 10 a 15 minutos si su nariz sangra. Es probable que su médico le diga que use un aerosol para la congestión nasal para detener el sangrado. Si el sangrado continúa, comuníquese con su médico. No trague sangre.
  • Eleve la cabeza sobre 2 o 3 almohadas mientras duerme. Esto le ayudará a respirar mejor y disminuirá la inflamación para así ayudar con la secreción.
  • Evite actividades fuertes y alzar cosas por 2 semanas. No se esfuerce cuando vaya al baño para tener una deposición. La presión de estas actividades puede llegar a causar que su nariz sangre.
  • Evite las multitudes y el humo. Es probable que causen enfermedades e irritación a su nariz.
  • No tome analgésicos antiinflamatorios no esteroides (AINEs). Estos medicamentos pueden llegar a causarle más sangrado de nariz después de su cirugía. Pregúntele a su médico qué puede tomar para el dolor.

Prevenga la formación de pólipos nuevos:

  • Identifique y evite los factores que le provocan el asma y la alergia. Tome medicamento tan pronto tenga cualquier señal de un ataque de asma o reacción alérgica.
  • Lávese las manos frecuentemente. Esto le ayudará a prevenir el contagio de gérmenes y alérgenos.
  • No use gotas nasales o atomizadores con demasiada frecuencia. Lea la etiqueta y úselos solamente como se le indique.

Acuda en 1 a 2 días a una cita con su médico según las indicaciones:

Si a usted le pusieron un empaque nasal, seguramente se lo quitarán dentro de 1 o 2 días después de la cirugía. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide